Ver ediciones digitales
Compartir

Una visión de la gestión del cambio

Por: Financiero 19 Jul 2021

La gestión del cambio consiste en la toma de decisiones interconectadas que permiten dejar una situación actual, que no es conveniente, hasta llegar a otra más adecuada para el cumplimiento de los objetivos de una empresa. Además, conlleva plantear estrategias para cambiar una situación con el mayor éxito posible.


Una visión de la gestión del cambio
La transformación empresarial debe ser un proceso continuo de reinvención y adaptación

Redacción El Financiero

La gestión del cambio consiste en la toma de decisiones interconectadas que permiten dejar una situación actual, que no es conveniente, hasta llegar a otra más adecuada para el cumplimiento de los objetivos de una empresa. Además, conlleva plantear estrategias para cambiar una situación con el mayor éxito posible.

En un contexto de incertidumbre, usualmente el ingenio de empresas y profesionales es crucial para desarrollar soluciones, como mejorar la cualificación profesional – en un plano personal – o implementar la gestión del cambio – en el plano organizacional. Esto permite atender con eficacia los efectos de una crisis.

Un artículo de la web de la EAE Business School explica que, a pesar de que existen teorías sobre gestión del cambio, no hay un modelo predeterminado; cada caso particular podría necesitar un modelo u otro. Pero, en síntesis, existen algunos pasos predeterminados que pueden tomarse como punto de partida.

Diagnóstico: antes de empezar a tomar acciones para la transformación, es necesario definir qué se necesita cambiar, y cómo. Esta fase preliminar implica un análisis de los factores que están lastrando el camino de la empresa, sean tecnológicos, estructurales, de personal, o de cultura empresarial.

Planificación estratégica: este paso consiste en definir qué hitos se alcanzarán, en cuánto tiempo, y qué se necesitará para abordar cada uno de los cambios, teniendo en cuenta que, a partir de este paso, el cambio profesional y corporativo será continuo e incesante; el crecimiento requerirá una transformación continua para poder mantenerse en un entorno laboral competitivo y globalizado.

Análisis continuo: para una empresa, es necesario observar constantemente la realidad social, sobre todo considerando la realidad incierta y de aparente crisis continua, que supone cambios radicales en la economía, los mercados, la sociedad, y los hábitos de las personas. La realidad necesita ser vista con un pensamiento “fuera de la caja”, sopesando las tendencias tecnológicas, culturales y de consumo.

El proceso del cambio requiere un esfuerzo no sólo de los líderes, sino también de todos los empleados de una empresa. Una persona preparada o abierta al cambio se caracteriza por su actitud optimista, su fe en el trabajo, su proactividad y su disposición a mejorar sus competencias, actitudes y aptitudes, conocimientos, y habilidades.

El cambio como proceso sistémico
“Un proceso de cambio exitoso y sustentable debe ser concebido por las máximas autoridades como un proceso de aprendizaje transformacional desde la triple perspectiva del alineamiento sistémico: individual, de equipo y de la organización”, dice el especialista en temas de capital humano Miguel Terlizzi, en un artículo del blog Multitaskers.

El experto opina que el cambio es una parte intrínseca de la vida de una empresa, que no se puede evitar, y que debería ser abordado cada vez con mayor celeridad e intensidad. Para Terlizzi, los procesos de cambio “comienzan con una transformación cultural que no se compra ni se declara: se aprende; y los accionistas y el CEO son quienes deben patrocinar dicho proceso y el área de capital humano, si forma parte del board de dirección, liderarlo desde un rol de socio estratégico de cada sector del negocio”.

El experto también menciona que los factores que detonan el cambio organizacional en las empresas pueden ser externos (como cambios de gobierno o de la macro y microeconomía, o eventos de índole social y política) o internos (como disminución de ventas, altos índices de rotación de personal, o pérdida de rentabilidad).

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?