Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Red Limpia
Comparte
Compartir

Economía

Perfil crediticio de Panamá es cuestionado

Por: Financiero 25 Oct 2020

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó las perspectivas económicas para Panamá y la región, en su informe sobre América Latina y el Caribe, basado en la recuperación de las grandes economías, del comercio mundial y en el precio del cobre que está en aumento. La semana pasada, la calificadora de riesgo Moody’s decidió degradar de estable a negativa, la perspectiva de la calificación del gobierno como emisor a largo plazo.


Perfil crediticio de Panamá es cuestionado
Moody’s decidió degradar de estable a negativa, la perspectiva de la calificación del gobierno, mientras el FMI destaca que el país se recuperará pronto

El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó las perspectivas económicas para Panamá y la región, en su informe sobre América Latina y el Caribe, basado en la recuperación de las grandes economías, del comercio mundial y en el precio del cobre que está en aumento. La semana pasada, la calificadora de riesgo Moody’s decidió degradar de estable a negativa, la perspectiva de la calificación del gobierno como emisor a largo plazo.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, dijo en una conferencia de prensa el pasado jueves 22, que “Panamá es uno de los países con la mejor percepción de riesgo de América Latina, tiene una de las mejores calificaciones crediticias, ha mostrado un desempeño en sus indicadores de deuda muy sólidos en los últimos años y tiene un acceso a los mercados internacionales de capital muy bueno”.

Añadió que la deuda va aumentar y los indicadores se deterioran porque la economía se está contrayendo de forma importante por los efectos de la COVID-19, pero luego, el gobierno debe tomar las medidas adecuadas para un camino gradual de reducción de deuda del PIB, señala un comunicado de la presidencia de Panamá.

Por un lado, el Informe Sobre las Perspectivas Económicas del FMI asegura que Panamá tiene una posición sólida de deuda y por el otro que la economía panameña se va a recuperar para el 2021 creciendo un 4%, dijo Werner.

El optimismo hacia el país se basa en que las fuentes de recuperación son las mismas que generaron la crisis, ya que la economía panameña está muy integrada a la economía mundial, que ya ha iniciado su recuperación.

Así mismo el comercio internacional, la conectividad y todas las actividades del sector logístico en el cual Panamá es un nodo tan importante en la economía mundial y de América que claramente se va a ir recuperando, explicó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo.

De acuerdo al FMI “las buenas noticias para Panamá es que las grandes economías del mundo como Estados Unidos y China, en nuestros pronósticos, han tenido revisiones al alza, las contracciones serán menores, y eso es bueno para el comercio internacional y para Panamá esa va a ser la principal fuente dinamizadora de crecimiento en los próximos meses y años”.

Otro punto favorable es el de las materias primas como el cobre, que no solo se recuperó, sino que está a niveles más altos de los que tenía al inicio del año, lo que va ayudar a la economía panameña gracias a la operación y exportación de la mina de Cobre Panamá, de la compañía First Quantum Minerals.

El último reporte del Ministerio de Economía y Finanzas indican que al cierre de septiembre de 2020 la deuda pública aumentó a USD 36.107 millones, solo en los siete meses de pandemia se aumentó en USD 6.275 millones. Las proyecciones del MEF para este año coinciden con el FMI.

En cuanto América Latina, el Fondo Monetario Internacional estima que el decrecimiento será de 8,1%, destacando la gran pérdida de empleo que han tenido los países de la región debido a la pandemia de COVID 19.

Moody’s degrada perspectiva de Panamá

Argumentando que no existe una consolidación fiscal significativa y una recuperación económica sostenida, la calificadora de riesgo decidió degradar de estable a negativa, la perspectiva de la calificación del gobierno como emisor a largo plazo.

Aunque la perspectiva fue modificada, Moody’s decidió mantener en Baa1 la calificación de emisor a largo plazo y deuda senior no garantizada, señala un comunicado.

El factor clave para el cambio de perspectiva a negativo es la consideración de que, en ausencia de una consolidación fiscal significativa y una recuperación económica sostenida, el fuerte deterioro de las métricas fiscales y de deuda continuará socavando el perfil crediticio de Panamá en los próximos años.

Un aumento continuo en la carga de la deuda y los intereses del gobierno pondría las métricas fiscales de Panamá en línea con las medianas de pares de Baa, erosionando materialmente una fortaleza crediticia que apoyó la mejora de las calificaciones de Panamá a Baa1 en 2019.

La calificación Baa1 incorpora las fortalezas crediticias subyacentes aún presentes del soberano, incluida la tendencia de crecimiento superior al 4%, que ha estado por encima de lo informado por la mayoría de los pares calificados Baa. Además, la capacidad de Panamá para acceder a financiamiento de mercado a costos de endeudamiento relativamente bajos mantiene contenidos los riesgos de refinanciamiento y liquidez del gobierno.

Los techos de bonos y depósitos a largo plazo en moneda extranjera de Panamá permanecen sin cambios en A2. Los techos de bonos y depósitos a corto plazo en moneda extranjera se mantienen sin cambios en Prime-1.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?