Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Desempleo golpea a Brasil
Comparte
Compartir

Economía

Entre 1.8% y 5.5% caerá LatAm en 2020

Por: Financiero 13 Abr 2020

La economía de la región podría verse afectada hasta 2022, según el BID El Banco Mundial aseguró este domingo que la pandemia provocará un crecimiento […]


Entre 1.8% y 5.5% caerá            LatAm en 2020

La economía de la región podría verse afectada hasta 2022, según el BID

El Banco Mundial aseguró este domingo que la pandemia provocará un crecimiento económico negativo en América Latina y el Caribe del 4.6 % este año, con las caídas más pronunciadas en Ecuador y México que verán contraer sus economías en un 6%, según sus previsiones.

“Se prevé que el Producto Interno Bruto de la región de América Latina y el Caribe (excluyendo a Venezuela) caiga un 4.6 % en 2020. Para 2021 se espera un retorno del crecimiento de 2.6%”, señaló el último informe semestral de la Oficina del Economista en Jefe del BM para la región, Martín Rama.

Rama remarcó que actualmente las economías están en una situación de “incertidumbre” ya que todo depende de si en el futuro habrá una vacuna y de si se produce un repunte del brote.

El Informe considera el decaimiento abrupto de la demanda de China y los países del G7, con impacto en los países exportadores de materias primas en América del Sur y en los países exportadores de servicios y bienes industriales en América Central y el Caribe.

Considera, además, que un colapso del turismo tendría un impacto muy severo en algunos países caribeños. Identifica como factores en esta coyuntura, que muchos países de América Latina y el Caribe se enfrentan a esta crisis con un espacio fiscal acotado, la mayor dificultad -debido a la informalidad- de poder llegar a todos los hogares y proteger todas las fuentes de empleo, en un escenario en el que muchos hogares viven al día y carecen de recursos para enfrentar los aislamientos y cuarentenas necesarios para contener la propagación de la enfermedad.

Reconoce adicionalmente que muchos dependen de remesas en rápido descenso, y que para ayudar a los más vulnerables a sobrellevar las dificultades económicas, los actuales programas de protección y asistencia social deberán ampliarse rápidamente.

Toma de responsabilidad

De acuerdo con el análisis, además del ajuste en cuanto a los programas de protección y asistencia social, los gobiernos deberán al mismo tiempo asumir la mayor parte de las pérdidas. La socialización de estas pérdidas podría demandar una participación accionaria en las instituciones financieras y en los empleadores estratégicos, a través de su recapitalización. Este apoyo será clave en la preservación de puestos de trabajo y en una futura recuperación, subraya el documento.

El BID coincide

Días antes, el Informe Macroeconómico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), expuso que la región sufrirá “un shock de proporciones históricas”, con una reducción de su crecimiento de entre el 1.8 % en un escenario moderado y el 5.5 % en el más extremo, debido al impacto de la pandemia del coronavirus. Hace apenas tres meses, se esperaba una recuperación del crecimiento económico en Latinoamérica de hasta el 1.6 % para este año, tras haberse estancado en 2019.

“Nuestra región va a sufrir un shock de proporciones históricas”, dijo el economista jefe del BID, Eric Parrado según reseñó EFE. “Los países necesitan salvar vidas, asegurando el distanciamiento social y otorgando los recursos necesarios a sus sectores de salud. Medidas complementarias y temporales pueden apoyar a las economías durante el cierre parcial y organizado”, agregó Parrado.

Entre las economías que se verán más afectadas, el informe subrayó “un grave impacto” en México dada “su estrecha asociación con los Estados Unidos, su alta integración en la cadena global de valor” y los bajos precios del petróleo que “repercutirán en su posición fiscal”.

Otros que encaran una difícil situación son Ecuador, dado su “perfil exportador de petróleo”, sus “necesidades de financiamiento relativamente altas” y “no poder utilizar el tipo de cambio como amortiguador debido a su economía dolarizada”. O Colombia, también exportador de petróleo, y que “normalmente atrae una considerable inversión extranjera para financiar un déficit en cuenta corriente”, apuntó el informe.

El organismo advirtió que el daño económico se extenderá a 2021 y 2022 a menos que los Gobiernos implementen programas bien enfocados para amortiguar los efectos. En concreto, Parrado remarcó que será fundamental “preservar el corazón productivo de nuestras economías para aumentar las oportunidades de una recuperación rápida”.

Dado que el acceso al crédito podría tornarse más difícil, el informe instó a los países a “buscar mayores eficiencias, reasignar gastos que no son esenciales”, e incluso “endeudarse y utilizar los balances de los Bancos Centrales hasta cierto grado”.

El BID ha puesto a disposición de los países de la región hasta 12,000 millones de dólares en 2020 para ayudarlos a superar los impactos del coronavirus, mientras que el BID Invest, su brazo privado, cuenta con 5,000 millones adicionales.

Respaldo del Grupo Banco Mundial

Está tomando medidas amplias y firmes para ayudar a los países en desarrollo a fortalecer su respuesta ante la pandemia, mejorar la vigilancia sanitaria y las intervenciones de salud pública, y ayudar al sector privado a mantener sus operaciones y los puestos de trabajo.

Proporcionará hasta 160,000 millones de dólares en apoyo financiero durante los próximos 15 meses para ayudar a los países a proteger a los pobres y vulnerables, respaldar las empresas y afianzar la recuperación económica.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?