Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Remesas caerán 19.3% en LatAm

Por: Financiero 04 May 2020

BM: La disminución proyectada será la más abrupta de la historia reciente Se prevé que en 2020 las remesas caerán drásticamente, cerca de un 20 […]


Remesas caerán 19.3% en LatAm

BM: La disminución proyectada será la más abrupta de la historia reciente

Se prevé que en 2020 las remesas caerán drásticamente, cerca de un 20 % en todo el mundo, como consecuencia de la crisis económica inducida por la pandemia de COVID-19 y el confinamiento, indica el Banco Mundial en una nota que subraya que, en Latinoamérica y el Caribe, la disminución será de 19.3%.

Se prevé que los flujos de remesas disminuyan en todas las regiones del Grupo Banco Mundial, sobre todo en Europa y Asia Central (27.5%), seguidas del África Subsahariana (23.1%), Asia Meridional (22.1%), el Oriente Medio y África Septentrional (19.6%), Latinoamérica y el Caribe (19.3%) y Asia Oriental y el Pacífico (13%).

Así, las remesas en los países de ingresos bajos y medios (PRMB) podrían disminuir en un 19.7%, lo que representa la pérdida de casi 110,000 millones de dólares de financiamiento crucial para muchos hogares vulnerables.

La gran disminución en los flujos de remesas en 2020 se produce después de que éstas alcanzaran – en los países de ingresos medios y bajos- la cifra récord de 554,000 millones de dólares en 2019. Incluso con esa disminución, se espera que los flujos de remesas cobren aún más importancia como fuente de financiación externa para los PRMB, ya que se prevé que la caída de la inversión extranjera directa sea mayor (más del 35%).

“Esta sería la disminución más drástica de la historia reciente, que se debe en gran medida al recorte de los salarios y el empleo de los trabajadores migrantes, que tienden a ser más vulnerables a la pérdida de estos durante una crisis económica en el país en el que residen”.

No obstante, en 2021, el Banco Mundial estima que las remesas a los PRMB se recuperarán y aumentarán en un 5.6% hasta alcanzar los 470.000 millones de dólares.

Además, el organismo advierte que las perspectivas de las remesas siguen siendo tan inciertas como el impacto del COVID-19 en el panorama de crecimiento mundial y en las medidas para frenar la propagación de la enfermedad. “En el pasado, las remesas han sido anticíclicas, en el sentido de que los trabajadores envían más dinero a sus hogares en tiempos de crisis y penurias. Sin embargo, esta vez la pandemia ha afectado a todos los países, generando incertidumbres adicionales”.

¿Qué pasa en LatAm?

El costo promedio del envío de 200 dólares hacia Latinoamérica y el Caribe fue de 5.97% en el primer trimestre de 2020. En medio de la crisis del COVID-19, los costos de transferencia de las remesas a la región podrían aumentar debido a los desafíos operacionales a los que se enfrentan los proveedores de servicios de remesas (cierres de agencias y oficinas, acceso al efectivo, divisas, seguridad) y al cumplimiento de las normas ALD/CFT.

No obstante, el Banco Mundial asegura que el costo medio mundial de enviar 200 dólares sigue siendo elevado, el 6.8% en el primer trimestre de 2020, sólo ligeramente inferior al del año anterior.

El banco añade que los flujos de remesas en LatAm crecieron un 7.4% hasta alcanzar los 96,000 millones de dólares en 2019. El crecimiento de las entradas fue desigual entre los países de la región. Brasil, Guatemala y Honduras vieron un aumento en las remesas de más del 12% en 2019. Colombia, Ecuador, Nicaragua y Panamá tuvieron un aumento de más del 6%, mientras que las remesas a Bolivia y Paraguay disminuyeron un 3.8 % y un 2.2 %, respectivamente.

Alivio de la pobreza

Los estudios muestran que las remesas alivian la pobreza en los países de ingresos bajos y medianos, mejoran los niveles nutricionales, se asocian con un mayor gasto en educación y reducen el trabajo infantil en los hogares desfavorecidos. Las remesas son una fuente vital de ingresos para los países en desarrollo. La actual recesión económica causada por la COVID-19 está afectando gravemente la capacidad de enviar dinero a casa y hace que sea aún más vital acortar el tiempo de recuperación de las economías avanzadas”, aseguró David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?