Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Los beneficios de formalizar el empleo femenino

Por: Financiero 07 Mar 2021

Si México enfocase esfuerzos en integrar unas 816 mil mujeres al empleo formal cada año, el país podría alcanzar, en diez años, la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en cuanto a participación laboral femenina.


Los beneficios de formalizar el empleo femenino
Según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad, integrar a las mujeres traería enormes aportes fiscales al país

Redacción El Financiero

Si México enfocase esfuerzos en integrar unas 816 mil mujeres al empleo formal cada año, el país podría alcanzar, en diez años,  la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en cuanto a participación laboral femenina. 

Tras ese tiempo, 8,2 millones de mujeres se integrarían al mercado laboral en puestos de calidad, según concluyó una investigación hecha por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Con esa incorporación de mano de obra femenina, México acumularía ganancias por 3.500 millones de pesos adicionales al PIB, equivalentes a un incremento real del 15% del PIB de 2020.

“Esta meta puede ser viable con una agenda real de inclusión de parte del gobierno, sector privado y sociedad. Si no hacemos nada y México se queda cruzado de brazos, tardará 60 años en alcanzar ese porcentaje de participación”, dijo Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del IMCO.

Masse explicó que igualar la media de la OCDE en participación económica de las mujeres implica pasar del 41% al 56%, cifra que fue el nivel de participación de 2019, previo a la pandemia de la COVID-19. De alcanzarse la meta, habría un incremento en el ingreso nacional atribuible a las mujeres del 31 por ciento real en los próximo 10 años, lo que equivale a ganancias sociales de más mil millones de pesos.

“Si dividimos ese monto en el número de años que se espera alcanzar la meta y entre las mujeres que se pretende sumar, equivale a 122 mil 675 pesos al año por cada mujer que se incorpore al mercado laboral”, expuso Fátima Masse en la conferencia “Cómo alcanzar el potencial de México”.

Por otro lado, y d acuerdo con la investigación realizada por la especialista del IMCO, este incremento en la formalización laboral y profesional de las mujeres incrementaría el ingreso por Impuesto Sobre la Renta en 2.530 millones de pesos cada año, habría un mayor ahorro en Afores (administradoras de fondos para retiros) por 2 mil millones de pesos anuales, y otros 2 mil millones de pesos en aportaciones para la vivienda.

“La pandemia borró el avance de 15 años que se había logrado en la inclusión femenina a la economía, lo que significa una generación laboral perdida y esto es un desafío enorme para el país”, agregó Fátima Messe.

Entre las acciones de políticas públicas direccionadas a atender la necesidad de incrementar el acceso femenino a la economía se puede empezar con un sistema universal de cuidado infantil con una inversión de 99 mil millones de pesos al año, monto que equivale al 77% del monto presupuestado para 2021 en el Anexo 3 para avanzar en equidad de género.

Las mujeres serán protagonistas en la reactivación económica

La ejecutiva Sonia Garza, presidente de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa (AMMJE) está convencida de que los tiempos han cambiado, y que las mujeres cumplirán un rol crucial para la recuperación económica del país. Además, llamó a actuar urgentemente en vista de las condiciones económicas actuales, ya que 3 millones de mujeres salieron del mercado laboral, y 6,3 millones de mexicanas trabajan en la informalidad, de acuerdo a cifras del Inegi.

Sonia Garza reconoce que el reto ofrece una oportunidad, y que los efectos adversos de la emergencia sanitaria serán un trampolín para crear tiempos mejores. “Las crisis siempre generan oportunidades”, afirmó, según lo publicado en el website de la revista Forbes.

Durante el año 2020, la AMMJE capacitó a 5.000 de sus asociadas, para que supieran visualizar el entorno de negocios y reaccionar rápido para disminuir el impacto en las empresas lideradas por mujeres. Sólo un 30% de las empresas inscritas en la asociación vieron disminuidos sus ingresos, de acuerdo a una encuesta interna de la AMMJE. El uso de herramientas tecnológicas apalancó el desarrollo de las empresas lideradas por mujeres, y atenuó los efectos negativos del confinamiento.

Apenas el 10% de trabajadores de construcción son mujeres
La ocupación laboral femenina en el sector construcción en México se ha visto afectada por la falta de nivel académico, o por el machismo, fenómenos que impiden que miles de mujeres se desarrollen y tengan la oportunidad de progresar. Así lo afirmó Roxana Fabris López, presidente ejecutiva de la fundación Construyendo y Creciendo, en una entrevista cedida al medio Milenio.

“Es un dato que ha ido subiendo poco a poco, pero sigue siendo un número muy bajo. Son alrededor de 150 mil mujeres las que trabajan en la construcción, mayormente son mujeres jóvenes entre 25 y 40 años. Y entre ellas, un 90 por ciento de las mujeres mayores de 50 años sólo se dedican a trabajos de limpieza, cocina, supervisión de banderilleras y de remoción de escombros”, agregó Fabris López. 

Desde su punto de vista, se le ha dado una mayor participación a las mujeres en el gremio de la construcción y en los oficios relacionados, teniendo en cuenta los últimos cinco años. Sin embargo, opinó que este tipo de trabajo se tiene que mirar desde una perspectiva femenina.

“Creo que el sector de la construcción es un pilar de la economía del país, por lo tanto, siendo que las mujeres somos mayoría en el país y no esté aportando en este sector, nos habla que el potencial no puede ser mucho mayor. Creo fielmente que si las mujeres participaran en el trabajo del diseño de viviendas y ciudades, las arquitectas o diseñadoras podrían lograr mejores proyectos de construcción”, concluyó Roxana Fabris López.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?