Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
PanavaC- 19 sigue
Comparte
Compartir

Gobierno

COVID-19 requiere “Amor y control”

Por: Financiero 30 Mar 2020

Panamá reconoce necesidad de mayor disciplina y solidaridad en la cuarentena Luis Alberto Sierra La vida en Panamá, la cual ya venía adaptándose a las […]


COVID-19  requiere “Amor y control”

Panamá reconoce necesidad de mayor disciplina y solidaridad en la cuarentena

Luis Alberto Sierra

La vida en Panamá, la cual ya venía adaptándose a las restricciones que el gobierno panameño implementó de manera gradual para enfrentar el riesgo de propagación del nuevo coronavirus (COVID-19), se hizo mucho más compleja tras el anuncio, el 24 de marzo de 2020, por parte del presidente panameño Laurentino Cortizo, de que se aplicaría una cuarentena de 24 horas al día.

La decisión para enfrentar de manera más estricta el problema, y ante la dificultad de muchas personas en acatar las restricciones para reducir el riesgo de contagio, conlleva una ampliación del toque de queda que había sido implementado el 18 de marzo de 2020, entre las 9:00 de la noche y las 05:00 de la madrugada.


La cuarentena nacional obligatoria, dispuesta también por decreto, empezó a regir el 25 de marzo de 2020 desde las 05:01 horas, y exceptúa al personal necesario para librar la batalla contra el coronavirus. Antes de tal decreto, el gobierno había anunciado una extensión en el tiempo de toque de queda.

Pero, con la entrada en vigencia de la cuarentena; las limitaciones en la movilidad se hicieron más notorias, ya que sólo se permite salir de casa dos horas al día.

La medida, que parece imprescindible, dado que ha seguido en aumento la estadística oficial sobre el número de casos y de muertes asociados al COVID-19, ha generado a su vez más presión en sectores como el de la economía informal, el transporte y otros negocios y actividades que dependen de la interacción social.

Los favorecidos, en medio del shock por el cambio de vida, parecen ser los negocios considerados esenciales para la vida de las personas, como los supermercados, farmacias y los que tienen que ver con plataformas digitales como las relacionadas con la entrega de comida.

Apoyo de programas


Frente a la preocupación por la situación que ha afectado de manera tan inusual la vida de las personas, Cortizo destacó la decisión de mantener todos los programas de transferencia condicionada y subsidio en este momento, con lo que señaló que se está hablando de alrededor de 1.600 millones de dólares.

El gobernante pidió a los panameños usar los recursos en lo necesario y que quienes tengan la capacidad de pagar sus obligaciones no dejen de hacerlo.

El mandatario aseguró, enseguida, que quien no reciba ingresos como consecuencia del COVID-19, no perderá su casa ni se le va a cortar la luz y, aseguró, que hay mucha flexibilidad en los bancos frente a esta situación, ya que están en disponibilidad de llegar a acuerdos.

Ingenio

La crisis por el COVID-19 ha retado también el ingenio en Panamá, por el apoyo que puede dar la tecnología.

Uno de esos propósitos fue, el inicio de los trabajos para la construcción en un mes de un hospital modular, que tenga 100 camas y otras facilidades para la atención de pacientes en cuidados intensivos y semi-intesivos.

Otro paso fue, el trabajo que permitió secuenciar el genoma del virus para diagnosticar rápidamente los casos que aparezcan en el país.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?