Ver ediciones digitales
Compartir

Vida y sociedad

Suecia y la Inmunidad Colectiva

Por: El Financiero 11 May 2020

La estrategia sueca para manejar el coronavirus parece estar dando resultados Suecia está bajo la mirada del mundo porque en la crisis del coronavirus ha […]


Suecia y la Inmunidad Colectiva

La estrategia sueca para manejar el coronavirus parece estar dando resultados

Suecia está bajo la mirada del mundo porque en la crisis del coronavirus ha elegido el camino menos transitado: “No ha cerrado su economía y, en su lugar, ha confiado en medidas de distanciamiento social voluntario y restricciones moderadas. Al hacer esto, se puso en el centro de una ardua controversia”, indica Marco Annunziata, ex-economista jefe de General Electric.

Suecia instó a los ciudadanos a seguir las pautas básicas de distanciamiento social e higiene, especialmente a los adultos mayores. Recomendó el trabajo desde casa en casos donde se pudiese y que los colegios y universidades adoptasen el aprendizaje en línea. Reforzó la capacidad de su sistema de atención médica, estableciendo centros de atención de emergencia en todo el país.

Mientras, mantuvo abiertos restaurantes, bares, gimnasios y tiendas, evitando la aglomeración, y mantuvo abiertas sus fronteras.

“¿Es la estrategia de Suecia totalmente diferente? Sí, en ciertos aspectos muy importantes”, argumenta el economista en un artículo de su página web en el que expone que el objetivo sigue siendo “aplanar la curva”, frenar la propagación del contagio para evitar que el sistema de salud colapse, como señala Anders Tegnell, epidemiólogo de la Agencia de Salud Pública que guió la estrategia de respuesta sueca.

Los expertos suecos no creen que exista alguna evidencia científica que indique que aislar las ciudades y las fronteras ayude.

Los epidemiólogos y los responsables de la formulación de políticas de Suecia han prestado suma atención a los costos humanos y sociales de las medidas de aislamiento. Tegnell señala que “es fundamental para la salud psiquiátrica y física que la generación más joven se mantenga activa” y que las escuelas permanezcan abiertas.

Suecia apunta a la “inmunidad colectiva”

“La Inmunidad Colectiva se ha convertido en otra palabrota. Menciónala y la gente te considerará un asesino. La ironía es que los epidemiólogos están de acuerdo en que la inmunidad colectiva es el único final viable. El desacuerdo está en cómo alcanzarla”, dice el economista.

La inmunidad colectiva se obtiene cuando una parte significativa de la población se ha vuelto inmune al virus, de modo que el contagio se ralentiza y finalmente se extingue. Se puede alcanzar la inmunidad colectiva de dos maneras: con una vacuna o haciendo que suficientes personas se expongan al virus y desarrollen una respuesta inmune, explica Annunziata.

La mayoría de los expertos concuerdan en que desarrollar y producir una vacuna tomará al menos 18 meses. La elección crucial, por lo tanto, radica en sopesar los costos de permitir que la mayoría de las personas se expongan al virus contra los costos de mantener el país aislado hasta por 18 meses.

Muchos países occidentales decidieron, desde el principio, que los costos de permitir que el virus se propague serían abrumadores. Modelos como el del Imperial College London y el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington predijeron más de 2 millones de muertes en los Estados Unidos y medio millón en el Reino Unido. “Estas aterradoras proyecciones recibieron una amplia cobertura de los medios de comunicación. A diferencia de esto, hubo poca discusión pública sobre lo que sería el costo económico y sanitario de un largo cierre”, dice Annunziata.

Los principales epidemiólogos suecos llegaron a una conclusión diferente: que el virus es menos peligroso de lo que suponen los modelos y que un cierre prolongado sería insostenible. El Dr. Johan Giesecke, asesor de la OMS y ex epidemiólogo estatal de Suecia, considera que las proyecciones del modelo del Imperial College eran poco fiables y excesivamente pesimistas y que, en una democracia, un cierre no puede prolongarse durante el tiempo que se necesita para el desarrollo de una vacuna.

Por lo tanto, Suecia decidió que la mejor estrategia es permitir que la población se exponga gradualmente y desarrolle la inmunidad, pero con dos precauciones: 1) buscar el aislamiento y la protección de los adultos mayores; 2) implementar un distanciamiento social moderado para evitar que los hospitales se vean desbordados.

¿Cómo funciona la estrategia de Suecia en comparación con otros países?

