Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Proyecciones de recuperación

Por: Financiero 18 May 2020

HABLEMOS DE TRADINGCarlos Martinez Perna / Analista Técnico La recuperación económica mundial se encuentra frente a múltiples escenarios estimados por los mejores analistas económicos. Distintos […]


Proyecciones de recuperación

HABLEMOS DE TRADING
Carlos Martinez Perna / Analista Técnico

La recuperación económica mundial se encuentra frente a múltiples escenarios estimados por los mejores analistas económicos. Distintos escenarios, con vuelta en V, U, L, L extendidas, U extendida, etc.

Es evidente que la vuelta a la normalidad en V es la ideal para todos, llevando al PIB de las principales potencias a un suelo temporal para luego dar un giro alcista violento iniciando la fase de crecimiento económico.

En el gráfico podemos ver el forecast hecho por los analistas de Bank of America. La línea azul muestra el PIB real de la economía: vemos la medición acumulada realizada desde el año 2018 hasta el año 2020 cuando entramos en el crash del Coronavirus, proceso que ellos estiman se mantenga hasta el 3er trimestre del año. Luego de una pequeña fase de suelo, empieza el ciclo de recuperación. Y es que, según estos economistas, en el último trimestre del 2020 comenzaremos la fase de crecimiento y, a lo largo del año 2021, nos consolidaremos con prosperidad económica, aunque sin llegar a los niveles previos a la crisis. Posteriormente, a mediados del 2022 o incluso en el 2023, es cuando podremos recuperar los niveles precedentes al crash.

Es importante conocer que estamos hablando de la economía real, no de los mercados financieros. Si vemos los principales índices americanos vemos como el comportamiento del S&P500 y el NASDAQ se encuentran en valoraciones altísimas con PER’s en máximos de 8-10 años, no encontramos una explicación razonable para esto, más allá de que las grandes empresas tecnológicas están tirando fuertemente de la capitalización bursátil, como ya hemos dicho en entregas anteriores, los 5 titanes del mercado americano (Amazon, Google, Apple, Facebook, Microsoft) no hacen más que subir y recuperar su valor en bolsa, llegando incluso a distorsionar el valor de los índices.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) en su boletín de publicación mensual nos ha dado un baño de realismo, dejando claro que los mercados financieros se están moviendo a una velocidad peligrosamente más acelerada que la economía real. Entre los principales análisis mencionados por la FED podemos citar:

-Valoración de activos. Los precios de los activos han sido inestables en muchos mercados. Desde sus mínimos de finales de marzo y principios de abril, los precios de los activos de riesgo han aumentado y los diferenciales se han reducido en los principales mercados. Los precios de los activos siguen siendo vulnerables a los descensos significativos de los precios en caso de que la pandemia tome un rumbo inesperado, las consecuencias económicas resulten más adversas o bien resurjan las tensiones del sistema financiero.

-El endeudamiento de las empresas y los hogares. La deuda de las empresas había sido históricamente elevada en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) hasta principios de 2020, y los aumentos más rápidos se concentraron en las empresas de mayor riesgo en medio de normas de crédito débiles. La disminución general de los ingresos asociada a la grave reducción de la actividad económica, ha debilitado la capacidad de las empresas para pagar estas (y otras) obligaciones. En parte, como consecuencia de ello, se ha producido una reevaluación generalizada del riesgo crediticio. Además, la emisión de bonos corporativos de alto rendimiento y la creación de préstamos apalancados, parecen haberse ralentizado notablemente. Si bien la deuda de los hogares se encontraba en un nivel moderado en relación con los ingresos antes de la crisis, el deterioro de la capacidad de algunos hogares para pagar las obligaciones puede dar lugar a pérdidas materiales para los prestamistas.

No sabemos realmente cuál de las hipótesis será la acertada, pero analizando la información publicada por la FED y sus homólogos europeos en el BCE, no pareciera que los bancos centrales apuesten por una recuperación en V. Y es que, el daño económico que estamos padeciendo por el coronavirus aún no termina de ser medible y no está del todo claro cuál será nuestro punto de partida hacia la recuperación. En mi opinión, me decantaría más por una recuperación en U con una fase de suelo más extendida, en la cual los gobiernos tienen que estar preparados para apoyar a los hogares, rescatar empresas y apostar por las Pymes como motor de crecimiento. Ya veremos. ¡Feliz semana!

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?