Ver ediciones digitales
Comparte
Compartir

Gobierno

Controversia por reforma constitucional incide en la economía de Panamá

Por: Financiero 11 Nov 2019

Luis Alberto Sierra La tensión que se manifestó con protestas y algunos disturbios en la capital panameña, tras la aprobación el pasado 28 de octubre […]


Controversia por reforma constitucional  incide en la economía de Panamá

Luis Alberto Sierra

La tensión que se manifestó con protestas y algunos disturbios en la capital panameña, tras la aprobación el pasado 28 de octubre en la Asamblea Nacional de Diputados de Panamá, de una propuesta de reforma constitucional, pudo haber tenido efectos en la economía de este país de América Central, aunque aún no significativos, coincidieron analistas consultados por El Financiero.

En medio de las manifestaciones, que se sucedieron en los tres días siguientes a la aprobación del texto, fueron detenidas cerca de 100 personas, y fue vandalizada la sede del Partido Revolucionario Democrático (PRD), el movimiento político del presidente panameño Laurentino Cortizo, de acuerdo con el reporte de la policía panameña.

Las manifestaciones se escenificaron principalmente en inmediaciones de la Asamblea Nacional de Diputados, así como en la sede de la estatal Universidad de Panamá.

Pero las fuentes consultadas interpretaron con diferentes matices el impacto que puede estar teniendo la controversia en la imagen y reputación del país, y por ende en los negocios y la inversión, dependiendo también del desenlace que pueda tener a futuro el tema, que es uno de los mayores desafíos y una promesa de campaña del gobierno de Cortizo.

La administración Cortizo, cuyo período de cinco años empezó el pasado 1º de julio, había entregado, el 17 de julio en la Asamblea Nacional de Diputados, un proyecto base de reforma para ser considerado, el cual había recogido propuestas del mecanismo de Concertación Nacional para el Desarrollo, que integran más de 20 sectores del país, y a cuyo texto los diputados introdujeron cambios.

Tras su llegada, el pasado 30 de octubre, de una visita oficial a México, el mandatario panameño anunció que una comisión de juristas iba a evaluar y rendir un informe sobre la propuesta de reformas a la Constitución de Panamá, aprobada en tercer debate, a fin de analizar algunos artículos de las reformas constitucionales que fueron incluidos por los diputados.

El mandatario explicó que los miembros de la comisión debían entregar recomendaciones para llevarlas al pleno de la Concertación, y con ese material preparar un documento que será entregado a la Asamblea Nacional -cuya mayoría es del PRD- para las discusiones en que se retomará el tema en enero próximo, e instó a un diálogo sobre la reforma.

La propuesta de reforma deberá ser presentada en una nueva legislatura y luego ser sometida a consideración de los panameños en un referendo.

Repercusiones

Adolfo Quintero, economista de la Universidad de Panamá, opinó que lo sucedido en relación con la reforma no está afectando significativamente el clima de negocios de Panamá, si bien hay afectaciones.

Consideró que no debe haber una afectación profunda en ese clima de negocios, debido a que lo planteado en reforma es producto de un consenso (a través de Concertación),  y que lo que provocó las diferencias son los cambios que se hicieron a lo interno de la Asamblea, generando cierta irritación en los grupos políticos y en la sociedad civil.

Agregó que la percepción es, sin embargo que las aguas están volviendo a la normalidad por los cambios que se están dando en relación con el tema y sobre todo el liderazgo que está jugando el presidente de Panamá.

Quintero consideró importante además, promover el diálogo en relación con el tema de la propuesta.

Edwin Cabrera, Director de los Servicios Informativos de Radio Panamá, consideró que ha habido un efecto debido a que las protestas en Panamá coincidieron con protestas ocurridas recientemente en Chile, Ecuador, Bolivia y Argentina.

Observó que las razones de las protestas no son las mismas, pero lo que sí subyace son las explosiones sociales que se están dando en Latinoamérica producto de tanto desequilibrio social.

Cabrera resumió que el tema de las reformas está uniendo ahora a diversos sectores de la sociedad panameña que otrora tenían agendas diferentes.

Consideró que las cosas no se va a enrumbar ahora, en cuanto a las reformas, porque el presidente tiene un problema no sólo frente a la población, sino también ante su propio partido, por diferencias a lo interno del PRD.

“Lo que queda por ver es cuánto liderazgo se puede ejercer, y cuánta confianza para que la inversión extranjera siga llegando, lo que para el gobierno de Cortizo es urgente que llegue, toda vez que el desempleo, como ha informado la ministra de Trabajo  (Doris Zapata), está aumentando”, expuso.

Reconoció como un gran reto del gobierno panameño lograr un acuerdo nacional.

El sociólogo Danilo Toro opinó que el riesgo se va a dar si el gobierno y la comunidad política del país no saben cómo enfrentar la situación.

Expresó que el tema tiene una definición, pero el tema sería redefinirlo.

Toro señaló que lo que ocurra ahora, dependerá de los tomadores de decisiones, que son la Asamblea Nacional de Diputados y el gobierno.

El politólogo del Centro Internacional de Estudios Políticos y Sociales (CIEPS), Harry Brown Aráuz, comentó que Panamá necesita una legitimidad sana,  y aseguró que se requiere además que las reformas lleguen a buen puerto para tener en el futuro un crecimiento sostenible en Panamá.

Fotos @elhombreiguana