Ver ediciones digitales
Compartir

Prepara tu startup para el despegue

Por: Financiero 28 Jun 2021

Las aceleradoras son entidades privadas que invierten en startups, usualmente a cambio de ”equity”, o participación accionaria. El proceso de las aceleradoras conlleva recibir mentorías e inversión, además de poder realizar networking con inversionistas y otros fundadores o emprendedores.


Prepara tu startup para el despegue
Las herramientas de una aceleradora son vitales para escalar cualquier propuesta emprendedora. ¿Cómo prepararse antes de aplicar?

Rehtse Terán

Las aceleradoras son entidades privadas que invierten en startups, usualmente a cambio de ”equity”, o participación accionaria. El proceso de las aceleradoras conlleva recibir mentorías e inversión, además de poder realizar networking con inversionistas y otros fundadores o emprendedores.

Cabe destacar que el equity es la participación en la propiedad que una persona tiene sobre una compañía o cualquier otro tipo de activo. En el contexto de las startups, el equity se refiere al porcentaje de propiedad que los fundadores, empleados o inversionistas tienen de la compañía.

El porcentaje de equity se calcula a partir del número de acciones que una persona tiene sobre el total de acciones, las cuales representan una parte del patrimonio de una empresa; su posesión otorga un derecho de propiedad y de control sobre un determinado porcentaje del total de la empresa.

Cuando un inversionista ángel, una firma de capital de riesgo o una aceleradora invierten en una startup, intercambian dinero por una fracción de la propiedad de la empresa, y los derechos sobre sus ganancias potenciales en el futuro. Los inversionistas forman una sociedad con la startup, y si es exitosa, reciben ganancias proporcionales a la cantidad de equity que posean.

Pasos previos a la aceleración
Para las startups en etapa inicial, las aceleradoras son una opción llamativa y altamente mandada para impulsar su trayectoria. ¿Cómo llamar la atención de una? Un artículo de la web del banco Banistmo indica cinco aspectos a cuidar para que un proyecto resulte atractivo a la hora de aplicar para un programa de este tipo:

Conocer al posible inversor: incluso antes de preparar el discurso de presentación, es necesario familiarizarse con la persona o el grupo de personas que la escucharán, habiéndolos estudiado previamente. Aspectos como la industria a la que los inversores se dedican, si tienen poca o mucha trayectoria, si pertenecen a alguna red o invierten de forma independiente o a qué compañías han apoyado deberían tenerse en claro.

También es importante tener en cuenta que a los inversionistas les atrae el avance de una startup en el ámbito de trámites legales. Haber dado pasos en la constitución como entidad legal, poseer cuentas bancarias, tener el asesoramiento de abogados y contadores, y haber iniciado la inscripción de la marca, ofrecen un atractivo adicional.

“Entiendo que es más importante vender que ocuparse de estas cosas, pero no olviden que son ellas las que posibilitan el negocio final. Si quieres pasar al siguiente nivel tienes que ser profesional y no perder tu tiempo ni el de otros”, dice Eduardo Amadeo, representante de la empresa de capital de riesgo Nazca Ventures.

Discutir números: los inversores desean conocer el potencial de crecimiento de una startup, así como el capital que necesitará, el tamaño del mercado, y datos sobre los competidores. Toda esa información será más accesible si se presenta en cifras.

Chance Barnett, CEO de CrowdFunder, señala tres datos numéricos que no pueden faltar en tu presentación: el costo de estructura, o cuánto representa el gasto al mes en sueldos, y gastos operativos; el costo de adquisición de clientes; y por último, el valor de la vida útil del cliente, o lifetime value. Si se logra demostrar que el valor de vida útil del cliente es superior al costo de adquisición, los inversionistas tendrán mayor interés en la startup.

