Ver ediciones digitales
Compartir

Manufacturas argentinas iniciaron 2021 a la baja

Por: Financiero 07 Mar 2021

El sector industrial argentino de Manufacturas de Origen Industrial (MOI), el cual está compuesto por artículos textiles, confecciones, marroquinería, manufacturas de cuero y calzado, entre otros, totalizó en enero 1022 millones de dólares en exportaciones. Esta cifra representa una caída del 1,4% en comparación al mismo período de 2020.


Manufacturas argentinas iniciaron 2021 a la baja
El total del sector tuvo una ligera caída con respecto al año pasado. Los subsectores textiles y marroquinería registraron las mayores alzas

Redacción El Financiero

El sector industrial argentino de Manufacturas de Origen Industrial (MOI), el cual está compuesto por artículos textiles, confecciones, marroquinería, manufacturas de cuero y calzado, entre otros, totalizó en enero 1022 millones de dólares en exportaciones. Esta cifra representa una caída del 1,4% en comparación al mismo período de 2020.


Los datos fueron divulgados en el último informe sobre el intercambio comercial argentino, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). El sector de las MOI tuvo una porción del 20,8% en el total de envíos registrados por Argentina durante enero del 2021.

El segmento de textiles y confecciones cerró enero en positivo. Los envíos al exterior alcanzaron los 9 millones de dólares, un 12,5% más que el total registrado en el mismo mes de 2020. Por otra parte, el sector de manufacturas de cuero y marroquinería tuvo un aumento significativo; en comparación al año anterior, el alza fue del 100%.

El Indec también detalló que el destino principal de las exportaciones de las MOI argentinas es la región Mercosur, con un total de 444 millones de dólares. Esto representa un aumento del 4% en comparación a enero de 2020.

La exportación de lana se contrajo
De acuerdo a la Federación Lanera Argentina (FLA) los ingresos por la venta de lana en el último semestre de 2020 totalizaron 48,5 millones de dólares, un 48,4% menos con respecto al período anterior. En términos de volumen, la Argentina también arrojó números negativos; se exportaron 9786 toneladas de lana limpia entre enero y diciembre de 2020, un retroceso del 20,8% con respecto a los últimos meses de 2019.

Además, la FLA señala que entre julio y diciembre, la lana argentina fue exportada principalmente a dos países: Alemania, con 2252 toneladas y un 33,3% del total, y China, con 1537 toneladas y un 22,7% de participación. La producción de lana cerró el semestre al alza: entre enero y julio se produjeron 44.610 toneladas, un 6,21% más que las producidas durante el mismo período de 2019.

La resiliencia de la moda argentina
Julieta López Carricondo y Verónica Borchardt se conocieron en 2011, cuando trabajaban en L’Oréal. Compartiendo gustos similares, en 2012 decidieron crear su propia marca de ropa, Helena Boutique. Durante sus primeros años, y mientras todavía tenían empleos en otras empresas, invirtieron todos sus ingresos en su proyecto, considerando que tenían una propuesta de valor poderosa. 

“Sentíamos que faltaba una marca que ofreciera una línea clásica, pero con algo distintivo que son nuestros géneros. Son prendas atemporales que después de cinco temporadas siguen estando de moda, y a un precio accesible”, explicaron en una entrevista para el medio La Nación.

Pero unos años después, su empresa se encontró con importantes obstáculos, como consecuencia del contexto económico de su país. A fines de 2015, la situación cambiaria de Argentina incentivaba los viajes al exterior, y hacer compras en el extranjero. El consumo se desplomó, y luego llegó la crisis cambiaria, que encareció los costos. Sin embargo, nunca pensaron en abandonar el proyecto.

Superando las adversidades cambiarias
Con el cambio de modelo económico, el consumo masivo cayó en los primeros años, y con ello, su producción. “Nuestro negocio está muy atado al dólar por las telas que compramos. El precio que nos llega siempre es al dólar paralelo”, recuerdan las emprendedoras.

Y luego, en 2018, la situación de Helena Boutique fue aún más crítica, ya que no podían ni comprar telas. “No podíamos fijar precio de nada, fue muy difícil. No lográbamos sacar un margen, sin embargo, nunca pensamos en cerrar Helena”.

Pero el año 2019 significó un giro de 180 grados. Debido a la devaluación, viajar al exterior se volvió costoso, y los precios de ropa de marcas reconocidas se volvieron inaccesibles debido a la caída del poder adquisitivo. Aunque a inicios de 2020 tenían temores debido al posible impacto de la pandemia en su negocio, sucedió todo lo contrario. 

A la conquista de nuevos mercados
El año pasado, la mayoría de sus clientas no fueron tan afectadas por la crisis, lo que hizo disparar los pedidos. Durante el 2020 incrementaron en un 40% las unidades vendidas, con respecto al 2019. A la vez, aumentaron un 150% su facturación, y empezaron a exportar sus prendas al vecino país, Chile.

Tras esa primera exportación, aspiran a seguir creciendo durante 2021. Explicaron que el momento es el ideal, por tener costos relativamente bajos en Argentina, y lo bien posicionada que está en el extranjero la moda de su país. “Por eso vemos una oportunidad de expandirnos a otros países, como Uruguay, Paraguay, Bolivia, y la idea está en llegar a Portugal y España”, concluyeron.

Carricondo y Borchart resumen su visión de la moda: “mucha gente dice que la ropa es algo superficial. Nosotras sentimos todo lo contrario, una persona puede auto-valorarse muchísimo más cuando encuentra una prenda que la luce y la ilumina. Eso es lo que más amamos de lo que hacemos”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?