Ver ediciones digitales
Compartir

Panamá llama a la inversión extranjera

Por: Financiero 07 Feb 2021

Panamá tiene uno de los mayores crecimientos para el 2021 entre los países de la región, a pesar del impacto de la pandemia de la COVID-19, que se tradujo en una caída del PIB de hasta un 9%. Mediante la atracción de la inversión extranjera, a través de incentivos fiscales aprobados el año pasado, el país busca superar el golpe económico, según expuso el viceministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Sosa, en entrevista con la agencia EFE.


Panamá llama a la inversión extranjera
Mediante incentivos fiscales y normativas legales creadas durante 2020, la economía panameña busca recuperarse atrayendo capital foráneo

Redacción El Financiero (con información de EFE)

Panamá tiene uno de los mayores crecimientos para el 2021 entre los países de la región, a pesar del impacto de la pandemia de la COVID-19, que se tradujo en una caída del PIB de hasta un 9%. Mediante la atracción de la inversión extranjera, a través de incentivos fiscales aprobados el año pasado, el país busca superar el golpe económico, según expuso el viceministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Sosa, en entrevista con la agencia EFE.

El Banco Mundial (BM) sitúa en 5,1% el crecimiento del Producto Interno Bruto panameño. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pronostica un 5,5%. Sin embargo, el BM calcula que el PIB cayó un 8,1% en el 2020. Además de estos indicadores, Panamá registró también una tasa de desempleo de 18,5% hasta octubre pasado, el porcentaje más alto en 20 años.

Tras casi un año de cuarentenas y restricciones debido a la pandemia, Panamá busca reactivar su economía mediante la reapertura gradual de sus negocios y la flexibilización de las restricciones de movilidad. Según sectores empresariales, esto entorpece la recuperación.

Sosa afirmó que el Gobierno de Estados Unidos está ayudando a promover a Panamá como un destino seguro y de calidad para las empresas de manufactura. “La reactivación económica tiene que venir de la mano con el capital extranjero. Va ser una gran parte de esta recuperación, atraeremos inversión extranjera para que la economía local se reactive”, agregó el viceministro.

Incentivos a manufactureras
El agosto pasado, durante momentos críticos de la pandemia, el órgano legislativo de Panamá aprobó una normativa para atraer multinacionales manufactureras. El instrumento legal lleva por nombre “Régimen Especial para el Establecimiento y la Operación de Empresas Multinacionales para la Prestación de Servicios Relacionados con la Manufactura (EMMA)”.

Este régimen permite que las multinacionales de este sector se desarrollen en diferentes partes del país, y realicen sus operaciones de manufacturas de productos, servicios de embalaje, y desplieguen maquinarias y equipos. Así, según el viceministro Juan Carlos Sosa, se intenta hacer de “Panamá un país competitivo en lo que se refiera a manufactura”.

“Estamos conversando y haciendo una alianza (con EE.UU.) para que nos ayuden a promover a Panamá como un destino seguro y de calidad en operaciones que consisten en captar a esas empresas de manufacturas”, amplió el viceministro a EFE.

Sosa especificó que “básicamente es traerlas (a las empresas) a América, para abaratar los costos de flete tan largos. Por ejemplo, traer mercancía de Asia a América y reducir el tiempo en que los productos llegan a sus mercados finales”.

Residencia para inversionistas
El viceministro Juan Carlos Sosa también se refirió al “programa de residencia permanente por razones económicas para inversionistas calificados”, el cual fue creado el octubre pasado para atraer a inversionistas extranjeros de alto patrimonio que dinamicen sectores como el inmobiliario y la construcción, entre los más afectados por la pandemia.

Para calificar, los inversionistas interesados deben invertir, en propiedades inmobiliarias, un mínimo 300.000 dólares durante los primeros 24 meses de vigencia de la norma. Luego de este tiempo, el monto sube a 500.000 dólares. 

Por otro lado, pueden comprar papeles en la Bolsa de Valores de Panamá por un monto mínimo de 500.000 dólares, o depósitos a plazos fijos bancarios a partir de 750.000 dólares. A cambio, el Estado panameño agiliza los trámites migratorios para adquirir la residencia en el país.

Efectos positivos del 2020
“Aunque fue un año complicado, hay efectos positivos: crecimos en exportaciones, cuando la contracción en América Latina era de un 20% de promedio, sucede lo mismo con las empresas multinacionales, que aumentaron las inversiones versus 2019”, dijo el viceministro a EFE.

En materia de exportaciones, Panamá obtuvo resultados positivos, pues “hasta octubre se elevó un crecimiento del 17,4% versus el año anterior, en alimentos fue un 2% y las exportaciones fueron 1.450 millones de dólares (…) Creemos que cerraremos el año de manera positiva, vislumbrábamos para el 2020 un crecimiento sostenido de un 8 o 9%”.

Sosa concluyó que el 2020 fue un tiempo “para crear nuevos regímenes y herramientas que hacen de Panamá un país más competitivo de lo que era antes pre pandemia”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?