Ver ediciones digitales
Compartir

Los atractivos de Panamá

Por: Financiero 26 Abr 2021

Panamá es un destino ideal para inversores, ya que combina ventajas geográficas, infraestructura financiera de primer nivel, y la posibilidad de invertir y percibir retornos en dólares. Además, el país ofrece subvenciones fiscales y beneficios migratorios para quienes lo escojan como destino de inversión; no sólo eso, sino que los impuestos anuales correspondientes a una propiedad son relativamente bajos, en comparación con otros países de la región.


Los atractivos de Panamá
Además de las diversas ventajas que ofrece el país, el 2021 agrega un plus: los bajos precios del mercado inmobiliario

Redacción El Financiero

Panamá es un destino ideal para inversores, ya que combina ventajas geográficas, infraestructura financiera de primer nivel, y la posibilidad de invertir y percibir retornos en dólares. Además, el país ofrece subvenciones fiscales y beneficios migratorios para quienes lo escojan como destino de inversión; no sólo eso, sino que los impuestos anuales correspondientes a una propiedad son relativamente bajos, en comparación con otros países de la región.

El mercado inmobiliario está constituido de manera que asegure la protección de las inversiones. Cualquier cliente interesado en el mercado inmobiliario offshore de Panamá recibe incentivos para atraer capitales. Protocolos como los establecidos en la Ley 54 de 1988, o “Ley de Protección al Inversionista Extranjero”, fueron concebidos para garantizar que el país es un territorio seguro para la inversión.

En materia de salud, transporte, conectividad y comodidades, el país destaca entre los de la región latinoamericana. La revista International Living la calificó como el segundo mejor destino en el mundo para jubilarse en 2021; en pasados años, Panamá ha ocupado también el primer lugar por su asequible costo de vida, políticas migratorias, y combinación de bellezas naturales y atractivos cosmopolitas.

¿Qué ventajas ofrece el actual contexto?
Debido a la situación pandémica, la ocupación o adquisición de oficinas en Panamá ha disminuido, con motivo a las restricciones de movimiento, medidas de distanciamiento social, y el teletrabajo. Esto, según el director asociado de la firma consultora Newmark, Álvaro Antadillas, ha provocado una sobreoferta; dicha situación tiene un aspecto positivo, ya que el experto opina que por la falta de nuevas construcciones, el inventario existente podría ser absorbido por el mercado.

“Esta etapa es parte del ciclo inmobiliario de cualquier mercado, el cual pasa por cuatro fases: expansión, sobreoferta, recesión y recuperación”, señaló, “esta última es hacia la que se dirigirá Panamá en 2021”, agregó Antadillas, según lo reseñado en un artículo del medio La Estrella de Panamá.

Por su parte, Frank Morrice Arias, expresidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), comentó que “sigue habiendo mucha incertidumbre y no se ve claro un plan para crear demanda, principalmente del usuario final (…) hubo una reducción importante en la demanda, lo que acentuó el descenso en los precios que se registraban desde el 2015”.

Esta combinación de factores, tanto en el rubro de oficinas como en el de viviendas, han llevado a que la oferta aumente, haya poca demanda, y los precios desciendan. Los bajos precios en el sector de los bienes raíces en 2021 parecen anotarle otra ventaja más a Panamá a ojos de inversores particulares nacionales y extranjeros, aunado a las ventajas geográficas, regulatorias y de infraestructura anteriormente mencionadas.
En ese sentido, es necesario adoptar incentivos que faciliten el flujo de compra y de alquiler de bienes raíces; así lo señaló el actual presidente de Acobir y gerente general de Norte Promotora Inmobiliaria, Francisco Cheng. “La promoción de las inversiones extranjeras es una de las principales iniciativas del gobierno para reactivar el sector”.

“A través del Decreto 722, la ley EMMA y la ley de Arrendamiento Financiero de Bienes Inmuebles, esperamos ver resultados a mediano y largo plazo que nos permitan dinamizar el sector”, agregó Cheng, “los gremios de la industria nos hemos mantenido proactivos adaptando las tradicionales ferias presenciales a virtuales, como una manera de apoyar a la reactivación del sector”.

Los compradores e inversionistas juegan un papel importante para el futuro del sector inmobiliario panameño, ya que el contexto les es idóneo para adquirir o arrendar.

Frank Morrice Arias lo resume así: “tanto los precios de venta y renta han disminuido desde antes de la pandemia (2015) por el exceso de oferta que no acompañaba al nivel de demanda que había. Los precios habían caído alrededor de un 30%, pero con la pandemia se han reducido en un 15% adicional; es un buen momento para que los inversionistas y los consumidores puedan comprar o rentar una propiedad”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?