Ver ediciones digitales
Compartir

Tecnología

¿Trabajar desde casa para siempre?

Por: Financiero 29 Jun 2020

Facebook y Twitter adoptan el trabajo remoto a largo plazo, mientras Microsoft busca otro camino. Redacción El Financiero (Con información de Bloomberg) El movimiento del […]


¿Trabajar desde casa para siempre?

Facebook y Twitter adoptan el trabajo remoto a largo plazo, mientras Microsoft busca otro camino.

Redacción El Financiero (Con información de Bloomberg)

El movimiento del trabajo desde casa está ganando fuerza en Silicon Valley a medida que una serie de empresas -grandes y pequeñas- están adoptando políticas de trabajo remoto que van más allá de la pandemia. Aunque algunos ejecutivos exaltan sus virtudes, otros líderes tecnológicos no están tan convencidos, lo que abre una brecha creciente dentro de la industria sobre el futuro del trabajo. Es un debate bien merecido.

El CEO de Facebook Inc., Mark Zuckerberg, anunció que su compañía comenzará a autorizar a algunos empleados actuales, a trabajar desde sus casas permanentemente. Aseguró que Facebook también “abrirá activamente la contratación remota” para el talento de ingeniería en áreas que no tienen una oficina, indicando que hasta el 50% de los empleados de la compañía, podrían eventualmente trabajar de forma remota dentro de 10 años, según expone Tae Kim, columnista de opinión de Bloomberg.

De manera similar, el CEO de Shopify Inc., Tobi Lutke, dijo que su compañía de software de e-commerce, permitirá que sus empleados trabajen desde casa indefinidamente, añadiendo que espera que la mayoría de su personal trabaje de forma remota en el futuro. Los días de “la centralidad de la oficina han terminado”, publicó el director en los medios de comunicación social. Las dos compañías se unen a Twitter Inc., que dijo, la semana pasada, permitirá a los empleados trabajar desde casa como práctica estándar, igualmente.

No todos en la tecnología están integrados. El CEO de Take-Two Interactive Software Inc., Strauss Zelnick, dijo esta semana, en una llamada de inversionistas, que cree que la fuerte productividad sostenida se hará más difícil cuanto más tiempo las personas se vean obligadas a trabajar desde casa, añadiendo que “no hay sustituto para la colaboración y la conexión en persona”.

Esto sigue a los comentarios del CEO de Microsoft Corp., Satya Nadella, quien expresó su preocupación la semana pasada, en una entrevista con el New York Times, en cuanto a que las primeras medidas positivas de productividad en el trabajo remoto puedan ocultar deficiencias subyacentes, en términos de gestión y orientación de los empleados. También mostró su preocupación por el posible agotamiento y los efectos en la salud mental. “Tal vez estamos agotando parte del capital social que construimos en esta fase en la que todos estamos trabajando de forma remota. ¿Qué medidas se pueden tomar al respecto?”, preguntó.

“Hay algo que decir sobre este contratiempo. Claro que hay muchas ventajas en ofrecer flexibilidad en el trabajo fuera de la empresa, incluyendo una mejor retención de los empleados y la posibilidad de contratar a una base de talentos más diversa en otras geografías, no obstante, las corporaciones deben darse cuenta de que la tendencia de trabajar desde casa no es una panacea. De hecho, hay importantes inconvenientes y desafíos que no deben pasarse por alto” agrega.

Como señaló Zelnick, hay beneficios incuantificables derivados de estar en el mismo lugar físico. Las reuniones de videoconferencia agendadas, no generan la misma creatividad espontánea en comparación con las muchas conversaciones breves llevadas a cabo durante un día corriente en una oficina. Y nada supera a las interacciones cara a cara para construir las relaciones y la confianza necesarias a fin de persuadir a sus colegas en las decisiones importantes.

Es notable que, aun cuando Facebook proyecta confianza y liderazgo de pensamiento con visión de futuro en su esfuerzo hacia una nueva cultura de trabajo desde casa, está implementando el cambio lentamente. Zuckerberg dijo que sólo los ingenieros senior de la compañía, con fuertes revisiones de desempeño, podrán aplicar inicialmente para obtener la flexibilidad del trabajo remoto, agregando que, será una transición evaluada antes de extender la política a los no ingenieros.

“Para ser franco, no me sorprendería ver a muchas de estas compañías retrasar sus transiciones al trabajo remoto. Después de todo, el mundo está sólo a unos pocos meses de experimentar el teletrabajo a gran escala. Los beneficios iniciales de la productividad pueden disiparse y, las consecuencias negativas de importancia, bien podrían aparecer con el tiempo. Es mejor no apresurarse a tomar decisiones drásticas”, concluye Tae Kim.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?