Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
No es oro todo lo que reluce…
Comparte
Compartir

Oportunidades y desafíos del IIoT

Por: Financiero 24 May 2021

La manufactura inteligente ya no es sólo un término trendy o popular, sino que hace referencia a una realidad concreta, y a una tendencia que cada vez gana más terreno en el sector secundario. Sus prácticas permiten que las compañías productoras aprovechen el poder de los datos, y mejoren la eficiencia productiva en general.


Oportunidades y desafíos del IIoT
El internet de las cosas industrial requiere de condiciones que permitan aprovechar su potencial al máximo y de manera segura

Redacción El Financiero

La manufactura inteligente ya no es sólo un término trendy o popular, sino que hace referencia a una realidad concreta, y a una tendencia que cada vez gana más terreno en el sector secundario. Sus prácticas permiten que las compañías productoras aprovechen el poder de los datos, y mejoren la eficiencia productiva en general.

En el epicentro del “smart manufacturing” están las tecnologías IIoT (Internet de las Cosas Industrial), el cual es uno de los pilares de la Industria 4.0.

El desarrollo del internet de las cosas como soporte para actividades enfocadas en consumidores ha permeado en el sector industrial, y en las actividades en fábricas y almacenes. Así lo indica un artículo de la web especializada FutureIoT, traducido por El Financiero LatAm.

Explotar las oportunidades presentadas por el IIot, el cual se espera que genere un valor económico de 1,2 a 3,7 trillones de dólares para 2025, es crucial para el sector manufacturero.

Las tecnologías del Internet de las Cosas Industrial conecta sensores, equipos, controles, y plataformas de computación industrial, lo que provee a almacenes y fábricas visibilidad y control de sus maquinarias y procesos.

La industria también se hace más inteligente mediante la implementación de la Inteligencia Artificial, revelando el valor de la big data para la analítica, lo que puede abrir nuevos flujos de ingresos, y mejorar la satisfacción del cliente final.

Limitaciones en infraestructura
Depender de la nube para el análisis en tiempo real, y para la toma de decisiones de todos esos dispositivos, no es factible. El gran volumen de datos generado por sensores puede ser abrumador.

Sin embargo, mediante computación vanguardista que sirva de soporte al IIoT, una infraestructura de Tecnología de Información durable y confiable puede maximizar la producción y la eficiencia de las instalaciones.

Antes de proceder en esa ruta de digitalización, los operadores de plantas de producción deberían considerar todos los recursos de red que permiten las operaciones cruciales para los negocios. Los dispositivos de Internet de las Cosas Industrial necesitan estar en el área de operaciones en vez de localizarse en oficinas centralizadas; esto los expone a condiciones duras que pueden averiar los equipos.

El monitoreo basado en condiciones (o CMB, por sus siglas en inglés), colecta datos operacionales de equipos industriales en tiempo real, y permite que los operadores evalúen la condición real de los componentes, para actuar proactivamente. De esta manera, el mantenimiento puede ser realizado en el momento en que se necesite, en vez de ser agendado.
Entre las condiciones para asegurar la óptima eficiencia de los equipos IIoT, está el garantizar un suministro de energía continuo y de calidad, que evite interrupciones eléctricas. La calidad del aire también es un punto importante, aunque difícil de lograr debido a las condiciones imperantes en las fábricas. La seguridad física, y una correcta localización, son también puntos a considerar.

Adoptar soluciones de Internet de las Cosas Industrial puede permitir que las empresas aprovechen mejor los recursos que facilitan las tecnologías de información, pero, al mismo tiempo, estos recursos pueden acarrear problemas si no se les provee protección adecuada.

Las empresas que activen centros de datos integrados, y que puedan monitorearse de manera remota, pueden reducir retrasos e interrupciones a las operaciones.

La velocidad a la que la manufactura trabaja hoy en día hace patente la necesidad de incrementar la eficiencia operacional y de minimizar interrupciones. Ambos ítems deben estar en un lugar prioritario en la agenda hacia la adopción exitosa de medios de producción más vanguardistas.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?