La estrategia de Suecia ha sido objeto de enormes críticas. Hans Bergstrom, profesor de ciencias políticas y ex editor de prensa, sostiene que la respuesta de Suecia ha sido errónea y ha hecho que el país sufra “una de las tasas de mortalidad de COVID-19 más altas del mundo”.

¿Está la COVID-19 matando a más gente en Suecia? El artículo de Bergstrom muestra una tabla con los decesos por millón de personas, indicando que Suecia tiene una tasa de mortalidad mucho más alta que Dinamarca, Noruega, Finlandia y Alemania. Bastante justo. Pero aquí vemos un gráfico que incluye algunos otros países y la tasa de mortalidad de Suecia es mucho más baja que la de Bélgica, España, Italia, Francia, el Reino Unido y los Países Bajos—países que cerraron sus economías.

Muertes por millón de personas a causa de la COVID-19 (17 de abril)

Países: Bélgica / España / Italia / Francia / Reino Unido / Holanda (Países Bajos) / Suecia / Suiza / Estados Unidos / Dinamarca / Alemania / Austria / Noruega / Finlandia / Australia / Japón

Muertes por millón de personas a causa de la COVID-19 (24 de abril)

Países: Bélgica / España / Italia / Francia / Reino Unido / Holanda (Países Bajos) / Suecia / Suiza / Estados Unidos / Dinamarca / Alemania / Austria / Noruega / Finlandia / Australia / Japón

Casos confirmados de COVID-19 por millón de personas (24 de abril)

Países: España / Bélgica / Suiza / Italia / Estados Unidos / Portugal / Holanda (Países Bajos) / Reino Unido / Francia / Alemania / Austria / Suecia / Dinamarca / Noruega / Canadá / Finlandia / Brasil / Japón

Pruebas totales de COVID-19 por cada mil personas

Países: Noruega / Italia / Suiza / Alemania / Austria / Portugal / Dinamarca / España / Canadá / Bélgica / Estados Unidos / Finlandia / Holanda (Países Bajos) / Suecia / Francia / Reino Unido / Japón

Ahora bien, sobre el número de casos confirmados, es importante recordar que depende de cuántas pruebas se realicen. Suecia ha hecho pruebas a una fracción más pequeña de su población que muchos de sus pares – aunque está a la par de Francia y más que el Reino Unido. También es relevante recordar que Suecia tiene como objetivo explícito la inmunidad colectiva, por lo que una mayor incidencia de casos estaría de hecho en línea con su estrategia, siempre que la mortalidad se mantenga contenida.

Muertes diarias a causa de la COVID-19,
promedio variable de 7 días

Promedio de 7 días
Fechas: 19 de febrero / 29 de febrero
10 de marzo / 20 de marzo / 30 de marzo
9 de abril/ 19 de abril

¿Qué ocurre con la tendencia
de mortalidad?

El siguiente gráfico muestra el promedio variable de 7 días de muertes diarias a causa de la COVID-19. Suecia está resaltada en naranja. En este gráfico de registros, si algo está subiendo haciendo una especie de línea recta significa que está aumentando exponencialmente. El promedio de Suecia ha tendido al alza entre el 15 y el 22 de abril, bajando al cabo de dos días, mientras que Francia y el Reino Unido se han aplanado, e Italia y España han disminuido. Esto debe ser observado, aunque basado en los últimos datos, no parece que la situación de Suecia esté empeorando rápidamente.

En medio de este contexto, no ha habido escasez de equipo médico y los servicios de las tiendas de emergencia no se han utilizado.

¿Qué deberíamos aprender de Suecia?

Suecia ha tratado de frenar el contagio y permitir que la población desarrolle la inmunidad sin paralizar la economía ni restringir drásticamente las libertades individuales. Si esto tiene éxito, los ciudadanos de Estados Unidos, Italia, el Reino Unido y otros países se preguntarán: ¿por qué no hicimos lo mismo? Si Suecia tiene éxito, demostrará que imponer un distanciamiento social extremo y bloquear la economía no era la única manera de hacerlo—que una estrategia menos extrema y más específica era una mejor alternativa.

“En mi opinión, esa es la razón por la que tanta gente no quiere que Suecia tenga éxito y explica las duras e implacables críticas que recibe. Al apuntar a la inmunidad colectiva, Suecia se ha negado a seguir los pasos del rebaño”, reflexiona Annunziata, quien dice que debemos ver la experiencia de Suecia de una manera muy diferente.

“Esta podría ofrecernos una guía sobre cómo reiniciar de manera segura la actividad económica y la vida casi normal y, además, la tranquilidad de que el virus no es tan peligroso como los modelos nos han estado indicando”, concluye Annunziata.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?