Ver ediciones digitales
Compartir

México: un oasis en tiempos de pandemia

Por: Financiero 28 Feb 2021

Miles de turistas internacionales, incluyendo estadounidenses, han visto en México un oasis o un país de tránsito fiable para viajar en pandemia, gracias a sus pocas restricciones en cuanto a la COVID-19 para ingresar por vía aérea. El gobierno mexicano ha sido muy cuestionado por su postura, casi inédita en el mundo; las autoridades insisten en que la restricción a la entrada de los turistas no tiene un efecto claro en el número de contagios. Actualmente, el país ha superado los 170.000 fallecimientos por la enfermedad, informa la agencia BBC.


México: un oasis en tiempos de pandemia
Un país que combinó requisitos permisivos y adoptó medidas sanitarias en su oferta turística

Redacción El Financiero (con información de BBC Mundo)

Miles de turistas internacionales, incluyendo estadounidenses, han visto en México un oasis o un país de tránsito fiable para viajar en pandemia, gracias a sus pocas restricciones en cuanto a la COVID-19 para ingresar por vía aérea. El gobierno mexicano ha sido muy cuestionado por su postura, casi inédita en el mundo; las autoridades insisten en que la restricción a la entrada de los turistas no tiene un efecto claro en el número de contagios. Actualmente, el país ha superado los 170.000 fallecimientos por la enfermedad, informa la agencia BBC.

Por otro lado, la estrategia ha ayudado a que el turismo, una de las principales fuentes de ingresos del país, haya sobrevivido a la pandemia mejor que en otras naciones, donde este sector económico ha sido uno de los más sufridos. Según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), en 2020 México fue el tercer país más visitado del mundo.

La OMT también calificó al año pasado como “el peor año de la historia del turismo” en el mundo, con mil millones menos de llegadas internacionales, y un descenso del 74% respecto a 2019. Pero en México, y según estimaciones de la Secretaría de Turismo (Sectur), su caída fue entre un 44% y un 45%.

En contraste, muchos destinos populares en Europa como Italia, España o Reino Unido fueron algunos de los que experimentaron mayores caídas en cuanto al número de clientes, debido a las restricciones de viaje y el cierre de sus fronteras. En Latam, algunos destinos que tuvieron grandes pérdidas fueron “Puerto Rico, Perú y principalmente Brasil, muy afectado por la cepa brasileña del virus que hizo que grandes emisores de su turismo cortaran sus vínculos”, le dijo a BBC Mundo el presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (Cotal), Guillermo Schneider.

Políticas de México
La postura de México de mantener sus cielos abiertos desde el inicio de la pandemia ha sido muy cuestionada. Aunque su frontera terrestre con Estados Unidos está cerrada a viajes no esenciales, sus aeropuertos no han cerrado. A quienes llegan, sólo se les pide rellenar un formulario de salud, y se les toma la temperatura. A pesar que la gran mayoría de países que han reabierto sus fronteras exigen tests de la COVID-19 o cuarentenas a los viajerons, la política de México no ha cambiado.

Según el mapa de regulaciones de viaje por COVID-19 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), México es uno de los pocos países del mundo calificados como “no restrictivos”. En el continente americano, es el único país con restricciones tan leves. Costa Rica, que depende en gran medida del turismo, sólo exige un seguro médico a extranjeros que cubra los costos de tratamiento, si se contrajera la enfermedad, y de alojamiento, en caso de cuarentena.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud de México y portavoz del gobierno en cuanto a la pandemia, descartó que su país vaya a endurecer los requisitos de ingreso para viajeros. Además, aseveró que la contribución de viajeros internacionales en el aumento de casos, teniendo México una transmisión activa del virus en su territorio “es francamente pequeña”, ni aunque llegasen de lugares con un alto número de contagios.

“Está muy documentado que las personas viajeras generalmente son personas de bajo riesgo o de baja probabilidad de tener enfermedad activa, precisamente porque en general, las personas no viajan estando enfermas”, agregó López-Gatell.

País de tránsito y de cuarentenas
Desde el año pasado, México también ha sido la solución para quienes quieren viajar a otro lugar, pero no pueden hacerlo desde su país de origen por las prohibiciones sanitarias vigentes. De esta forma, México es elegido para hacer ”escalas largas” de dos semanas antes de seguir hacia su destino, especialmente si los viajeros van a Estados Unidos. Su vecino del norte sigue prohibiendo la entrada de personas que hayan estado, durante los 14 días previos, en Europa, Brasil, Sudáfrica, China e Irán.

Sin embargo, ése no es el único motivo. Las organizaciones turísticas destacan que todas las medidas tomadas en hoteles y otros negocios del sector, en cuanto a bioseguridad, salvaguardan la salud del turista y proyectan una buena imagen. Según Gustavo Armenta, de la Secretaría de Turismo, “la percepción de la gente que quiere viajar cuenta muchísimo, y si está pensando ir a un lugar y cree que no hay medidas sanitarias, se lo va a pensar dos veces”. México cuenta con algunos de los mejores resorts del mundo, que adoptaron pronto protocolos de salud y seguridad.

(*) Panorama en 2021
El impacto de la pandemia y su evolución durante este año aún son inciertos, en especial en lo concerniente al tema turístico. El Consejo Nacional Empresarial Turístico de México pronosticó que la llegada de turistas internacionales podrían aumentar un 10% este año, aunque prevén un “muy largo” camino para la recuperación del sector.

El país tampoco escapa de las medidas adoptadas por otros países. Canadá, por ejemplo, suspendió sus vuelos a México y el Caribe hasta el 30 de abril. Por su parte, Estados Unidos exige un test negativo de la COVID-19, desde el 26 de enero, para ingresar por vía aérea al país, incluidos sus ciudadanos que retornan a casa.

“Sí, veremos por este requisito una caída (en los viajes desde EE.UU.) pero esperamos que no sea enorme, dada la infraestructura para realizar tests que se está construyendo en México, especialmente en las áreas turísticas más populares”, declaró a BBC Mundo Erika Richter, directora de comunicación de la Sociedad Estadounidense de Asesores de Viaje (ASTA).

Guillermo Schneider, de la Cotal, cree que quizá esto contribuya a la profesionalización del sector, haciendo que los viajeros recurran más al turismo organizado y de agencias por la idea de que sus protocolos de salud y seguridad puedan reducir su posibilidad de contagio. “Ojalá sea antes, pero nosotros calculamos que 2022 será el año de la actividad turística. La gente va a empezar a viajar como nunca porque esa es una actividad que no se puede cambiar en el carácter de la gente”, concluyó.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?