Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Protección del Amazonas crea divisiones en agricultores de soja

Por: Financiero 11 Oct 2020

El creciente escrutinio sobre el papel de la agricultura en la deforestación del Amazonas, está separando a los productores de soja de las casas comerciales


Protección del Amazonas crea divisiones en agricultores de soja
Brasil se consolida como el principal exportador de soja en el mundo

Redacción El Financiero (con información de Bloomberg, Reuters y La Nación)

El creciente escrutinio sobre el papel de la agricultura en la deforestación del Amazonas, está separando a los productores de soja de las casas comerciales.

Aprosoja, el principal grupo de agricultores de Brasil, se está separando de Abag, que representa a las partes interesadas del sector agroindustrial, incluidas las casas comerciales, como Cofco, de China, y Cargill Inc., proveedores como Deere & Co. y prestamistas como Rabobank.

Los productores de soja están poniendo fin a una sociedad de más de una década, con la principal asociación de agroindustrias del país, luego de que Abag se uniera a los ambientalistas, en un grupo que ha estado presionando al gobierno para que tome medidas contra la deforestación.

Ese grupo, formado por 250 empresas y organizaciones, conocido como Coalizao Brasil, envió una carta al gobierno federal, el pasado mes de julio, en la que afirmaba que las percepciones ambientales negativas son potencialmente perjudiciales, tanto para la reputación como para las perspectivas de negocio. El mes pasado, Coalizao Brasil envió propuestas para combatir la deforestación y mejorar los controles.

“Abag no conoce la posición del campo en esto. Sabe de negocios ya que representa a empresas comerciales, grandes industrias y bancos. Los agricultores no están representados por este grupo”, expresó, en una entrevista telefónica, Bartolomeu Braz Pereira, jefe de Aprosoja. “Están prestando más atención a los ecologistas que a nosotros”, aseveró.

El impulso a la deforestación cero en el Amazonas, es un ejemplo de acciones “innecesarias” apoyadas por Abag, declaró. Las normas actuales permiten a los agricultores deforestar hasta el 20% de sus propiedades en el bioma. A los miembros de Abag “no les gusta el gobierno y contribuyen a perjudicar su reputación”, afirmó.

La ruptura entre dos de los grupos agrícolas más influyentes de Brasil, refleja las crecientes divisiones en torno a la defensa del presidente brasileño de extrema derecha, Jair Bolsonaro, quien aboga por abrir la selva tropical más grande del mundo a un mayor desarrollo.

En contraste con las declaraciones de los agricultores, Abag sostiene que no apoya la deforestación cero en el Amazonas. Más bien, está a favor de castigar la deforestación ilegal. La agroindustria está bajo la creciente presión de los clientes e inversores, que buscan que juegue un papel más activo en la protección del Amazonas.

“Siempre hemos apoyado y siempre apoyaremos a los agricultores, incluyendo a los productores de soja”, aseguró Marcello Brito, presidente de Abag. En una nota, el grupo manifestó que lamentaba la salida de los agricultores del debate.

Diversificación de exportaciones

En otro contexto, la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, asegura que Brasil debe buscar nuevos mercados y diversificar sus ventas externas de soja, las cuales están muy concentradas en este momento en China.

“En el caso de la soja, hoy exportamos 80% para China. Necesitamos diversificar eso, por eso estamos conversando con muchos países”, afirmó en una entrevista transmitida en línea.

“La soja brasileña es muy buena, porque tiene más aceite que la soja producida en países templados, entonces es más productiva, rinde más. Ahí tenemos grandes oportunidades”, aseguró la funcionaria, sin dar más detalles.

Los comentarios se producen mientras la ministra destacaba los esfuerzos para abrir nuevos mercados para los productos agrícolas de Brasil en general.

En este momento, Brasil es el principal productor y exportador mundial de la oleaginosa, y ha fortalecido su posición de liderazgo global en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El país ya arrancó las tareas de siembra de la campaña 2020/2021.

La Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, estimó la intención de siembra de soja en 37,88 millones de hectáreas y proyectó el volumen de la producción en 133,67 millones de toneladas, cifras que implican crecimientos del 2,5% frente a los 36,95 millones de hectáreas y del 7,1% respecto de los 124,85 millones de toneladas de la campaña 2019/2020.

En total, se calcula que las exportaciones durante 2020 totalizarán 80,90 millones de toneladas. En los primeros ocho meses las ventas sumaron 75,10 millones y de ellos, 54,50 millones de toneladas fueron hacia China.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?