Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
El misterio de la ‘E’ en CEO
Comparte
Compartir

Vida y sociedad

Elon Musk: “Realmente no quería ser CEO de Tesla”

Por: Financiero 03 Feb 2020

Redacción El Financiero Gracias en gran parte a Tesla, Elon Musk es un ícono y un hombre muy rico — la capitalización de mercado de […]


Elon Musk: “Realmente no quería ser CEO de Tesla”

Redacción El Financiero

Gracias en gran parte a Tesla, Elon Musk es un ícono y un hombre muy rico — la capitalización de mercado de la compañía alcanzó los USD 100 mil millones por primera vez el 22 de enero y sus acciones subieron el jueves que recién pasó después de reportar ganancias más altas de lo esperado para el cuarto trimestre. Si Tesla continúa alcanzando hitos bursátiles, Musk podría ganar un enorme paquete de compensaciones, incluyendo opciones valoradas en más de USD 55.000 millones.

Pero al principio, “realmente no quería ser CEO” de Tesla, dijo Musk en un reciente episodio del podcast de Third Row Tesla.De hecho, Musk tenía una idea muy diferente sobre cómo pasaría su tiempo con la compañía, dice una nota de CNBC.

En 2003, Musk, de 32 años de edad (que recientemente se había hecho millonario gracias a dos exitosas ventas iniciales) se inspiró en la construcción de un auto deportivo totalmente eléctrico después de probar un modelo de automóvil eléctrico llamado tzero, recordó en el podcast.

“[El primer modelo tzero] literalmente no tenía puertas ni techo, ni airbags ni un sistema de refrigeración eficaz. No era seguro ni fiable”, dijo.

Según Musk, el fabricante del modelo, AC Propulsion, no tenía ningún interés en sacar el tzero al mercado, sin embargo, estaba convencido de que podría funcionar. Así que Musk preguntó al fundador de AC Propulsion, Alan Cocconi, y al CEO Tom Gage si podía comercializar el tzero, dijo. Estuvieron de acuerdo, según Musk.

En ese momento, sólo los vehículos eléctricos híbridos (con motores de gas y eléctricos a bordo) habían llegado al mercado estadounidense: Honda lanzó su Insight en 1999, y Toyota lanzó el Prius en 2000.

El único problema de iniciar una compañía de autos eléctricos era que Musk había fundado la compañía aeroespacial SpaceX justo un año antes y no quería asumir otra nueva empresa. En SpaceX, ya trabajaba 80 horas a la semana y quería evitar trabajar 160 horas a la semana, según el podcast.

Así que Gage, el CEO de AC Propulsion, sugirió a Musk que hablara con la empresa de autos eléctricos Tesla Motors, que también buscaba comercializar el tzero. Musk razonó que, al asociarse con otra compañía, podría “tener mi pastel y comérmelo también”, dijo en el podcast – él podría seguir usando el SpaceX, pero también perseguir su pasión por los autos eléctricos en su tiempo libre.

“No pensé que sería fácil, pero pensé que tal vez podría dedicar 20 o 30 horas a la semana y sólo trabajar en la ingeniería de productos, y luego otras personas podrían hacer las otras cosas. No me gustaba hacer las otras cosas de todos modos”, dijo Musk.

“Pero eso no
funcionó”.


Con el dinero que Musk ganó como cofundador de PayPal, que eBay compró por USD 1.500 millones en el 2002, Musk invirtió USD 6,3 millones en la nueva empresa Tesla Motors en el 2004, según Wired.

La empresa tuvo cinco cofundadores: Martin Eberhard y Marc Tarpenning, que pusieron en marcha la original Tesla Motors en 2003, así como Ian Wright, JB Straubel y Musk.

Pero según Musk, hubo “mucho drama” en torno al nombramiento de un CEO.

“Me hicieron elegir quién iba a ser el CEO, porque realmente no quería serlo”, dijo Musk en el podcast. “[Yo] estaba tratando de hacer que esta compañía de cohetes funcionara”.

Según Musk, eligió “el menor de los males, entre Eberhard y Wright”. Musk dijo que finalmente eligió a Eberhard, con la ayuda de Straubel y Tarpenning.


Eberhard y Wright, sin embargo, recuerdan las cosas de manera diferente.
“No fue así realmente”, dijo Wright a CNBC Make It. “Martin ya era el CEO” de Tesla cuando conocieron a Musk, dijo.

