Ver ediciones digitales
Compartir

Gobierno

Polémica ley laboral

Por: Financiero 03 Ago 2020

El proyecto reduce la jornada y el monto del bonoextraordinario anual Redacción El Financiero (Con información de EFE) La Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Panamá […]


Polémica ley laboral

El proyecto reduce la jornada y el monto del bono
extraordinario anual

Redacción El Financiero (Con información de EFE)

La Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Panamá aprobó el viernes 31 de julio un polémico proyecto de ley que flexibiliza de manera temporal las normas laborales en medio de la pandemia de COVID-19, pese al rechazo de los sindicatos que lo consideran una vulneración a los derechos fundamentales de los trabajadores.

El proyecto de ley 354, presentado por el Ministerio del Trabajo y Desarrollo Laboral ante el parlamento, superó rápidamente los tres debates reglamentarios y solo espera la sanción del presidente de Panamá, Laurentino Cortizo.

“Los trabajadores no podemos cargar la crisis de la COVID-19. ¡No a las reformas del Código de Trabajo!”, resumía una pancarta llevada por dos de los más de 400 manifestantes que se concentraron el pasado jueves ante la sede del Legislativo.

Convocados por diferentes centrales y gremios sindicales, como el aguerrido Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), las personas marcharon gritando consignas desde el céntrico Parque Porras hasta los predios de la Asamblea Nacional (AN).

Los trabajadores se concentraron frente a la sede del Parlamento panameño para improvisar un mitin en el que los líderes sindicales denunciaron lo que “esconde” la iniciativa legal presentada a la AN por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

El proyecto contempla medidas como la reducción de la jornada laboral y del monto del bono extraordinario anual conocido como décimo tercer mes, entre otras, que estarían vigentes hasta el próximo 31 de diciembre.

Un centenar de policías custodiaba el recinto legislativo durante la manifestación, que se efectuó pacíficamente con una significativa participación femenina, mientras en otros puntos del país también hubo movilización de trabajadores en rechazo al proyecto de ley.

“Es decir, en cada provincia el pueblo humilde, honesto y trabajador sale a levantarse contra las reformas laborales, y le está exigiendo al Gobierno de (Laurentino) Cortizo vida digna y como mínimo un bono de 500 dólares para que el cerco sanitario (para frenar la COVID-19) no se convierta en hambre”, dijo a Efe el secretario general del Suntracs, Saúl Méndez.

Los sindicatos siempre han sostenido que el bono mensual entregado por el Gobierno a familias afectadas por la crisis, primero de 80 dólares y desde este mes de julio de 100 dólares, no alcanza ni llega a todos los que han perdido el ingreso.

Méndez señaló que los trabajadores se han estado movilizando toda esta semana a nivel nacional, incluso en la selvática y empobrecida provincia del Darién.

El líder de los obreros de la construcción criticó el “mal manejo” y la “mala administración” que el Gobierno le ha dado a la crisis sanitaria generada por la pandemia “en la que miles de hombres y mujeres han perdido la vida”, y que también, dijo, ha derivado en una grave situación socio-económica que afecta a los trabajadores y su familia”.

En ese sentido, denunció que con el proyecto de ley 354 “se pretende con una filosofía perversa, la misma de los últimos 40 años, robarle al pobre para darle al rico”.

Méndez advirtió que “el pueblo resistirá porque esta es una lucha de resistencia (…) no solo con esta movilización sino con todo lo que vamos a seguir realizando contra la política de hambre implementada en estos meses y agravada por la COVID-19”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?