Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
5G en LatAm llegará tarde
Comparte
Compartir

Tecnología

¿Robotaxis en las calles? … no, aún

Por: Financiero 06 Jul 2020

Amazon adquiere compañía con prototipos para vehículos autónomos Redacción El Financiero (Con Información de Bloomberg) En 2018 la empresa Zoox había recaudado cientos de millones […]


¿Robotaxis en las calles? … no, aún

Amazon adquiere compañía con prototipos para vehículos autónomos

Redacción El Financiero (Con Información de Bloomberg)

En 2018 la empresa Zoox había recaudado cientos de millones de dólares destinados a poner los robotaxis autónomos en las vías públicas, en el año 2020, si todo salía de acuerdo con el gran plan de la empresa. Era un concepto que parecía atractivamente posible en ese entonces—sus competidores incluían a Alphabet Inc., General Motors Co., Tesla Inc., Apple Inc. y Daimler AG. Pero el cofundador de Zoox, Tim Kentley-Klay, dijo que todos ellos pensaban en algo muy pequeño.

Todo no salió como estaba previsto. Kentley-Klay fue expulsado de Zoox un mes después. “El año 2020 ha llegado y ha traído muchas cosas sorprendentes, pero un robotaxi de Zoox no es una de ellas. La semana pasada Amazon.com Inc. anunció que estaba comprando la empresa”, matiza el columnista de Bloomberg Joshua Brustein.

Hubo informes de que el precio era un tercio de su mayor valoración anterior; 3,200 millones de dólares. Amazon dijo en un comunicado que Zoox operaría de forma independiente y continuaría persiguiendo el robotaxi. Pero, por supuesto, el enfoque lógico de una unidad vehicular autónoma, propiedad de Amazon, es su operación logística masiva.

Por lo tanto, apunta a la industria automotriz autónoma. La idea de los vehículos de pasajeros, autónomos, ha cautivado la imaginación de una manera que pocas tecnologías emergentes pueden. En los últimos años, los prototipos y las pruebas limitadas en ciertas condiciones, han sido lo suficientemente buenos como para que sea fácil imaginar que los vehículos de uso general logren incorporarse a lo habitual, relativamente pronto—una impresión que fue validada por las inimaginables sumas de dinero que las industrias tecnológicas y automotrices invirtieron en proyectos de vehículos autónomos.

Habría sido una gran historia de fondo si Zoox hubiera conquistado el mundo. Pero los vehículos autónomos han demostrado ser una tecnología que—a diferencia de las redes sociales—no favorece particularmente a las empresas disruptivas. Los inmensos costos de capital y los ciclos mortales de desarrollo, son perfectos para las grandes empresas que pueden esperar a que pasen los tiempos de vacas flacas. Incluso compañías de nivel intermedio, como Uber Technologies Inc., se están retirando.

Amazon llegó relativamente tarde al juego, sin embargo, ha comenzado a recaudar activos de transporte. Recientemente ha invertido en empresas de vehículos autónomos, como Aurora Innovation Inc. y Rivian Automotive. Su participación ilustra no sólo qué tipos de empresas se quedarán esperando el desarrollo de vehículos autónomos, sino qué útiles serán esos vehículos. Mientras que el interés del público en general, siempre se ha inclinado hacia los vehículos autónomos en los que es posible tomar una carrera, hay casos de negocios mucho mejores que permiten enfocarse en aplicaciones menos atractivas, como la de transporte y entrega de paquetes.

Amazon cuenta tanto con el dinero que le permite ser paciente como con la nueva tecnología y con un negocio idealmente posicionado para beneficiarse de esta. Zoox nunca se apoderó del mundo, pero su adquisición podría ser una buena noticia para el avance de la tecnología de vehículos autónomos. “La mala noticia es que los robotaxis se sienten mucho más lejos”, concluye Joshua Brustein.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?