Ver ediciones digitales
Compartir

Latinoamérica, “Plan Marshall”, y los retos post-pandemia

Por: Financiero 31 Ene 2021

América Latina es una de las regiones más afectadas por la pandemia de la COVID-19. A la fecha, se han contabilizado más de medio millón de fallecidos, y en sus países se han sufrido grandes consecuencias económicas. Las caídas del PIB regional, según organismos internacionales como el FMI o el BM, rondaría el 8%.


Latinoamérica, “Plan Marshall”, y los retos post-pandemia

Es necesario un plan económico de reconstrucción, que impida el rezago de la región durante una era de nuevos desafíos

Rehtse Terán

América Latina es una de las regiones más afectadas por la pandemia de la COVID-19. A la fecha, se han contabilizado más de medio millón de fallecidos, y en sus países se han sufrido grandes consecuencias económicas. Las caídas del PIB regional, según organismos internacionales como el FMI o el BM, rondaría el 8%.

En el marco de la realización del primer Foro de Davos virtual, se ha puesto sobre la mesa la necesidad de elaborar planes en conjunto para la región. Se ha hecho evidente la necesidad de iniciar o reactivar proyectos que generen empleo y productividad, y que se apliquen políticas de recuperación.

En un debate organizado por la agencia española EFE, importantes representantes de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, han alertado que la pandemia de la COVID-19 ha ampliado la brecha de desigualdad en LatAm, y han llamado a aprovechar los recursos para fortalecer la región y fomentar un crecimiento inclusivo, que aleje a la región de sumar otra “década perdida”.

Plan Marshall post COVID-19” para LatAm
La idea de un ”Plan Marshall” para la región no es nueva. El periodista Enrique Campos Suárez, en fechas tan tempranas como abril de 2020, rescató el término para referirse a la necesidad de un plan para la reconstrucción de las economías mundiales. 

“Si la comparación de la ONU del tamaño del reto actual es válida, habrá que prepararse para tener economías en una condición similar a las de posguerra. Y, por lo tanto, hacen falta medidas emergentes del tamaño de las implementadas en esos momentos históricos” dijo Campos en su columna, refiriéndose a declaraciones del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien consideró a la actual pandemia como el mayor reto desde la Segunda Guerra Mundial.

“Por supuesto que las circunstancias son otras (…) La clase de enemigo que enfrenta hoy el mundo, común e invisible, no debería dar pie a una guerra fría. Porque además la reconstrucción económica es para todo el planeta, no sólo para Europa”, reflexionó Enrique Campos Suárez.

Por su parte, Leonel Fernández, ex presidente de República Dominicana, planteó la posibilidad de crear un “Plan Marshall” para la recuperación latinoamericana, dado que los países de la región carecen de capacidad para afrontar la crisis de la COVID-19 por sí solos. Fernández lo pronunció durante el V Foro de Santo Domingo, que reunió a otros ex mandatarios latinoamericanos.

“No existen recursos en los estados de América Latina para dar respuesta eficaz a esta crisis”, dijo Fernández, quien consideró oportuno proponer un plan de recuperación económica en las próximas cumbres internacionales, como la cumbre de Las Américas, que se celebrará en abril, la cumbre Iberoamericana, el diálogo China-Celac y la cumbre UE-América Latina-Caribe. Estos escenarios servirían para plantear las necesidades de los países de la región frente a la pandemia.

Esos dos antecedentes sirven para ejemplificar que la idea de un plan unificado para el encauce de las economías de América Latina post-pandemia, sigue cobrando fuerza, tanto para analistas como autoridades gubernamentales y de organismos internacionales.

Latinoamérica en Davos
Una sesión del primer Foro Virtual de Davos se ha titulado “¿Cómo lograr que América Latina tenga su ‘Plan Marshall’ post COVID-19?’”. Los participantes fueron miembros de diversas instituciones económicas internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Económica de la ONU para América Latina y el Caribe (Cepal), la Secretaría General Iberoamericana (Segib), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina. El debate fue organizado por la agencia EFE.

El director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Wener, aseguró que el FMI tiene una capacidad importante para apoyar a la región hacia la superación de la crisis, pero lamenta que la demanda de recursos es baja.

Además, menciona que es necesaria una mayor integración de la región, que permita a los países de LatAm “moverse con una sola voz” ante una recuperación que, a simple vista, parece muy incierta. Dos de los factores que impedirían que la región marche hacia cumplir puntos en común están la evolución de la pandemia, y el crecimiento desigual entre países

El papel de los gobiernos y la necesidad de unificación
Por otra parte, para reactivar las economías latinoamericanas y ”recapitalizar” la región, es necesario contar con el apoyo de préstamos y aportes de organismos supranacionales, y de otros países desarrollados. Así lo sostiene el vicepresidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Pablo Sanguinetti.

Sin embargo, a su juicio, la región podría no contar con la fortaleza necesaria para gestionar de forma adecuada los recursos que podrían llegar. “Podemos ser exitosos en obtener nuevos fondos pero los países tienen que tener las capacidades (…) de gestionar proyectos de inversión”. A título personal, el experto pide reformas, y el fortalecimiento de los gobiernos, para reducir las desigualdades en la región.

¿Qué necesitamos reconstruir en la época post pandemia? Ante el “aumento tremendo de la desigualdad” en la región, durante la crisis sanitaria, es necesario apostar por la colaboración público-privada en muchos ámbitos.

El reto, por tanto, no es exclusivamente un tema económico sino de gobierno, de gestión. La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, clamó por un nuevo ”pacto social” en LatAm para reforzar los servicios básicos, y poder afrontar la recuperación con una gestión adecuada. “América Latina no saldrá sola de la crisis”, añadió Grynspan.

El “gran reto” de LatAm: no quedarse atrás
Para la región, el mayor desafío que afrontan los países es aprovechar el contexto actual, escenario de tres grandes revoluciones: la revolución digital, la revolución verde, y la revolución de la nueva ola de innovación.

El vicepresidente del Banco Mundial para América Latina, Carlos Felipe Jaramillo, dijo que “en el pasado, nos hemos demorado a veces en aprovechar estos giros importantes en el entorno global y esta vez tiene que ser diferente”.

La brecha digital, afirma Jaramillo, debe ser cerrada con mucha urgencia; en paralelo, se deben aprovechar las oportunidades que brindan la economía verde, Los métodos de producción amigables con el medio ambiente, y la generación de energías limpias.

Por otro lado, Jaramillo instó a que la región sea muy proactiva en la toma de medidas para superar la crisis, con el fin de ‘montarse en la ola’ de las grandes revoluciones globales. No sólo a escala nacional, sino también a escala regional.

“La región va a necesitar invertir de manera importante en infraestructura verde y en fortalecer la red de Seguridad Social y la educación”, agregó Alejandro Werner (FMI) sobre este tema en específico, ya que considera que la brecha educativa podría ampliarse significativamente como consecuencia de la crisis sanitaria.
El Plan Marshall original
Este plan se creó en 1947 para reconstruir Europa occidental, luego de quedar devastada por la Segunda Guerra Mundial. Un año después, el Congreso estadounidense aprobó los fondos por un total de 12 mil millones de dólares. Dicho programa ayudó a resurgir a la industria europea, además de beneficiar a la economía de Estados Unidos mediante la apertura de nuevos mercados para sus productos.

La financiación del plan concluyó en 1951. El programa ayudó a que las economías europeas crecieran sin precedentes. Las relaciones comerciales trajeron prosperidad económica y sirvieron como antecedente a la conformación de la Unión Europea. Además, indirectamente, dio pie a que se consolidara la alianza del Atlántico Norte (OTAN).

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?