Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Riesgo de default disminuye

Por: Financiero 14 Feb 2021

Las probabilidades de default en las dos economías más grandes de LatAm: Brasil y México, descendieron a niveles pre pandemia, lo cual indica que la llegada de vacunas y una mejor planificación han disipado el miedo a la bancarrota.


Riesgo de default disminuye
Gracias a las medidas adoptadas, México y Brasil no experimentaron muchas bancarrotas empresariales relacionadas a la crisis económica y pandémica

Redacción El Financiero

Las probabilidades de default en las dos economías más grandes de LatAm: Brasil y México, descendieron a niveles pre pandemia, lo cual indica que la llegada de vacunas y una mejor planificación han disipado el miedo a la bancarrota.

El análisis hecho por la consultora S&P Global Market Intelligence, y reseñado por LABSNews, indica que las compañías brasileñas en el sector de bienes y servicios no esenciales tienen la mayor probabilidad de default (PD), con un 3,97%, mientras que otros sectores como compañías financieras e industriales tienen probabilidades de menos de 2%.

La puntuación representa las posibilidades de que una compañía entre en default el año siguiente, basado en las fluctuaciones de los precios de las acciones de la compañía, y otros riesgos asociados al país y a la industria en particular. 

El puntaje PD en México se mantiene más alto que el brasileño, pero también ha descendido a niveles vistos antes de marzo de 2020. La mayor probabilidad de default yace en las compañías mexicanas dedicadas a los bienes no esenciales, igual que en Brasil, con un 7,8%. Los servicios de comunicación y las compañías de energía muestran una probabilidad de 5,4% y 3,2%, respectivamente.

De acuerdo a S&P, los dos países adoptaron muy diferentes medidas para preservar la actividad económica frente a la pandemia de la COVID-19. Mientras que Brasil logró aumentar la producción invirtiendo alrededor del 10% de su PIB en estímulos y paquetes de ayuda, México invirtió solo 1,1% de su PIB.

La crisis macroeconómica que golpeó a ambos países, de todas formas, no dio como resultado una gran cantidad de bancarrotas o defaults para las empresas. Solo cuatro defaults fueron reportados por S&P Global Ratings en México durante 2020, y solo tres en Brasil, gracias a las facilidades para renegociar préstamos y deudas.

“El declive económico en 2020 fue brutal, pero hubo (desde el gobierno) medidas de apoyo, y la refinanciación fue abundante, lo cual permitió que la tasa de default permaneciera mucho más baja de lo que esperábamos”, dijo Diego Ocampo, director y jefe sectorial para Latinoamérica en S&P Global Ratings.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?