Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Argentina negocia sin brújula

Por: Financiero 10 Ago 2020

El gobierno carece de un plan económico claro para salir de la recesión La deuda de Argentina se cotiza por debajo del valor establecido en […]


Argentina negocia sin brújula

El gobierno carece de un plan económico claro para salir de la recesión

La deuda de Argentina se cotiza por debajo del valor establecido en el acuerdo de reestructuración recién firmado, y muchos inversores se muestran escépticos de que el gobierno haya negociado suficiente espacio fiscal para sacar a la economía de su profunda recesión.

Si bien el bono de un siglo emitido en 2017 saltó un 7,7% el pasado martes 4 de agosto a 46,21 centavos por dólar, se mantuvo muy por debajo del valor promedio del acuerdo, estimado en unos 55 centavos por dólar. Los bonos con vencimientos incluso más cortos se mantienen lejos de esos niveles.

Para algunos inversores, incluso ese repunte limitado tiene poco sentido. Argentina enfrenta una contracción económica de alrededor del 12% este año, y un déficit que se ha disparado con el gasto fiscal adicional para combatir la pandemia.

A diferencia de otros países latinoamericanos, que también han experimentado un repunte de su deuda, Argentina tiene una inflación galopante, lo que limita el alcance de la política monetaria para sacar a la economía de la recesión.

Como tal, el gobierno puede haber ofrecido demasiado a los inversores.

“Esto no es hiperbólico. Esta es la peor reestructuración soberana negociada que he visto”, dijo Diego Ferro, ex-ejecutivo de Greylock Capital Management LLC, ahora fundador de M2M Capital en Nueva York. “Los inversores obtuvieron un gran regalo de promoción”.

Parte del problema es que el acuerdo de reestructuración se basó en una evaluación económica realizada con el Fondo Monetario Internacional antes de la pandemia. Estos parámetros para la economía ya no se aplican.

El déficit fiscal ascendió a más de USD 3,4 mil millones en cada mes en el segundo trimestre, frente a solo USD 62 millones en enero. Además, los nuevos casos de coronavirus y las muertes están alcanzando niveles récord, incluso cuando gran parte del país permanece bloqueado.

“¿Cómo pueden todos estar tan seguros de que este es el trato correcto cuando todavía se tiene la economía cerrada?”, dijo Ferro. “Alguien fue engañado”.

Impresión de dinero


La respuesta del gobierno a la pandemia obtuvo un amplio apoyo entre la población, pero preocupa a muchos economistas.

“El presidente Alberto Fernández ha presentado viejas recetas para abordar viejos problemas, y todos sabemos cómo termina eso”, dijo Patrick Esteruelas, jefe de investigación de Emso Asset Management. “Dependen de la imprenta, aumentan la oferta monetaria y crean importantes presiones inflacionarias”.

Se ha evitado una caída de la moneda mediante estrictos controles de capital, que a su vez han frenado las importaciones y la economía.

Sin plan


No está claro cómo Fernández planea escapar del atolladero. La nación necesita desesperadamente aumentar sus reservas internacionales, combatir la inflación que se espera supere el 40% este año y reactivar la economía.

Sin embargo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que el gobierno no tiene intención de presentar un plan económico en el corto plazo. Para Ferro, todo el proceso se ha hecho al revés.

“La forma lógica era pedir un statu quo, tener un acuerdo con el FMI, elaborar un plan económico”, dijo Ferro. “Las reestructuraciones suelen ser una ocurrencia tardía para tener un programa económico. No haces de la reestructuración la piedra angular”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?