Desarrollar una presentación breve y clara: “Los inversionistas desarrollamos una especie de déficit de atención, queremos que vayas directo al punto y nos digas cómo vas a usar el dinero. Ofrécenos oportunidades de negocio que no podamos rechazar, sé muy honesto con tus métricas, el mercado que vas a capturar y con tus proyecciones”, aconseja Julia Dilts, inversora aliada de Intelectium Startup Acceleration.
Una presentación no debería pasar de tres minutos. En ese tiempo, el emprendedor debería poder explicar qué es y qué hace la startup. “Si no se puede explicar en tres minutos, probablemente todavía falta refinar mejor la idea”, agrega Dilts.

Estar al pendiente del ecosistema de emprendimiento: tal como es imposible vender un producto si no se coloca en el mercado, también es difícil adquirir experiencia y abrirse oportunidades sin estar presente en los espacios de encuentro formales o informales de emprendedores e inversionistas. Enviar mails a un potencial inversor o acelerador no es una manera tan efectiva de llamar su atención como estar presente en el ecosistema.

Estudiar las distintas modalidades de inversión: cuando se está en búsqueda de financiamiento, hay que estar al tanto de las condiciones, en términos de porcentajes de acciones, participación, y mecanismos iniciales o posteriores a la negociación con el inversionista. Sean ángeles, aceleradoras o venture capitals, cada una tiene agendas distintas, y es muy importante conocer las diferencias.

Tras repasar estos aspectos, llega la hora de aplicar a algún programa de aceleración que brinde capacitación, capital, y abra oportunidades a tu startup. ¿Cuáles son las aceleradoras más reconocidas en LatAm, y qué ofrece cada una? Analicemos algunas de las aceleradoras que destacan en nuestra región.

Y Combinator: Es considerada una de las mejores aceleradoras para startups del mundo. Abren su programa dos veces al año, y los términos que ofrecen son 125 mil dólares por 7% de equity. Las startups seleccionadas viajan a Silicon Valley y reciben capacitaciones en temas como validación de modelos de negocio, contratación de personal, levantamiento de capital, y procesos legales. Además, les brindan conexión con otros inversionistas y emprendedores reconocidos. Rappi, Runa y Valiu han pasado por esta aceleradora.

500 Startups Latin America: este programa, de cuatro meses de duración, se enfoca en startups tecnológicas de LatAm en etapa semilla y pre-semilla. Su convocatoria abre dos veces al año, y sólo 10 startups son aceptadas. Los ingresantes reciben seguimiento semanal, actividades con mentores y con fondos de inversión. Además, se ofrecen 60 mil dólares de inversión (12 mil dólares en costos del programa, 48 mil dólares en inversión) a cambio de un 5% a 10% de equity. Entre sus filas han estado Platzi, Konfío y Clip.

Latitud: Este programa ayuda a que startups en etapas pre-semilla y semilla logren escalar y materializar sus propuestas. Suelen participar alrededor de 100 fundadores, quienes reciben mentorías grupales e individuales en las que se evalúan sus ideas, y se les capacita sobre reclutamiento y levantamiento de capital. Para ser admitidos, se solicita 499 dólares a cada participante; Latitud ofrece de 25 mil a 250 mil dólares, a cambio de 2,5% a 7,5% de equity. Han trabajado con las startups Precavida, Alude y Jefa.

Rockstart Colombia: en este programa, los emprendedores aceptados se conectan entre sí, y reciben capacitaciones por parte de mentores con experiencias exitosas. La capacitación, que dura seis meses, incluye asesoramiento sobre levantamiento de capital, marketing y relaciones públicas, además de acceder a una red global de 300 inversionistas. Esta aceleradora brinda 60 mil dólares (23 mil dólares en costos del programa, y el resto en inversión) por un 8% de equity. LaManicurista, Foody y Queo pasaron por su programa.

UTEC Ventures: esta se considera una de las mejores aceleradoras del Perú y LatAm, por su programa intensivo y 100% remoto que capacita en levantamiento de capital, crecimiento, marketing y desarrollo de productos. Además, ofrecen mentorías personalizadas de parte de expertos en industrias específicas. UTEC Ventures ofrece desde 15 mil a 25 mil dólares por 5% a 7% de equity, y su programa tiene una duración de tres meses. Han apoyado a startups como Coderhouse, Talently y Prendea.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?