Ver ediciones digitales
Comparte
Compartir

Economía

Conoce los temas más comentados durante la semana en las bolsas de mercado

Por: Financiero 23 Dic 2019

El juego de compras de Trump con China puede no compensar los costos de su guerra comercial autoinfligida, los empleados del Vision Fund de SoftBank […]


Conoce los temas más comentados durante  la semana en las bolsas de mercado

El juego de compras de Trump con China puede no compensar los costos de su guerra comercial autoinfligida, los empleados del Vision Fund de SoftBank están representando una cultura de imprudencia en la empresa y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprueba un juicio político contra Donald Trump; estas son algunos de los temas -resumidos por Bloomberg, que se comentan en las bolsas de mercado. 

Luna Azul

El legado de Donald Trump quedará marcado para siempre por su juicio político a manos de los demócratas de la Cámara de Representantes. Los legisladores se reunieron en el salón de la cámara, como lo hicieron sus predecesores cuando votaron para impugnar a Andrew Johnson en 1868 y a Bill Clinton en 1998. Al abrir el debate sobre los dos artículos de la impugnación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, calificó a Trump de “amenaza constante a nuestra seguridad nacional” y declaró “si no actuamos ahora, seríamos negligentes en nuestro deber”. 

Mientras tanto, el representante republicano Doug Collins de Georgia, uno de los principales defensores del presidente durante las audiencias del Comité Judicial, dijo que el presidente no hizo nada malo. Trump, por otro lado, desahogó su ira en Twitter, escribiendo que las acusaciones en su contra eran “TALES MENTIRAS ATROCES POR LA IZQUIERDA RADICAL, NO HACEN NADA DEMÓCRATAS”. 

En lugar de centrarse en la defensa de las acciones de Trump con respecto a Ucrania, muchos republicanos de la Cámara de Representantes han criticado el proceso de impugnación como un esfuerzo políticamente motivado por los demócratas que han estado decididos a expulsar a Trump desde su primer día en el cargo. El índice de aprobación del presidente entre los votantes republicanos se ha mantenido en alrededor del 90% desde su toma de posesión.

No es suficiente

El presidente Donald Trump se dirige a un año electoral para promocionar un acuerdo comercial que promete duplicar las exportaciones estadounidenses a China, que según él ha prometido un gasto de 200.000 millones de dólares durante dos años en todo tipo de productos, desde aviones hasta chuletas de cerdo y patas de pollo. 

Sin embargo, la realidad ineludible es que incluso este extraordinario despilfarro – si ocurre – puede que no compense el costo económico de la guerra comercial que busca desactivar. El costo preciso de un conflicto económico (que está lejos de haber terminado) es difícil de aislar.

Todo, desde el costo directo de los aranceles hasta los intangibles, como el papel de la incertidumbre en la confianza de las empresas, se tiene en cuenta. También se llega a un debate teológico en economía que ve a los partidarios ideológicos de los aranceles de Trump argumentar que las olas anteriores de proteccionismo son injustamente difamadas por la historia. 

Los economistas que han calculado el impacto de los aranceles estadounidenses, la mayoría de los cuales se mantendrán, y las medidas de represalia de China han hecho que las pérdidas económicas -incluido el impacto de la incertidumbre resultante- tengan un costo en la pérdida de producción que va del 0,3% al 0,7% del producto interno bruto real solo este año. Aunque unas pocas décimas de punto porcentual pueden no parecer mucho, es una consecuencia de la mayor economía del mundo.

Mercados Silenciados

Las acciones asiáticas parecían estar a la deriva, ya que los inversionistas se quedaron al margen con pocos catalizadores frescos, mientras que las tesorerías se retiraron. Los contratos de futuros cayeron en Japón y Australia, y no cambiaron mucho en Hong Kong. Las acciones estadounidenses terminaron sin cambios, un día después de que el índice S&P 500 alcanzara otro récord en medio de datos económicos alentadores.

Con las preocupaciones comerciales latentes, al menos por ahora, después de que se cerrara un acuerdo parcial entre Estados Unidos y China, los inversores están atentos a los procedimientos de impugnación en Estados Unidos. 

El dólar se fortaleció frente a sus principales pares del G-10, y los rendimientos de los bonos del tesoro a diez años superaron el 1,90% — Las reservas mundiales están cerca de sus máximos históricos, aunque con el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, el cual fue anunciado, pero que aún está por firmarse, los operadores están encontrando algunas razones para ofertar precios más altos. 

Mientras tanto, el crudo del oeste de Texas repuntó después de un informe de inventario alcista en los Estados Unidos y la libra extendió sus pérdidas después de caer ante la renovada preocupación de que es posible un Brexit sin algún acuerdo.