Ver ediciones digitales
Compartir

Vida y sociedad

La talla M: el nuevo arquetipo

Por: Financiero 01 Jun 2020

El “body positive”, la filosofía de la aceptación, ha llegado para quedarse Redacción El Financiero (con información de EFE) El “body positive”, filosofía ligada a […]


La talla M: el nuevo arquetipo

El “body positive”, la filosofía de la aceptación, ha llegado para quedarse

Redacción El Financiero (con información de EFE)

El “body positive”, filosofía ligada a la aceptación y la reivindicación de la diversidad de cuerpos y tallas, consolida su lugar en la moda de las llamadas “in between” o modelos de talla nueva. Y es que la moda abrió las puertas a las modelos de talla mediana.

Las modelos cuyos físicos se corresponden con tallas consideradas normativas en la industria, en un espectro que va de la 38 a la 42, cobran protagonismo en desfiles, catálogos y campañas.

Las modelos “in between” o, literalmente, de talla media, representan al porcentaje de tallas más extenso y habían sido, hasta hace relativamente poco tiempo, olvidadas en el espectro de representación en el que las modelos de pasarela llegaban hasta la talla 36 y las “plus size” que partían de la 42.

En un cambio de relato que busca reflejar todas las posibilidades, las modelos de talla media cobran ahora protagonismo.

El nombre del momento entre firmas y agentes de moda es el de Jill Kortleve, portada de Vogue Abril, protagonista de la última campaña de H&M y modelo sobre los últimos desfiles de Chanel, Valentino o Alexander Mcqueen. Con 1.75 metros de estatura y 107 centímetros de cadera, la holandesa demuestra que las medidas perfectas son todas.

“Durante estos años hemos visto modelos ‘red’ (modelos pelirrojas), ‘grey’ (aquellas de pelo canoso) y diferentes grupos que han ido surgiendo a raíz de un deseo del público por verse identificado en grupos”, explica a EFE Kristen Wicce, fotógrafa de moda y representante de modelos.

Según Wicce, este nuevo arquetipo de modelo “siempre ha existido y seguirá existiendo”, aunque sus embajadoras han sido encasilladas hasta el momento en trabajos como “catálogos comerciales y publicidad”. La especialista resalta que la industria de la moda va más allá de una pasarela, que es simplemente “una propuesta de tendencias” mostradas por diferentes prototipos.

“Lo más característico de una modelo ‘in between’ es que abarca esa medida media en la que nos encontramos la mayor parte de la población”, señala. Para Wicce, que lleva 10 años trabajando en el sector internacional, el auge global de la demanda de estos cánones viene impulsada por el uso de las redes sociales: “antes al público sólo trascendía la imagen que proyectaban las firmas, pero con la llegada de las redes sociales, la presión ha dado cabida a la diversidad de cuerpos y a que todo el mundo pueda tener su espacio”, detalla.

En su opinión, la consolidación de este canon se debe a “una cuestión de empatía”, en la que las tallas más comunes puedan verse representadas y, aunque ya existían sin contar con una denominación específica, darán mucho de qué hablar durante las próximas temporadas.

“Muchos diseñadores jóvenes apuestan en sus desfiles por introducir cánones diferentes al común en la pasarela”, argumenta. “La moda nos viste a todos; ganarán su espacio en la industria y darán mucho que hablar”, señala Wicce sobre este tipo de modelos, dejando claro que “no existe un único cuerpo para trabajar en la industria, lo que se necesita es mucha actitud” a favor de la diversidad.

No encontramos notas relacionadas.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
NOTAS RELACIONADAS

No encontramos notas relacionadas.