Ver ediciones digitales
Compartir

Gobierno

Salud vs. Subsistencia

Por: Financiero 15 Jun 2020

Repuntan contagios de COVID-19 tras intento de reapertura en Panamá Los indicadores sanitarios de COVID-19 en Panamá están en retroceso, lo que ha llevado a […]


Salud vs. Subsistencia

Repuntan contagios de COVID-19 tras intento de reapertura en Panamá

Los indicadores sanitarios de COVID-19 en Panamá están en retroceso, lo que ha llevado a las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) a reforzar la capacidad instalada en los hospitales y restringir de nuevo la movilidad en Ciudad de Panamá y Panamá Oeste. Hasta el momento, no se han considerado medidas de aislamiento cíclico, u otras basadas en una combinación de trazabilidad masiva y aislamiento selectivo. Al parecer, las autoridades de salud no han sido capaces aún de compaginar medidas efectivas de higiene con el nivel de actividad económica necesario para la subsistencia de la población.

Para tener una idea de lo que ocurre, vale decir que Panamá registró el durante cuatro días consecutivos más de 600 casos nuevos de COVID-19, llegando a superar los 800 casos diarios el fin de semana, cuando esta cifra rondaba pocos días antes los 200 casos.

El aumento de casos diarios y el incremento en el índice de reproducción efectiva (RT), han levantado alarmas y han provocado que las autoridades de salud intensifiquen las medidas de prevención y refuercen la capacidad en los hospitales con la adquisición de insumos, camas y recurso humano para procurar que el sistema sanitario no colapse.

Panamá vive ahora una escalada de contagios, especialmente en sectores de la capital panameña y de la provincia contigua de Panamá Oeste, lo que llevó a las autoridades a restablecer en estas áreas desde el pasado 8 de junio las restricciones a la movilidad, por género y último número de identidad personal, que habían sido suspendidas una semana antes tras regir desde el 25 de marzo.

Así, solo en las provincias de Panamá y Panamá Oeste, la más pobladas del país, se mantienen estas fuertes restricciones, mientras que en las otras ocho provincias rige un toque de queda nocturno.

Las autoridades han sostenido que el paso atrás en las dos principales provincias del país no paraliza el programa nacional de reactivación de la economía por bloques, por lo que los trabajadores de las actividades ya permitidas utilizan salvoconductos para movilizarse.

La reapertura de las actividades productivas en Panamá se han dividido en seis bloques, de los cuales los dos primeros funcionan desde el 13 de mayo y el 1 de junio, respectivamente, e involucran la pesca, ventas por internet con entrega a domicilio, la industria y los servicios técnicos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?