Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

SÍ, WALL STREET ESTÁ FUNCIONANDO

Por: Financiero 03 Feb 2020

Jose Antonio Montenegro www.wallstreet.com Este pasado jueves, cuando Amazon presento sus resultados del cuarto trimestre de 2019, muy por encima de lo anticipado, su acción […]


SÍ, WALL STREET ESTÁ FUNCIONANDO

Jose Antonio Montenegro

www.wallstreet.com

Este pasado jueves, cuando Amazon presento sus resultados del cuarto trimestre de 2019, muy por encima de lo anticipado, su acción subió en esa misma tarde un 12% entrando en el restringido club de las corporaciones que tienen una capitalización, -un valor en bolsa-, de mas de un millón de millones de dólares. Solo hay cuatro empresas en ese grupo: Microsoft, Alphabet, Apple, y ahora Amazon.

Los resultados de Amazon sorprendieron a los analistas, porque estos habían repetido su preocupación por los fuertes gastos hechos en el trimestre para conseguir cumplir con sus promesas de entregas ultra rápidas de mercancía. Pero los clientes han premiado a Amazon con una avalancha de compras, -las mejores Navidades de su historia-, que ha supuesto para la compañía un aumento del 21% de sus ingresos anuales, lo que unido a un buen avance en sus negocios en la nube. y a alcanzar mas de 150 millones de socios en todo el mundo de su plan Amazon Prime, ha aumentado considerablemente el beneficio por acción, y permitido que la empresa cierre 2019 con unos beneficios un 15% superiores a los del año anterior.

Pero dejen que vaya rápido al punto del titulo que he dado a esta columna. Debemos estar satisfechos con algo: Wall Street esta funcionando. Es decir, el mercado esta premiando a los que van bien y castigando a los que no. Esta haciendo su función de criba y recompensa.

Algo que siempre preocupa aquí, es que el mercado se vuelva irracional, -lo hace a veces-, pero no es el caso últimamente. El sector que ha ido peor en la ultima década, -y también en enero, para variar-, es el de energía. Y los unicornios de venta de humo y “crecepelos” diversos, -que hay unos cuantos-, afortunadamente están cada vez más caídos en desgracia, incluido el aparatoso caso de WeWork este pasado 2019, que tuvo que suspender su salida a bolsa.

Es racional y consecuente que las cuatro empresas que valen en estas bolsas más de un millón de millones de dólares, sean cuatro innovadores tecnológicos, que además con sus productos y servicios mejoran nuestras vidas.

Espectacular es la transformación de Microsoft, con un Satya Nadella al frente, que desde que tomo el timón en 2014 ha hecho una gestión ejemplar de una compañía que estaba en los infiernos. Pero su giro de 180 grados aprovechando los puntos fuertes clásicos de la compañía y la entrada valiente y sin complejos en nuevas áreas de negocio, ha conseguido el milagro de hacer renacer a una compañía líder que además tiene en este momento el favor de los consumidores.

Igualmente, razonable es pensar que otra de esas compañías en el Olimpo sea Alphabet. A pesar de sus escarceos con negocios raros, con los que ha perdido mucho dinero, el negocio core del buscador de Google, no tiene hoy por hoy seguidor de líder que compita realmente con el. Es discutible si su situación podrá traerle problemas legales y regulatorios en su momento, pero a fecha hoy, parece evidente que estamos en el mismo punto de los otros tres casos: La empresa es exitosa y nos facilita algo con valor.

Como lo es también Apple, pese a los intermitentes augurios que suelen hacer los analistas sobre su futuro. Cuando hace solo unos meses Apple presento su iPhone11 y iPhone11 Pro, la empresa recibió muchas criticas, diciendo que había mucho retoque y poca innovación. Yo entonces me apresure a decir que a mi me parecía un movimiento estratégico de marketing, absolutamente genial, que sin duda daría resultados positivos con sus ventas. Y así ha sido. Apple no solo es una empresa tecnológica líder, también es ejemplar en sus estrategias de comercialización de productos y controla como nadie, el sentimiento de sus usuarios globales, que hoy por hoy responden a sus impulsos. Razonable y sano es que Wall Street, -que el mercado-, haya premiado su acción estos meses.

Sin embargo y como decía mas arriba, Wall Street esta extremadamente prudente con las valoraciones de otros nombres, como los Uber, los Lyft, e inventos similares. Que no quiero decir que no tengan futuro, pero que sus valoraciones no han estado ajustadas a lo que ofrecen.

Y desde luego que es muy sano que WeWork haya sido cuestionada en ese mismo extremo de su desquiciada valoración, hasta el punto de verse obligada a no salir al mercado de acciones. Pues eso lo que decía al principio, que si, que Wall Street esta funcionando. Feliz Semana.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?