Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Panamá en promoción
Comparte
Compartir

Una sencilla opción que potencia las ‘videoreuniones’

Por: Financiero 21 Feb 2021

“Durante esta pandemia, hemos descubierto que podemos lograr cierta cercanía con el uso del videochat. Ya sea que se trate de compañeros trabajando desde casa, o de amigos y familiares compartiendo los fines de semana, esta crisis única en el siglo demuestra que, incluso cuando no estamos físicamente juntos, podemos seguir trabajando de forma productiva y llevar adelante nuestra vida personal”, asegura Penry Price, vicepresidente de soluciones de marketing de LinkedIn.


Una sencilla opción que potencia las ‘videoreuniones’
Las reuniones por video deben aprovechar siempre la opción del chat, pues ofrece una nueva manera de colaborar en el trabajo conjunto

Redacción El Financiero

“Durante esta pandemia, hemos descubierto que podemos lograr cierta cercanía con el uso del videochat. Ya sea que se trate de compañeros trabajando desde casa, o de amigos y familiares compartiendo los fines de semana, esta crisis única en el siglo demuestra que, incluso cuando no estamos físicamente juntos, podemos seguir trabajando de forma productiva y llevar adelante nuestra vida personal”, asegura Penry Price, vicepresidente de soluciones de marketing de LinkedIn.

En el lugar de trabajo, ha surgido una nueva tendencia debido al abrumador cambio hacia las reuniones por video. Se ha convertido en algo habitual complementar las expresiones faciales, la voz y la pantalla compartida con mensajes de chat en  tiempo real que pueden ser leídos por todos los participantes. Este estilo de colaboración de doble uso, el cual permite reuniones más ricas y productivas, es una nueva habilidad blanda que puede ayudar a los trabajadores a establecer relaciones más fuertes con sus colegas, clientes y red profesional, explica el experto en un artículo de su autoría publicado por la revista estadounidense Fast Company, el cual fue traducido por El Financiero LatAm.

La creatividad de doble uso va en aumento

Hace poco, la empresa de Price celebró una nutrida y muy concurrida reunión mediante video con transmisión en directo. “No solo fue un tiempo bien aprovechado por todos los que participaron, sino que también me ayudó a comprobar cómo esta nueva tecnología está cambiando sutilmente nuestras vidas. Mientras muchos de mis colegas se turnaban para hablar en pantalla, me intrigó la forma en que la videoconferencia se incrementaba a medida que los miembros del equipo escribían en la opción de chat situada a la derecha de la pantalla”.

Se presentaron numerosas propuestas y se intercambiaron ideas a través del video y el chat, y la fusión de los dos métodos dio lugar a un ejercicio más abierto y fluido que el que se suele lograr con un solo colega frente a la pizarra. “Ya había sido testigo de esta creatividad de doble uso en reuniones anteriores, pero ese día me di cuenta de lo diferente que es la experiencia cuando se trabaja en línea al 100%, comparado con los casos en los que se hace sin conexión o de manera híbrida.  La forma de hacer negocios es diferente. Las bromas y los momentos recreativos son diferentes. La gesticulación es diferente. La simple combinación de la pantalla de video y la casilla de chat, interviene de manera transformadora”, comenta el especialista.

Los ejecutivos empresariales deben tomar conciencia de que este formato de doble uso permite la resolución democrática de los problemas, ya que los participantes tienen más flexibilidad para intervenir en los debates. Incluso cuando la pandemia cese, los líderes deberían adoptar este estilo de colaboración como una forma en la que sus equipos pueden hacer negocios, aconseja Pride.

La conversación sigue en marcha

“Todos estamos mejorando en la modalidad de doble uso, y eso nos hace más eficientes. Cuando es el turno de hablar durante una reunión por video y no se explica del todo el punto de vista, ya es aceptable llenar ese vacío posteriormente, con una declaración de texto a todo el grupo, o solo a una persona. Es una buena manera de que la conversación en grupo siga en marcha sin tener que volver a aclarar verbalmente un punto, o a ofrecer una idea”.

Con las conferencias en espera indefinida, también existe la oportunidad de que los eventos virtuales adopten más plenamente esta colaboración de doble uso, para ayudar a los participantes a establecer una red de contactos más eficaz. Estos últimos ya utilizan la casilla de chat para hacer preguntas y compartir experiencias durante las sesiones de preguntas y respuestas. 

Además, deberían poder optar por recibir mensajes directos de otros participantes de su elección. Y parte del proceso de registro debería incluir la selección de los tipos de líderes de opinión, o incluso de proveedores, a los que a estos no les importaría escuchar durante la presentación. A su vez, los participantes tendrían la posibilidad de desactivar la opción de chat. Estos elementos podrían ayudar a que las personas saquen más provecho de los eventos virtuales, ya sea para una venta u oportunidad de compra, o para conseguir su próximo empleo ideal.

Parece que las conferencias ya están empezando a explorar estas oportunidades. Por ejemplo, los participantes en la Conferencia de la Sociedad Americana de Física de 2020, podrían optar por sustituir los debates posteriores a los paneles celebrados en años anteriores, por interacciones vía chat a través de Zoom. Es previsible que este tipo de experiencias en los eventos sean mucho más comunes y cada vez más sofisticadas, dado que el 97% de los profesionales del marketing espera que las conferencias híbridas online-offline sean la norma este año.

Aunque las reuniones presenciales volverán, la colaboración que supone tener un chat continuo durante una reunión, no debería desaparecer cuando regresemos a la oficina. En el caso de las empresas con oficinas en distintos lugares, ha sido habitual durante años que las reuniones de múltiples personas se dividan con el personal en una sala, en una mesa de conferencias, y el resto participando en otro lugar a través de video con transmisión en directo.

Pero antes de la pandemia, habría sido inusual que el administrador de la reunión habilitara la ventana de chat para los monitores de pantalla plana del grupo, así como para las pantallas individuales de los ordenadores. Actualmente, sabemos que es más aconsejable dejar habilitada la opción de chat para que todos puedan disfrutar de la capa adicional de colaboración que esta ofrece.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?