No hubo ninguna discusión acerca de que nadie más que Martin fuera el CEO”, dijo Wright. Según él, Musk dijo que sería el presidente de la junta.
Eberhard también estaba en desacuerdo con la versión de Musk. “Yo era el CEO”, dijo a CNBC Make It, y Musk estaba en la junta directiva.
En cualquier caso, Wright dejó Tesla en 2004. (Wright dice que se fue mientras Eberhard dice que fue despedido).


Entre 2004 y 2007 el equipo de Tesla trabajó en su primer lanzamiento, el Tesla Roadster, mientras buscaba inversores. Según Musk, con Eberhard como CEO, tuvieron un comienzo difícil.
Los primeros tiempos de Tesla experimentaron obstáculos, incluyendo un prototipo defectuoso, dijo Musk en el podcast.
“[Realmente] solo atascamos” partes de autos eléctricos en un Lotus Elise, dijo Musk sobre el primer prototipo. (El fabricante de autos deportivos Lotus permitió que Tesla fabricara y probara Roadsters en su fábrica de Inglaterra.)


“En retrospectiva, esto no fue una buena idea”, dijo Musk en el podcast. “El auto terminó pesando como un 60% más que un Elise…nos costó mucho trabajo tratar de calzar todo lo que había ahí. Los costos terminaron siendo una locura”.


Aun así, la producción del Roadster estaba prevista para comenzar en septiembre de 2007, según Wired, y su precio era de USD 109.000. Sin embargo, ese verano una auditoría interna reveló que los costos de producción serían en realidad de USD 140.000 por vehículo, informó Wired. Musk culpó a Eberhard.


“Obviamente tuvimos que despedir a Eberhard. No había opción al respecto”, dijo Musk en el podcast. “Fue bastante malo”.


“La historia de la auditoría de 2007 no es cierta y es difamatoria”, dijo Eberhard a CNBC Make It. (Eberhard demandó a Musk y a Tesla en 2009 por difamación y calumnia, alegando que fue obligado a dejar la empresa. Más tarde retiró la demanda).


Después de Eberhard llegó un CEO interino, Michael Marks. Luego Ze’ev Drori llegó como CEO y lanzó el Roadster en 2008, con su precio de seis cifras.
Musk finalmente intervino como CEO en octubre de 2008 después de decidir invertir más de su fortuna personal en la empresa. Al final, fue muy difícil encontrar un CEO calificado ya que Tesla no era una típica empresa de gas vehicular y tenía la cultura de las empresas de nueva creación, dijeron Musk y su hermano, Kimbal Musk, un inversor de Tesla, en el podcast.


La producción del Roadster comenzó en 2009 y Tesla Motors salió al mercado en junio de 2010.
Incluso como empresa pública, el camino estaba lleno de baches, pero hoy en día Tesla, Inc. (Musk cambió el nombre en 2017) tiene seis modelos de vehículos, incluyendo el nuevo Cybertruck. (Y Musk recientemente mencionó la idea de una minivan.) Tesla también vende productos de energía solar para el hogar.

A lo largo del camino, Musk y Tesla han sido alabados y criticados: Musk es a menudo abucheado por exceso de promesas y retrasos en la producción, más recientemente por el Modelo 3. Y las acciones alcanzaron su punto más bajo en tres años en junio. Eso sin mencionar sus problemas con la Comisión de Valores y Bolsa (que fueron resueltos) y la reciente demanda por difamación (que ganó).

Pero las cosas parecen haber cambiado para Musk, al menos por ahora – las acciones de Tesla alcanzaron un máximo histórico después de que comenzó la producción del Modelo Y en su nueva fábrica de Shanghái. Como resultado, Tesla se convirtió en el primer fabricante de automóviles estadounidense que cotiza en bolsa y alcanza los USD 100.000 millones.
Hoy en día, Musk vale casi USD 35 mil millones, según Forbes, y es dueño de cerca del 20% de Tesla. (SpaceX fue valorada en unos USD 33.000 millones en mayo, según la CNBC).

Por supuesto, el éxito de Tesla ha llegado con el tipo de programa que Musk estaba tratando de evitar al principio. En 2018, Musk le dijo a Leslie Stahl en “60 Minutos” de CBS que había estado trabajando 120 horas a la semana en Tesla después de experimentar problemas de producción en el Modelo 3.
“Tesla fue una empresa de la que Elon se esforzó mucho por no ser CEO”, dijo Kimbal Musk en el podcast Third Row Tesla.

“Sí”, dijo Musk. “Esto será malinterpretado ya que de alguna manera no amo a Tesla, que es lo que hago. Es como si estuviera tratando de no volverme loco. Quiero decir que el nivel de dolor es extremo”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?