Ver ediciones digitales
Compartir

Management

12 pequeños hábitos que te harán más productivo

Por: Financiero 25 Feb 2020

Redacción El Financiero Si le cuesta mantener y conservar los buenos hábitos, puede que esté pensando “demasiado”, asegura un científico del comportamiento de la Universidad […]


12 pequeños hábitos que te harán más productivo

Redacción El Financiero

Si le cuesta mantener y conservar los buenos hábitos, puede que esté pensando “demasiado”, asegura un científico del comportamiento de la Universidad de Stanford, que ha estudiado cómo mantener los hábitos durante casi tres décadas.

La clave del éxito, es pensar en pequeño cuando se quiere desarrollar nuevos comportamientos o rutinas. “Lo pequeño es poderoso”, dice el Dr. BJ Fogg, quien fundó el Laboratorio de Diseño del Comportamiento de la Universidad de Stanford, según una nota publicada por CNBC Make it.

Fogg afirma que encontró que la mayoría de las personas apuntan demasiado alto y grande cuando tratan de formar un nuevo hábito, lo que a menudo los lleva a fracasar.

Al dar pequeños pasos para comenzar, Fogg encontró que las personas son más propensas a mantener ese hábito porque los nuevos comportamientos no requieren de mucha motivación al principio. Y no hay necesidad de crear un plan elaborado o de conseguir apoyo social. También es seguro experimentar de esta manera porque, si no tienes éxito, el “paso en falso es pequeño”.

“Cada comportamiento necesita un estímulo para que se produzca. Su rutina actual puede servir de estímulo de una manera poderosa y elegante”, complementa.

Finalmente, para hacer que algo se mantenga permanentemente, es importante celebrar después de adquirir el hábito.

12 pequeños hábitos que ayudan con la productividad.

Fogg sugiere que implemente estos hábitos a lo largo del día. Cada hábito está conectado con un ancla o un mensaje que le ayudará a recordarlo para poder completarlo:

  1. Después de sentarme en mi escritorio, pondré mi teléfono en modo no molestar.
  2. Después de cerrar la puerta de mi oficina, organizaré un objeto que esté tirado por ahí.
  3. Cuando termine de leer el correo electrónico, cerraré la pestaña del navegador de correo electrónico.
  4. Después de abrir un nuevo documento de Word, ocultaré todos los demás programas que se ejecuten en mi computadora.
  5. Cuando me encuentre navegando sin pensar en las redes sociales, me desconectaré.
  6. Después de sentarme en una reunión, escribiré el título, la fecha y los asistentes en la parte superior de mis notas.
  7. Después de que note que una llamada se prolonga más de lo esperado, diré esto: “Ha sido genial hablar, pero necesito terminar. ¿Qué es lo que aún no hemos cubierto que sea importante?”
  8. Luego de leer un correo electrónico importante, lo archivaré en una carpeta para el proyecto designado.
  9. Tras leer un correo electrónico que no puedo atender inmediatamente; lo marcaré como no leído.
  10. Luego de leer un correo electrónico que es urgente, responderé con este texto: “Lo recibí. Lo revisaré en detalle y me pondré en contacto pronto”.
  11. Cuando salga de la oficina, pensaré en algún éxito de este día.
  12. Después de que entre por la puerta de mi casa, colgaré mis llaves en el gancho.
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?