Ver ediciones digitales
Compartir

Las restricciones por cierre de las áreas económicas y sus efectos en Panamá

Por: Financiero 10 Ene 2021

La semana pasada analizamos desde el punto de vista legal y económico las restricciones de movilidad impuestas por el gobierno de Panamá producto del incremento en los casos de la COVID-19, mediante el decreto ejecutivo 1686 del 28 de diciembre de 2020, el cual además de dictar lo relativo al cierre de empresas, enumera una cantidad de negocios que si pueden continuar sus actividades ya que se consideran esenciales y evitar el desabastecimiento durante este periodo.


Las restricciones por cierre de las áreas económicas y sus efectos en Panamá
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

La semana pasada analizamos desde el punto de vista legal y económico las restricciones de movilidad impuestas por el gobierno de Panamá producto del incremento en los casos de la COVID-19, mediante el decreto ejecutivo 1686 del 28 de diciembre de 2020, el cual además de dictar lo relativo al cierre de empresas, enumera una cantidad de negocios que si pueden continuar sus actividades ya que se consideran esenciales y evitar el desabastecimiento durante este periodo. 

A pesar de todo esto, el efecto económico es notable entre estas empresas ya que el movimiento de clientes es muy bajo debido a las restricciones de movilidad ya impuestas. El sector alimenticio ha sido pieza clave del poco movimiento económico que se registra a la fecha debido a la necesidad alimentaria que tienen los seres humanos para subsistir, y en este tiempo dicha necesidad tiene una importancia relevante. 

El sector farmacéutico se mantiene también como actividad esencial debido a su importancia en la distribución de medicamentos entre la población para tratar de evitar el número de pacientes infectados y con enfermedades comunes. 

El turismo se mantiene activo, pero solamente en dichas áreas y recibiendo turistas extranjeros que ingresen al país y muestran sus reservas de hotel y pasaje aéreo, en este sentido, el aeropuerto de Tocumen, también se mantiene abierto recibiendo vuelos internacionales, lo cual, repercute positivamente ya que se mantiene la movilidad de pasajeros y evita el colapso de las aerolíneas. 

En este sentido, es menester mencionar que hay algunos países que han prohibido los vuelos procedentes del Reino Unido, ya que se ha informado sobre la existencia de una nueva cepa del COVID 19 en ese país; la cual, según los primeros estudios, es super contagiosa, aumentando la posibilidad de contagios entre la población en un número exponencial, por el momento, se les exige a los pasajeros portar la mascarilla y seguir las demás medidas de bioseguridad. 

Si un Estado prohíbe la entrada de aeronaves de ciertos países deben comunicarlo por medio de sus embajadas y se transmita a sus gobiernos, por ese lado debemos acotar que estas restricciones impiden el crecimiento que pueden registrar las aerolíneas, ya que a mi juicio esto se puede evitar mediante pruebas negativas a cada pasajero. 

El transporte marítimo, Canal de Panamá y la logística siguen prestando sus servicios a fin de continuar aportando no solo al comercio nacional, sino mundial, ya que representan un sector importante para el manejo de mercaderías entre los países, así mismo, el movimiento de buques por la vía acuática ha sido interrumpido durante este tiempo de pandemia. 

A pesar de todo esto, la mayoría de los sectores se mantienen cerrados debido a este nuevo confinamiento, uno de los sectores golpeados es el de la micro y mediana empresa, cuyos actores han sufrido en carne propia los efectos de estos cierres ya que no han producido en estos meses, este sector representa una parte esencial del engranaje económico nacional el cual emplea a un número creciente de trabajadores quienes aportan con el pago de impuestos y por supuesto con su fuerza laboral. 

La construcción ha sido detenida y con esto se rompe con la cadena de venta de materiales como materia prima para el levantamiento de estructuras teniendo un efecto negativo en el funcionamiento de estas empresas. 

Los centros comerciales han detenido sus operaciones lo cual causa pérdidas a los inversores y deudas en ocasiones impagables para los empresarios que mantienen locales de ventas. La paralización de estas y otras actividades van a demorar en recuperarse si continúan estos cierres obligados, trayendo consigo la quiebra de diversas empresas en todos los sectores, el gobierno tendrá la obligación de otorgar subsidios e incentivos a estos empresarios para lograr un equilibrio económico entre el sector público y privado, ya que uno y otro empujan el crecimiento económico del país. 

A escala internacional las perturbaciones temporales en la producción de bienes y componentes podrían poner en tensión a algunas empresas, en particular a las que tienen una liquidez insuficiente. 

El impacto sobre los mercados se materializará en valoraciones negativas y en un aumento del riesgo. A su vez, el consiguiente aumento del riesgo se traducirá en posiciones de inversión que no serán rentables en las condiciones actuales, lo que debilitará aún más la confianza en los instrumentos y mercados financieros. 

Un posible acontecimiento derivado de la afirmación anterior sería una importante perturbación de los mercados de valores, a medida que aumente la preocupación por el riesgo de contrapartida.

 Con ello, una posibilidad más que probable sería una disminución significativa de las cotizaciones bursátiles y de los bonos corporativos, ya que los inversores preferirían mantener los valores gubernamentales (en particular los del Tesoro de los Estados Unidos) debido a la incertidumbre creada por la pandemia. 

Tanto a escala local como internacional los efectos en cada sector económico son irreversibles trayendo consigo una ola de desempleo y cierre de empresas, lo cual hace poco atractivo para los inversores mantener sus inversiones en nuestro territorio, como hemos señalado, le tocará al gobierno subsidiar y organizar programas que fomenten el emprendimiento para lograr un ambiente próspero que siga atrayendo inversión extranjera.