Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Bogotá, modelo de reactivación
Comparte
Compartir

¿Qué define a una edificación verde?

Por: Financiero 18 Abr 2021

Un centro comercial en Bogotá, capital colombiana, ha sido galardonado con la certificación EDGE, gracias a sus parámetros y buenas prácticas de construcción, lo que lo hacen ser considerado una edificación verde. ¿Qué distingue a Paseo Villa del Río de otros edificios o centros comerciales?


¿Qué define a una edificación verde?
Un centro comercial en Bogotá ha sido el primer edificio colombiano en recibir la certificación EDGE. Descubra las características que lo hicieron ganador

Redacción El Financiero

Un centro comercial en Bogotá, capital colombiana, ha sido galardonado con la certificación EDGE, gracias a sus parámetros y buenas prácticas de construcción, lo que lo hacen ser considerado una edificación verde. ¿Qué distingue a Paseo Villa del Río de otros edificios o centros comerciales?

En primer lugar, es destacable la atención puesta en los sistemas de ventilación. En los baños se instalaron sensores de CO2, para activar automáticamente la circulación del aire; así mismo, similares sistemas se encuentran en los estacionamientos y en las áreas comunes. Las características de este centro comercial fueron divulgadas por el portal web Valora Analitik.

Estos avanzados sistemas de circulación de aire cruzado hace que el aire se renueve constantemente de forma natural, reduciendo el riesgo de contagio de COVID-19 por la poca ventilación. Por otra parte, techos y fachadas poseen aislamiento, en zonas interiores y exteriores se usan bombilas LED, y muchas áreas del centro comercial carecen de aire acondicionado y aprovechan la circulación de aire natural.

La edificación aporta enormemente al ahorro y uso eficiente del agua, ya que cuenta con un sistema de recolección de agua de lluvia, con el fin de reutilizarla en los baños, y en los riegos de los jardines horizontales y verticales.

Paseo Villa del Río ahorra también aproximadamente un 33% de energía, y un 47% menos de uso de energía en los materiales usados para la construcción. En conjunto, el centro comercial ubicado en el sur occidente de Bogotá, con un área total de 173.000 m2 y una zona de influencia de unos 2,4 millones de habitantes, le ahorra al planeta unas 2.000 toneladas de dióxido de carbono.

La certificación EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias, en español) fue creada por la Corporación Financiera Internacional, o IFC (miembro del Grupo del Banco Mundial). Esta certificación es la primera que se le otorga a una edificación en Colombia, y brinda a los líderes del sector inmobiliario una ventaja competitiva que diferencia sus productos y otorga valor agregado.

La certificación se da en dos etapas, en el diseño y en la construcción final. El objetivo de la certificación EDGE es establecer una definición basada, en métricas, de lo que es una edificación verde y amigable con el ambiente. Con esas métricas en mente, se recompensa a los promotores inmobiliarios por desarrollar proyectos con criterios de sostenibilidad, aumentar la influencia regulatoria y promover la inversión extranjera.

Entre los aspectos que permiten obtener la certificación EDGE, están los ahorros en el consumo de energía, de agua y de la selección de materiales con baja energía en los materiales utilizados para la construcción. El distintivo incentiva a los propietarios y arrendatarios a adoptar las mismas medidas, para garantizar la sostenibilidad ambiental del sector construcción y del país.

Segunda línea del metro de Bogotá en estudio
La capital colombiana se encuentra estructurando el proyecto de la línea 2 del Metro de Bogotá. La empresa del mismo nombre, y la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) se encuentran definiendo pautas como el aspecto legal, calificación de riesgos técnicos y financieros, y las obras civiles relacionadas. La FDN tiene la misión de hacer que el proyecto tenga factibilidad técnica; para que la Empresa Metro de Bogotá inicie la licitación, adjudicación y construcción.

Un comunicado de prensa de la FDN señaló que se iniciaron estudios de prefactibilidad para esta segunda línea de metro. Se identificó que “debería iniciar en la avenida Caracas con calle 72, donde culmina la primera línea, e ir hasta el borde noroccidental de la ciudad en Suba”. 

Así, esta segunda línea se extendería por 16 kilómetros, descongestionaría el tránsito y mejoraría el transporte público de la capital colombiana. Según informó la revista Construcción Latinoamericana, se prevé que el proyecto se adjudique en el año 2023. 

“Esto es una muestra del reconocimiento al trabajo realizado por la FDN en la estructuración integral de la primera línea del metro, y de la prefactibilidad de la Línea 2 que realizamos en el último año. Asumimos con todo el profesionalismo este nuevo reto y pondremos a disposición del proyecto y de la ciudad todo nuestro conocimiento técnico y experiencia” afirmó Francisco Lozano, presidente de la FDN.