Ver ediciones digitales
Compartir

Los mercados podrían flaquear si los resultados del segundo trimestre decepcionan

Por: Financiero 05 Jul 2021

Se acerca la temporada de presentación de resultados, y podría ser una de las temporadas de las más críticas de los últimos años, especialmente con los mercados en máximos históricos y las valoraciones en niveles máximos. Esto significa que, para que las acciones continúen presionando al alza, esta temporada de presentación de resultados en particular tendrá que ser no sólo buena, sino mejor de lo esperado para que las previsiones puedan revisarse al alza.


Los mercados podrían flaquear si los resultados del segundo trimestre decepcionan
A menos que las estimaciones de beneficios continúen aumentando,
será difícil que el mercado de valores mantenga estas elevadas valoraciones

Michael Kramer / Investing

Se acerca la temporada de presentación de resultados, y podría ser una de las temporadas de las más críticas de los últimos años, especialmente con los mercados en máximos históricos y las valoraciones en niveles máximos. Esto significa que, para que las acciones continúen presionando al alza, esta temporada de presentación de resultados en particular tendrá que ser no sólo buena, sino mejor de lo esperado para que las previsiones puedan revisarse al alza.

El mercado de acciones no es barato, actualmente cotiza alrededor de 21 veces las estimaciones de beneficios a plazo de 12 meses. Y lo que es aún más importante, el múltiplo del S&P 500 ha sido relativamente constante desde hace aproximadamente un año, cotizando entre 20 y 23 veces las estimaciones. Esto es superimportante porque las acciones sólo pueden subir a partir de ahora si los múltiplos se expanden aún más en ausencia de revisiones al alza de los beneficios. Dada la tendencia reciente, la subida de los múltiplos parece poco probable.

Expansión múltiple y revisiones al alza
El S&P 500 actualmente cotiza a 21,2 veces las estimaciones de beneficios a futuro a 12 meses de aproximadamente 200 dólares por acción. Pero lo que es evidente es que la ratio PER del S&P 500 lleva por encima de 20 desde mayo de 2020. Pero lo más importante es que, tras alcanzar máximos de aproximadamente 23, se ha estado moviendo lentamente a la baja, lo que sugiere que el mercado está pasando por un período de compresión de la ratio PER.

El S&P 500 ha seguido presionando al alza, a pesar de que la ratio PER ha disminuido porque las estimaciones de beneficios han aumentado bruscamente. Desde mayo de 2020, las estimaciones de beneficios a plazo a 12 meses para el S&P 500 han aumentado de 139,50 dólares a aproximadamente 200 dólares, ganando más de un 43%. A menos que las estimaciones de beneficios continúen aumentando, será difícil que el mercado de valores mantenga estas elevadas valoraciones, especialmente si la ratio PER continúa bajando.

Desaceleración del crecimiento
Para que eso suceda, los resultados del segundo trimestre no sólo tendrían que cumplir las expectativas, sino que tendrían que superarlas con creces porque las tasas de crecimiento de los beneficios se desacelerarán drásticamente desde ahora hasta finales de 2022. La tasa de crecimiento de los ingresos para los próximos 12 meses se sitúa ahora mismo en el 21,3%. Sin embargo, si observamos las estimaciones a 18 meses, el crecimiento caerá hasta alrededor de un 11,5%.

Precios fijados a la perfección
La disminución de la ratio PER podría reflejar las expectativas de desaceleración de las tasas de crecimiento que probablemente se observarán en los próximos meses. Pero si la ratio PER cae, dependerá de las revisiones positivas de beneficios que el S&P 500 se mantenga a flote. Si el segundo trimestre no supera las expectativas o, peor aún, decepciona, podría ser un problema para el mercado de valores que fija sus precios a la perfección.

No es mucho mejor para el NASDAQ Composite, pues el índice se enfrenta a muchos de los mismos vientos en contra que el S&P 500. Una ratio PER elevada y la desaceleración de las tasas de crecimiento también representan la misma amenaza en este caso. Al igual que el S&P 500, el NASDAQ tendrá que ver si sus estimaciones de ganancias continúan presionando al alza. Se requerirá una fuerte comprobación a partir del segundo trimestre para mantener en marcha la tendencia alcista.

Como resultado, ésta puede llegar a ser una de las temporadas de presentación de resultados más críticas en mucho tiempo. Si todo va bien, tal vez el repunte del mercado de valores pueda continuar algún tiempo más. Pero si se muestra siquiera un poco más débil de lo esperado, podría ser un gran problema de cara al futuro.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?