Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
La voz de la dona
Comparte
Compartir

Economía

Tres hitos de la economía circular en Colombia

Por: Financiero 04 Abr 2021

El Barrio El Regalo, ubicado en la localidad de Bosa, en Bogotá, capital de Colombia, fue galardonado en los Premios Internacionales Gaviota por ser el más limpio de Latinoamérica. Tras 10 años de poner en práctica el manejo sostenible y responsable de basura y deshechos, llegó el reconocimiento. La historia fue publicada en la web gubernamental de la capital colombiana.


Tres hitos de la economía circular en Colombia
El manejo inteligente de los residuos logra alargar la vida útil de los mismos, generando soluciones de impacto

Redacción El Financiero

El Barrio El Regalo, ubicado en la localidad de Bosa, en Bogotá, capital de Colombia, fue galardonado en los Premios Internacionales Gaviota por ser el más limpio de Latinoamérica. Tras 10 años de poner en práctica el manejo sostenible y responsable de basura y deshechos, llegó el reconocimiento. La historia fue publicada en la web gubernamental de la capital colombiana.

Sus habitantes se cansaron de ver montañas de basura en las calles, y tomaron la decisión de trabajar en cambiar en esta realidad, ejecutando labores de limpieza y trabajos ambientales. Luego de una década, los resultados saltan a la vista: la comunidad cuenta con cultivos orgánicos, hacen jornadas de reciclaje, y forman a las próximas generaciones para que profundicen la iniciativa.

Los vecinos no solo limpian sus calles, también producen su propio abono y crían lombrices californianas para la venta. Con los fondos obtenidos costean programas culturales y para adultos mayores. Además, cuentan con 189 huertas urbanas, que producen lechugas, tomates, acelgas, apio, pimentón, cilantro, y plantas ornamentales.

“Es un trabajo que venimos realizando hace más de 19 años por una problemática de basuras, empezamos a capacitar a las personas y encontramos que dentro de la basura había una fuente económica como las botellas plásticas y el compostaje, ha sido un trabajo duro, pero ha valido la pena pese a las críticas y obstáculos que se presentan” afirmó Ana Inés Vásquez

El Premio Internacional Gaviota se entrega desde 1995 en México, y busca destacar a personas o comunidades que hacen parte del cambio. El Regalo, de Bogotá, fue nominado gracias al “ejemplo digno a seguir” del barrio, y los hitos logrados en la última década.

Casas prefabricadas derivadas del plástico
La empresa Maderplast, en Bogotá, se dedica a las construcciones prefabricadas usando “madera plástica”. Así, el aporte al medio ambiente es doble: evita la tala de bosques, y reutiliza plásticos reciclados. 

Según reza su web, “las principales ventajas de las casas prefabricadas son anti tsunami y anti terremoto”, además es una solución de vivienda en zonas alejadas por la facilidad de su transporte y su ágil construcción”. La información fue publicada en la web La Nota Positiva.

Las estructuras construidas cumplen estándares de resistencia, sostenibilidad y durabilidad. Gildardo Pineda, gerente de Maderplast, comentó que su empresa ha contribuido a la “construcción de casas prefabricadas de familias guardabosques, las escuelas que donó el Gobierno para las comunidades Wayúu de La Guajira y San Andrés, así como la elaboración de campamentos para la Policía Nacional”.

“Esta madera la hacemos con las botellas plásticas de gaseosas o agua que recolectamos. Con esto también ayudamos a la descontaminación. Sin embargo, usamos técnicas para que la calidad siempre sea la mejor”, agregó Pineda.

Esta empresa colombiana aportó al ámbito social durante la pandemia no sólo con sus soluciones habitacionales, sino que además mantuvo a su personal durante la pandemia. Actualmente, genera empleo para alrededor de 60 personas, encargadas de elaborar las casas.

Muros de contención con llantas de desecho
El uso de llantas para construir muros de contención, que evitarían deslizamientos en carreteras colombianas, fue propuesto por el ingeniero Nicolás Linares Serna, perteneciente a la Universidad Nacional de Colombia (UNAL). De esta manera, los cauchos desechados, usualmente difíciles de manejar y muy contaminantes, podrían tener un nuevo uso.

El ingeniero propone mejorar el uso de llantas con la ayuda de escoria y ceniza volante, residuos de la industria siderúrgica. Tras recibir muestras de 93 suelos de seis subregiones de Caldas, evaluó qué tipo de llanta es la más adecuada para el fin propuesto.

Sus experticias arrojaron que las apropiadas son aquellas llantas de rin 13 a 19. Si el suelo es fino, recomienda llenarlas con cemento; en otros casos, se puede usar escoria o ceniza volante, a la vez que sugiere usar lazos de polipropileno para amarrar las llantas entre sí. Aunque estos muros con llantas son comunes en las vías de Caldas, su propuesta busca optimizar el uso y la construcción de los muros de contención.

La implementación masiva de esta técnica reduciría el impacto de las cerca de 61.000 toneladas de llantas usadas en Colombia, de las cuales apenas se comercializa un 50% en la producción de subproductos. De la misma manera, el uso de la ceniza volante y la escoria, producidas en las siderúrgicas y termoeléctricas, mitigaría la disposición final de estos residuos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?