Ver ediciones digitales
Compartir

Management

Evita malgastar tu atención

Por: Financiero 20 Abr 2020

Conoce cómo lidiar con tres distracciones principales Ante la nueva realidad, nos encontramos luchando más que nunca para lograr el enfoque que tanto necesitamos. Mantener […]


Evita malgastar tu atención

Conoce cómo lidiar con tres distracciones principales

Ante la nueva realidad, nos encontramos luchando más que nunca para lograr el enfoque que tanto necesitamos. Mantener el control de dónde va la atención y reconocer cuando está siendo robada, ya sea por distracciones externas o pensamientos a nivel interno, reflexiones o ansiedad.

“La práctica del manejo de la atención es más importante que nunca, no sólo para nuestra productividad, sino para nuestra tranquilidad. Cuanto más te das cuenta de tus distracciones, más fácil se vuelve manejarlas. Para la mayoría de nosotros, la distracción se ha convertido en un hábito y el primer paso para el cambio de hábito es la conciencia, porque no puede cambiar un hábito si no te das cuenta de que lo tiene”, afirma Maura Thomas, galardonada oradora internacional e instructora en productividad individual y corporativa en un artículo de Harvard Business Review.

¿Qué es lo que está ocupando tu atención? ¿Tienes niños en casa? ¿Son los platos apilados en el fregadero? ¿O esa notificación de noticias que acaba de llegar a tu teléfono? Una vez que puedas señalar hacia dónde se dirige tu atención, puedes tomar medidas para redirigirla.

“La práctica del manejo de la atención puede ayudar con tres comunes captadores de atención en este momento: tus hijos, tus quehaceres y tus pensamientos”, explica la especialista.

Hijos

“Si tienes niños mayores en casa, puedes usar las mismas técnicas de manejo de la atención que recomiendo para el trabajo en la oficina: pon un cartel, cierra una puerta o proporciona alguna otra señal para cuando no se te pueda molestar (a menos que sea una emergencia)”, dice Thomas, quien también es fundadora de RegainYourTime.

El tiempo de “no molestar” funciona mejor en incrementos de 10 a 60 minutos, seguidos de un descanso en el que te comunicas con otras personas de la casa, explica la experta.

La especialista sugiere listar las tareas pendientes y luego separarlas en aquellas que necesitan poca atención y las que necesitan mucha atención o “potencia cerebral” (como escribir articulos, analizar datos y crear nuevas oportunidades de negocios). Adicional, procura ser específico en qué debes hacer para que las tareas no luzcan abrumadoras y facilitar el comienzo.

Si hay otro adulto en tu casa, trabajen por turnos y, cuando seas el principal responsable de los niños pero tengas períodos breves en los que ellos estén ocupados, haz tus tareas de baja atención.

“Si usted es el único cuidador en un hogar con otras personas que necesitan una supervisión más constante, ajuste sus expectativas y muestre la misma compasión que mostraría a otra persona en su situación. Reconocer nuestras limitaciones y ser adaptable será una de las herramientas más útiles para superar este momento”, aconseja la experta.

Hogar

Cuando el entorno de tu casa sea el principal distractor, utilízalo en tu beneficio. El movimiento físico en pasear al perro o vaciar el lavavajillas proporciona alivio después de pasar tiempo haciendo “trabajo cerebral” como leer, escribir y colaborar con los demás.

Planifica estos descansos y utilízalos como recompensa. La experta cita como ejemplo: si tienes problemas para empezar el artículo que necesitas escribir, decide que “tan pronto como identifiques los tres puntos del artículo y redactes la introducción, podré sacar a pasear al perro”.

Sacar todos los pensamientos personales de la cabeza cuando trabajas desde casa requiere una gran cantidad de energía y no es necesario. Intenta vincular esas tareas personales a las actividades laborales importantes para que tus días sean productivos tanto en lo personal como en lo profesional. Al final del día te sentirás más fresco y con más energía por haber tomado descansos adecuados a lo largo del día.

Pensamientos

Thomas, quien recientemente fue nombrada una de las Principales Oradoras de Liderazgo, asegura que, cuando practicas el manejo de la atención, puedes comenzar a reconocer cuándo tu ansiedad está alterando su perspectiva.

Es entendible que una pandemia global genere ansiedad y preocupación, pensar constantemente en lo que podría pasar, pero la experta afirma que “la verdad es que nunca podemos saber qué sucederá en el futuro, pero permitir que nuestros pensamientos aterricen y permanezcan en el peor de los casos no es útil”.

En cambio, dice, la combinación de una planificación cuidadosa, capitalizando las oportunidades para tomar medidas y un enfoque intencional en las cosas buenas que pueden surgir de situaciones difíciles nos ayudará a amortiguar el miedo y a mantener el optimismo.

“Si alguna vez has considerado comenzar un diario de gratitud, este sería un gran momento”, recomienda. Puede empezar o comenzar el día escribiendo tres cosas buenas de ese día. No tiene que ser complicado ni cosas grandes.

Salir a caminar en medio de la jornada laboral, reconectar con un viejo amigo, apreciar un aspecto particular de tu bienestar físico… llamar la atención sobre las cosas buenas cambiará tu perspectiva. Incluso expresar nuestra gratitud a los demás con más frecuencia será extremadamente beneficioso. La científica del comportamiento Francesca Gino escribe, “la gratitud nos permite saborear experiencias positivas, afrontar circunstancias estresantes y ser resistentes ante los desafíos”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?