Ver ediciones digitales
Compartir

A Fondo

Latinoamérica: leve repunte para el 2021

Por: Financiero 10 Ene 2021

Varios países ya están en una profunda crisis financiera. Otros más se unirán a sus filas este año, dada la gravedad de la recesión mundial provocada por la pandemia de la COVID-19, declaró el pasado martes el presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass.


Latinoamérica: leve repunte para el 2021
Aunque se pronostica un crecimiento del 3,7% del PIB en la región, el Banco Mundial recomienda a las economías más grandes a reestructurar la deuda de los países que atraviesan crisis financieras

Redacción El Financiero (con información de LABS, EFE)

Varios países ya están en una profunda crisis financiera. Otros más se unirán a sus filas este año, dada la gravedad de la recesión mundial provocada por la pandemia de la COVID-19, declaró el pasado martes el presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass.

“Para algunos países, es una alerta roja”, afirmó durante una teleconferencia. “Necesitamos encontrar formas de ajustar la deuda para que la de aquellos países más pobres, se reduzca drásticamente”. Para América Latina y el Caribe, las proyecciones de la organización apuntan a un crecimiento del 3,7% del PIB en 2021, un débil repunte tras una caída estimada del 6,9% durante 2020.

“El volumen de las exportaciones de bienes de la región, en los tres primeros trimestres del año pasado, disminuyó un 8% en términos interanuales, mientras que la llegada de turistas se paralizó, siendo las economías del Caribe las más expuestas. La entrada de remesas creció más lentamente que en años anteriores”, describe el informe.

“En un escenario negativo en el que se retrasa la distribución de vacunas”, advirtió la entidad con sede en Washington, “el crecimiento podría ser incluso menor, concretamente del 1,9%”. Además, en un escenario con desventajas, en el que los contagios siguen aumentando y se retrasa el lanzamiento de una vacuna, la expansión mundial podría limitarse al 1,6% en 2021.

En Brasil, se espera que, al mejorar la confianza de los consumidores y las condiciones crediticias favorables, el consumo y la inversión privada vean un repunte, lo que podría impulsar el crecimiento de 2021 un 3%. El sector de los servicios se recuperará más lentamente que el industrial, debido a la persistente aversión al riesgo de los consumidores.

Por su parte, en México, la recuperación se basa principalmente en la reactivación de las exportaciones, a medida que la economía estadounidense se recupera y la incertidumbre comercial disminuye, tras la entrada en vigor del Acuerdo entre los Estados Unidos, México y Canadá, a mediados de 2020. Es probable que el país crezca un 4,9% este año.

A su vez, la economía argentina crecerá un 4,9% en 2021, apuntalada por la demanda interna, sostiene el Banco Mundial. La flexibilización de las medidas de mitigación de la pandemia, así como la menor incertidumbre en torno a la reestructuración de la deuda, apoyan el consumo y la inversión privada.

En Centroamérica, prevé la organización, se espera que el crecimiento se recupere hasta un 3,6% durante este año, apoyado por una mayor afluencia de remesas y una demanda de exportaciones más robusta, así como por la reconstrucción tras el paso de dos huracanes. Y es probable que el Caribe repunte hasta alcanzar un 4,5%, “impulsado por una recuperación parcial del turismo”.

El peso de la deuda

Malpass señaló que el Banco y el Fondo Monetario Internacional (FMI) evaluaban actualmente la sostenibilidad de la deuda de los países en dificultades. El coronavirus ha golpeado con especial dureza a los mercados emergentes y a los países en desarrollo, exacerbando la pesada carga de la deuda que existía antes de la crisis.

Malpass explicó que un marco común para el tratamiento de la deuda adoptado por China (el mayor acreedor, con un 65%) y otras economías importantes del Grupo de los 20, y la prórroga del congelamiento de los pagos de deuda bilateral oficial hasta junio próximo, eran buenas medidas, pero será necesario trabajar más.

Añadió que ya había hablado con funcionarios italianos y que estos estaban comprometidos a continuar los esfuerzos para ayudar a los países más endeudados, durante el año en que Italia esté a cargo del G20.

Panamá, con lenta reactivación económica

Se prevé que la economía panameña, una de las economías que apunta a experimentar crecimiento durante 2021, podría afrontar obstáculos en materia de empleo y reactivación productiva, tras un 2020 que frenó la demanda interna. Para apoyar la recuperación del país, Panamá cuenta con las actividades del Canal, los puertos, la minería de cobre y la exportación de bienes.

El Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, posicionan en un 5,1% y 5,5%, respectivamente, la expansión del PIB de Panamá este año. Es un crecimiento sustentado por los servicios internacionales, no en el comercio, la industria y la agricultura, sectores que generan empleo masivo permanente y que se han visto relegados por años.

Panamá inició el 2021 con nuevas restricciones a la movilidad, para amortiguar un agresivo repunte de la COVID-19. Se espera que la vacuna comience a llegar durante el mes de enero, y el propio gobierno del presidente Laurentino Cortizo ha reconocido que ello representa un factor decisivo para la recuperación.

La pandemia se ha traducido en cifras como un 20,4% de caída del PIB hasta septiembre del año pasado, y un desempleo que llegó al 18,5% – la tasa más alta en 20 años. Esto, según la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP), explica el lento ritmo de reactivación. 

Empresarios piden impulsar la generación de empleos

Durante los primeros días de enero, en las zonas más pobladas del país, se han observado vendedores ambulantes ofreciendo mascarillas, caretas, frutas o legumbres, junto a comercios cerrados, muchos con letreros de “se alquila” o “se vende”. La CCIAP prevé que “el primer semestre de 2021 mantendrá una tendencia a la baja en la actividad económica afectada por la disminución de la demanda efectiva”, y espera “un segundo semestre con mejor perspectiva”. 

“Esto refleja empresas y sectores altamente impactados, aunado a un escenario de demanda mucho menor al existente previo a la pandemia que pone en riesgo la sostenibilidad de empresas y empleos. Es razonable pensar que vamos a iniciar el 2021 con un desempleo del 20 % y una informalidad superior al 55 %, con las implicaciones que eso conlleva”, dijo la CCIAP.

Ante este escenario, la Cámara solicitó al Gobierno que presente un plan de reactivación, haga uso eficiente de los recursos monetarios, y que se prioricen las necesidades sanitarias y sociales, invirtiendo en proyectos que generen empleos y productividad, tomando medidas “más serias para contener el gasto del funcionamiento del Estado”.

El economista panameño Rolando Gordón declaró a la agencia Efe que “el desempleo va a seguir alto durante este año y va a ser difícil absorberlo, por lo que los niveles de pobreza no podrán bajar rápidamente”. Por otra parte, el catedrático universitario recordó que el Ejecutivo ha preparado una serie de proyectos en el sector de la construcción, que generarían gran número de empleos temporales, pero que en la industria “no hay perspectivas nuevas que nos puedan indicar que va a ayudar a crear nuevos puestos de trabajo permanentes”.

Según Gordón, en los últimos 25 años, en Panamá se crearon un promedio de 45.000 nuevos empleos, por lo que tomará cuatro o cinco años regresar a los niveles de ocupación previos a la pandemia.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?