Ver ediciones digitales
Compartir

Silicon Valley, la meca tecnológica de EEUU

Por: Financiero 14 Jun 2021

Silicon Valley o la meca de la tecnología, como muchos lo llaman, está en el valle de Santa Clara en California. Las comunidades allí ubicadas son conocidas como la base del corazón de la tecnología informática.


Silicon Valley, la meca tecnológica de EEUU
Actualmente los emprendimientos basados en la transacción de criptomonedas, como las DeFi, sin intermediarios, se han vuelto populares para los inversionistas de riesgo

Redacción El Financiero

Silicon Valley o la meca de la tecnología, como muchos lo llaman, está en el valle de Santa Clara en California. Las comunidades allí ubicadas son conocidas como la base del corazón de la tecnología informática.

La historia de Silicon Valley empezó a finales de los años 50s, cuando ocho científicos se fueron a California para emprender un negocio de semiconductores (cuya materia prima es el silicio, de allí el nombre) y que luego se convirtieron en los principales impulsores de lo que es hoy es conocido como el mayor centro tecnológico y de innovación del mundo.

Se considera que el padre intelectual de Silicon Valley es Frederick Terman, profesor de Stanford, quien animó a Hewlett y David Packard a iniciar una start-up de electrónica, y fue en donde se inició HP, una de las compañías más importantes del mundo.

Hay otra versión del origen de este “valle de silicón” que asegura que Fairchild es la primera experiencia de emprendimiento en este lugar; pero, independientemente, de cuál fue el primer emprendimiento de este sitio, a Fairchild se le atribuye un aspecto más relevante en la zona, pues jugó un papel multiplicador para otras iniciativas empresariales del sector tecnológico.

Por ejemplo, dos de los cofundadores de Fairchild crearon Intel, mientras que otro de estos fundadores fue mentor de Steve Jobs. Además, un antiguo empleado de Fairchild fue el primer inversionista de Apple.

Un cuarto cofundador creó el fondo de capital de riesgo Kleiner Perkings, el cual años después invirtió en Google. Y Don Valentine, ex gerente de ventas de Fairchild, creó la empresa de capital de riesgo Sequoia Capital, y participó en el proceso de consolidación de Cisco y PayPal.

Este modelo multiplicador ha sido la base de los ecosistemas de emprendimiento, pues el impacto de los empresarios que se apoyan entre sí, haciendo que sus startups crezcan y valgan miles de millones de dólares, no es desdeñable. El ejemplo de los ocho de Fairchild se puede resumir así: realiza mentorías, incentiva a los colaboradores que también emprendan, ofrece métodos de inversión, y da pie a que otros emprendimientos crezcan, a su vez.

Este modelo de negocio ha caracterizado el rápido florecimiento, especialmente desde la década del 80, de empresas dedicadas a la computación y la electrónica, y actualmente es sede y centro de innovación de organizaciones como Google, Facebook, Apple, Microsoft y Netflix. Gracias a esto, California también se ubica entre las cinco economías más importantes del mundo, según contó BBC.

Las DeFi, la apuesta actual de las empresas de Silicon Valley
En los últimos dos años, los proyectos relacionados con finanzas descentralizadas se han vuelto los más populares en Silicon Valley. El auge de las criptomonedas ha hecho que lo que antes era materia a evitar para las firmas de capital de riesgo, debido a la falta de regulación del mundo cripto, ahora es un nuevo modelo de inversión en tecnología, según recoge una nota de la web informativa Mercado.

Las finanzas descentralizadas, (o DeFi según la abreviatura del inglés) replican servicios financieros apoyándose en la tecnología blockchain, desarrollando soluciones que dejan fuera a los intermediarios de costumbre, como la banca tradicional. Estos proyectos se han vuelto populares debido a su gran rentabilidad, atrayendo a capitalistas de riesgo, quienes han visto retornos de inversión considerables.

Uniswap, por ejemplo, es un emprendimiento relativamente reciente (de unos tres años de antigüedad) pero ya ha convertido millones de dólares de inversión inicial, en miles de millones de dólares para los capitalistas de riesgo, que apostaron por este exchange cripto.

El año pasado los capitalistas de riesgo, que habían invertido un total de 12,8 millones de dólares en la compañía para respaldar el proyecto, recibieron un premio: Uniswap comenzó a distribuir 1.000 millones de tokens digitales a los usuarios y los inversores recibieron 18% del total.

Los tokens, que dan a quienes los poseen derecho a voto en el proyecto, llegaron a tener un precio de 28 dólares. Uniswap ha presentado un calendario de adjudicación a cuatro años para los tokens, que actualmente tienen una capitalización de mercado de unos 16 mil millones de dólares, según datos de CoinMarketCap.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?