Ver ediciones digitales
Compartir

Los aportes de emprendedores a las culturas laborales sostenibles

Por: Financiero 28 Feb 2021

Jason Spinell es un inversor ángel, un término acuñado a los individuos prósperos que proveen de capital a una startup o empresa emergente, usualmente a cambio de una participación accionaria. También es asesor y director de Slack Fund, una empresa que invierte y colabora con las próximas grandes empresas de software que forjan el futuro del trabajo. Spinell, en un artículo escrito para la revista estadounidense Fast Company, reflexiona que los líderes empresariales aún se enfrentan a una gran incertidumbre mientras el tiempo va avanzando.


Los aportes de emprendedores a las culturas laborales sostenibles
Una empresa envió a cada uno de sus empleados, un set de trabajo desde casa, con escritorios de pie y sillas ergonómicas

Redacción El Financiero

Jason Spinell es un inversor ángel, un término acuñado a los individuos prósperos que proveen de capital a una startup o empresa emergente,  usualmente a cambio de una participación accionaria. También es asesor y director de Slack Fund, una empresa  que invierte y colabora con las próximas grandes empresas de software que forjan el futuro del trabajo. Spinell, en un artículo escrito para la revista estadounidense Fast Company, reflexiona que los líderes empresariales aún se enfrentan a una gran incertidumbre mientras el tiempo va avanzando.

“En mi rol como jefe de Slack Fund, división de capital de riesgo de Slack, tengo el placer de hablar con y apoyar a emprendedores y fundadores de startups, como parte de nuestra misión de invertir y colaborar con la próxima gran ola de empresas de software empresarial. Desde la puesta en marcha del fondo en 2015, hemos llevado a cabo más de 85 inversiones en Norteamérica y Europa, incluyendo empresas como Lattice, un software de gestión del rendimiento; Hopin, una plataforma de eventos virtuales; y Mural, una pizarra digital”.

En las últimas semanas, según confiesa Spinell, ha pasado más tiempo con muchos de los fundadores en la cartera de Slack Fund, profundizando en los temas que son prioritarios al tiempo que el 2021 comienza a tomar forma. Mientras consideramos cómo será el futuro del trabajo -ya sea permanentemente a distancia, presencial, en un formato híbrido, o algo totalmente distinto- estas conversaciones tomaron formas increíblemente vibrantes, incluyendo muchas perspectivas únicas sobre la “próxima normalidad”.

Además, el sondeo sirvió de barómetro de consejos y opiniones para todos los fundadores. Estos resultados revelaron las principales lecciones que cada fundador aprendió en 2020, así como las oportunidades que le esperan. Aquí están los aspectos que consideraron prioritarios este año.

Crear experiencias equitativas para los empleados

No hay duda de que fomentar entornos de trabajo increíbles se convirtió en un reto mucho mayor el año pasado. Atrás quedaron los días de gimnasio, almuerzos gratuitos u horas felices en persona. Promover experiencias equitativas a distancia para los empleados, es lo más importante para nuestros fundadores. Alrededor del 83% de los encuestados coinciden en que mantener a los empleados comprometidos y conectados con su trabajo ha sido un reto importante.

A medida que las empresas adoptan un futuro híbrido o totalmente a distancia para sus empresas, se están replanteando los entornos que crean para su equipo. Uno de los propósitos ha sido dar a los empleados más control sobre su experiencia, con beneficios como horarios de trabajo flexibles y dotaciones de oficina en casa.

Amy Spurling, CEO de Compt, una empresa que permite a las organizaciones ofrecer beneficios más flexibles, afirma: “Antes, si se tenía suerte, el 10% del equipo aprovechaba las ventajas que se ofrecían. Ahora, creo que estamos pasando a una dinámica mucho más saludable entre las empresas y los empleados, lo que me entusiasma”.

A medida que los empleados se apropian más de su experiencia, también vemos más flexibilidad en los horarios y las políticas de trabajo. Los trabajadores de Future Forum de Slack, un nuevo consorcio dedicado a ayudar a los líderes y a las empresas a prosperar en la nueva economía, descubrieron que liberarse del horario de 9:00 am a 5:00 pm y trabajar con un horario flexible, es uno de los mayores indicadores de felicidad en los trabajadores remotos. Además, los empleados con un horario flexible declaran tener un mejor equilibrio entre su vida laboral y personal, y obtienen casi el doble de puntuación en el índice de productividad de la empresa.

