Ver ediciones digitales
Compartir

Negocios conscientes y liderazgo responsable

Por: Financiero 27 Dic 2020

A menudo se pasa por alto la importancia de ofrecer una capacitación, en el personal, que incluya aspectos de la personalidad, y que genere conciencia, en cada persona, sobre sí misma y su lugar en una empresa. Basándose en esa idea, Vibha Sharma, autora y coach de mindfulness, publicó un artículo originalmente aparecido en la web CEOWORLD, en el que reflexiona y brinda claves para valorar ese aspecto tan vital en el desarrollo profesional de empleados y gerentes.


Negocios conscientes y liderazgo responsable
Es necesario brindar herramientas para fomentar el crecimiento personal, lo cual suma a la productividad y genera un buen clima organizacional

A menudo se pasa por alto la importancia de ofrecer una capacitación, en el personal, que incluya aspectos de la personalidad, y que genere conciencia, en cada persona, sobre sí misma y su lugar en una empresa. Basándose en esa idea, Vibha Sharma, autora y coach de mindfulness, publicó un artículo originalmente aparecido en la web CEOWORLD, en el que reflexiona y brinda claves para valorar ese aspecto tan vital en el desarrollo profesional de empleados y gerentes.

“Martes por la tarde. Un empleado acaba de cerrar una llamada con su gerente. La llamada no salió como se esperaba: tras horas invertidas en redactar una propuesta para un cliente potencial, el gerente echó por tierra sus esfuerzos, señaló errores en el enfoque, pasó por alto los detalles en los que el empleado puso mucho cuidado, y desestimó esa tarea tan importante. lo peor es que, debido a la situación, el empleado no puede evitar sentir una inquietante sensación de irritación y estrés, la cual empieza a calar en otros aspectos de su vida personal y profesional. El resto del día, como ya ha experimentado antes, caerá en un ciclo improductivo”.

“Ahora imaginemos el mismo escenario, pero desde la perspectiva del gerente. Ha pasado la última hora redirigiendo a su empleado en ese intento de propuesta, que debe ser entregada al final del día. Ya le ha explicado que su enfoque debe cambiarse. Pero en lugar de seguir el consejo, el empleado pasa la mayor parte de la llamada defendiendo su trabajo. El gerente intenta hacerle entender que sólo hace sugerencias para mejorar la calidad del producto, y que no debe tomarlo como algo personal. Sin embargo, el empleado se niega a escuchar. Como resultado, el gerente también termina frustrado”.

¿Alguna de las dos situaciones suena familiar? 

“Como individuos con una vida profesional ocupada y exigente, es natural desear tener éxito en nuestro entorno laboral. Después de todo, la mayoría de nosotros destina una parte importante de su día al trabajo. De hecho, según un informe de Gallup, el individuo que trabaja pasará en el trabajo un promedio de 47 horas durante la semana, y dedicará más de 90.000 horas a su trabajo durante toda su vida”.

“La escritora Annie Dillard dijo una vez: “como pasamos nuestros días es, por supuesto, como pasamos nuestras vidas”. Así que tiene sentido que queramos maximizar nuestra productividad y éxito en el espacio corporativo. Como también que queramos mostrar la mejor versión de nosotros mismos en nuestro entorno laboral, donde pasamos una buena parte de nuestro día”.

“Parte de ser la mejor versión de nosotros mismos en el trabajo incluye cumplir con la imagen de un individuo ideal para trabajar; alguien organizado, capaz de comunicar exactamente lo que piensa, perspicaz, de pensamiento rápido, pero capaz de dar un paso atrás y evaluar holísticamente su entorno y sus necesidades. Además, el individuo ideal para trabajar, es un líder y colaborador emocionalmente inteligente, un interlocutor reflexivo y, sobre todo, excelente en lo que hace”.

“Si ponemos inmensas expectativas en nosotros mismos para practicar nuestro mejor desempeño día tras día, podríamos cuánta presión asumimos. Nos esforzamos por satisfacer la imagen del empleado ideal que hemos creado en nuestras mentes, pero olvidamos que también somos humanos. No aceptamos nada menos que lo mejor. Así que, en lugar de aceptar la crítica constructiva y el feedback honesto, tendemos a reaccionar duramente con emociones radicalizadas cuando alguien nos hace una crítica”.

“No obstante, lo que deberíamos buscar es crecer y desarrollarnos a partir de cada experiencia en nuestro entorno laboral. Intentemos anular los pensamientos negativos, y reflexionemos sobre nosotros mismos con amabilidad, compasión y curiosidad”.

“Para potenciar nuestra vida profesional de forma decidida, debemos confrontar nuestros límites como aprendices de la forma más constructiva posible, lo que implica no solo identificarlos, sino también aceptarlos y trascenderlos. Es fácil sentirse abrumado entre la vida cotidiana y el trabajo; cumplir con las responsabilidades de ambos frentes parece una hazaña imposible. Así que, ¿dónde y cuándo comenzará ese viaje introspectivo? ¿es posible hacerlo siendo un profesional ocupado?”

“Un entrenamiento empresarial sobre liderazgo responsable es una herramienta eficaz para mejorar el desempeño del personal. Se centra en cultivar el ser conscientes, para revelar y navegar por nuestra propia conciencia, tanto la propia como la del entorno”.

“¿Por qué es importante, como profesional en ejercicio, estar atento en un entorno corporativo? La respuesta a esta pregunta es quizás una lista interminable de beneficios. Como individuo, brinda la capacidad de aprovechar el potencial más íntimo, para que cada trabajador o gerente sea consciente de su naturaleza, y de las consecuencias de sus acciones en el entorno laboral. Desde ese punto de partida, es posible alcanzar nuevos niveles de evolución personal y profesional, aumentar la productividad, la creatividad y la comunicación, amén de reducir significativamente el estrés y la ansiedad”.

“De hecho, según un informe de Aetna, quienes han participado en al menos una clase de Mindfulness reportan, en promedio, una disminución del 28% en sus niveles de estrés y una mejora del 20% en la calidad del sueño. Sus ventajas también se traducen en un mejor rendimiento en el trabajo, ya que la productividad semanal se incrementa en alrededor de 62 minutos”.

“Las prácticas empresariales responsables y conscientes en el entorno laboral, van incluso más allá de proporcionar un valor individual. Gracias a las prácticas de Mindfulness, las empresas ven un mejoramiento en la actitud y el desempeño de los empleados y les haga más organizados, eficientes y de trato más respetuoso, lo que a su vez fomenta mejores relaciones entre los empleados, y con sus respectivos clientes. Los usuarios, después de todo, prefieren personas que no solo sean hábiles en su desempeño, sino que también sean amables y afectuosos en la conversación”.

“Las prácticas empresariales responsables y conscientes también tienen relevancia hoy, en un entorno laboral global y con el cambio al trabajo desde casa que se ha implementado en muchas empresas”.

“Para los individuos laboralmente activos, trabajar desde casa puede haber impactado grandemente en la productividad y eficiencia, simplemente porque en casa nuestro entorno está lleno de distracciones. Además, trabajar en diferentes zonas horarias y tratar con colegas o usuarios de múltiples países y culturas, puede hacer que la experiencia laboral sea difícil. No obstante, con técnicas que el entrenamiento corporativo, a través del Mindfulness, puede aportarnos, los empleados recibirán ayuda para pulir y perfeccionar las habilidades clave para alcanzar su máxima productividad”. 

“Los programas de negocios conscientes y de liderazgo responsable en el lugar de trabajo, son una solución ideal para mantenerse al día con los intereses y el crecimiento de los gerentes, socios y empleados”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?