Cuidar la salud de todos los miembros de la empresa

“Fundar una empresa es un reto en sí mismo, y no hablemos de hacerlo durante una pandemia mundial. Nuestros fundadores son muy conscientes de la importancia del bienestar físico y mental, tanto para ellos como para sus empleados. Cada vez son más los fundadores que recurren a entrenadores y terapeutas, y muchos se apoyan en un grupo de compañeros fundadores para obtener apoyo en los momentos difíciles Y, además, están adaptando los beneficios de los empleados para que estén a la altura”, dice Spinell, quien ocupó el cargo de director de empresas en Undercurrent y fue cofundador de Precog.

Akshay Kothari, director de operaciones de la empresa de espacios de trabajo digitales Notion, envió a cada uno de sus empleados, un set de trabajo desde casa, con escritorios de pie y sillas ergonómicas. Notion también amplió el plan de seguro médico de la empresa para que los empleados pudieran acudir virtualmente a terapeutas y entrenadores.

“Tuvo una gran aceptación”, dice Kothari. “Personalmente, mi equilibrio entre el trabajo y la vida personal se convirtió en una relación de armonía entre ambos. Me aseguro de reservar tiempo durante el día para ser un buen esposo y padre”.

Ser optimista en la contratación en general

Los empresarios siguen centrados en desarrollar su negocio, y más de ocho de cada diez identifican el crecimiento como su principal objetivo para 2021. Dos tercios de las empresas respaldadas por Slack Fund planean aumentar su plantilla en más de un 25% este año.

El crecimiento de la plantilla en remoto ha sido un reto, pero no ha estado exento de nuevas oportunidades para muchos fundadores, como Dan Manian, CEO de Donut, una empresa de software que crea conexiones entre equipos. “Nos hemos visto obligados a trabajar de forma totalmente remota, lo que ha sido realmente duro. Pero en cierto nivel, es bastante equitativo; todos estamos inmersos en esta situación. Al adoptar el trabajo remoto, hemos nivelado un poco el terreno. Podemos contratar a alguien en Dublín y asegurarnos de que se sienta tan parte del equipo como alguien que está sentado en San Francisco”, cuenta Manian.

Usar la tecnología con intención

Los líderes están recurriendo cada vez más, a la par del desarrollo de nuevas herramientas, a la automatización del trabajo manual y a la reorientación de sus equipos hacia tareas de alto nivel de exigencia. Al mismo tiempo, hay una mayor aceptación por parte de los fundadores de que existen demasiadas herramientas y de que es inevitable cierta consolidación. Está claro que las nuevas herramientas deben centrarse en los actuales sistemas operativos de los equipos.

Iba Masood, CEO de Tara.AI, un software de organización del trabajo, ha concebido su empresa en torno a la mejora de los flujos de trabajo de los desarrolladores. “Cuando pensamos en el futuro del trabajo, tenemos que pensar en cómo facilitar la vida de los usuarios a escala individual”, señala. “Se trata de ir allí donde la gente ya está. Las mejores plataformas funcionarán como capas sobre elementos que ya existen”.

Kothari, de Notion, está de acuerdo: “Veo un futuro en el que el software se consolida más, y eso hace que los usuarios sean mucho más productivos. Ellos aspiran usar menos herramientas para hacer su trabajo”.

Diseñar el lugar de trabajo del futuro

La mayoría de los empresarios con los que trata Spinell considera que los cambios del año pasado tendrán un efecto duradero. Aunque habrá un mini-renacimiento del trabajo presencial cuando el mundo esté a salvo, el trabajo a distancia -con todos los retos y oportunidades que conlleva- llegó para quedarse. Una investigación reciente de Future Forum reveló que el 72,2% de los trabajadores del conocimiento desea un modelo híbrido de oficina remota en el futuro. Y para los emprendedores, promover ese entorno exige un liderazgo reflexivo.

Manian, de Donut, lo resume así: “Creo que lo híbrido va a ser más complejo. Planteará nuevos retos y oportunidades sobre cómo relacionarnos de forma equitativa, fomentar la inclusión y trabajar juntos de forma productiva”.

“Tras reservar un tiempo extra con nuestros emprendedores para explorar en profundidad sus prioridades para 2021 y años posteriores, el futuro del trabajo suena más emocionante que nunca. Por supuesto, habrá retos en el camino y nuevos problemas que resolver. Pero con un liderazgo reflexivo y empático, así como con una tecnología innovadora, avanzaremos hacia un futuro más inclusivo y equitativo que beneficiará a un mayor número de personas”, concluye Jason Spinell en un artículo traducido por El Financiero LatAm.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?