Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
Lenta reactivación de Panamá
Comparte
Compartir

Empresas

Las legaltech en Panamá

Por: Financiero 20 Sep 2020

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

Existe una rama del derecho que viene ganando terreno desde hace varios años y promete una revolución en la forma de prestar servicios legales mediante el uso de la tecnología, estamos hablando de las “LegalTech” o tecnología legal, término que procede de la unión de las palabras en inglés “legal” y “technology”, la cual se pone en práctica cuando se aplica la tecnología a la prestación o comercialización de servicios legales, por ejemplo si un abogado utiliza la tecnología para mejorar sus servicios legales (celular, página web) está usando hasta cierto punto, herramientas que entran en el campo del “LegalTech”.


Las legaltech en Panamá
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

Existe una rama del derecho que viene ganando terreno desde hace varios años y promete una revolución en la forma de prestar servicios legales mediante el uso de la tecnología, estamos hablando de las “LegalTech” o tecnología legal, término que procede de la unión de las palabras en inglés “legal” y “technology”, la cual se pone en práctica cuando se aplica la tecnología a la prestación o comercialización de servicios legales, por ejemplo si un abogado utiliza la tecnología para mejorar sus servicios legales (celular, página web) está usando hasta cierto punto, herramientas que entran en el campo del “LegalTech”.

La tecnología legal es una nueva herramienta que ayuda al profesional, pero también al cliente al momento de acceder a un abogado, pues como sabemos, hoy en día existen varios métodos para buscar servicios legales (primordialmente internet) lo cual denota la funcionalidad de esta novedosa rama.

De acuerdo con la revista Forbes, durante el 2018, se celebraron inversiones por más de un billón de dólares en plataformas para la prestación de servicios jurídicos, distribuidos en más de 40 negocios.

Esa cifra es 731% superior, si se compara con los 233 millones invertidos en este mismo segmento durante el 2017, sin duda estamos frente a un mercado propicio para emprender e innovar con grandes opciones de ganancias, cuyos frutos -si bien es cierto, requieren de inversión fuerte-, tienen gran potencial presente y futuro.

Incluso, algunos vaticinan que habría negocios enfocados al legaltech sin que el inversor sea abogado, serían empresas interesadas en enfocarse en el sector jurídico utilizando la tecnología para prestar estos servicios.

En este mismo sentido, estamos hablando del uso de la Inteligencia Artificial aplicada al negocio del derecho, lo cual permite detectar patrones y tendencias al momento de realizar análisis predictivo en cuanto a lo siguiente: probabilidades de fuga de clientes, mejores argumentos a utilizar en juicio, posibles argumentos de la contraparte, resultados en el desenlace de casos, etc.

En el campo del “Big Data” (técnica para el procesamiento de grandes cantidades de datos) aplicados al sector del legaltech permite analizar, por ejemplo, datos sobre millones de clientes, expedientes, audiencias, actuaciones, casos, juicios, demandas, leyes, jurisprudencias… Todo esto es posible gracias al uso de esta tecnología.

También existen los llamados softwares legales o “softwares legaltech” para abogados. Estos están diseñados especialmente, para agilizar la mayoría de las actividades de una firma de abogados tales como: facturación electrónica y su envío masivo, cobros automatizados, control de horas de trabajo invertidas, monitorización de la productividad de cada abogado.

A escala internacional conozco el caso de “Prometea” una plataforma utilizada por el Ministerio Público argentino, a través de la interacción en un chat con una voz artificial, a través del cual se pueden consultar los expedientes ingresados. Al indicar el número de expediente, “Prometea” lee al usuario la carátula del caso e indica una posible solución de este.

La solución sugerida se basa en el análisis, a través de Inteligencia Artificial (IA), de casos análogos previos al consultado, para cuya solución haya precedentes reiterados. Se trata de una inferencia probabilística basada en la repetición de palabras clave de cada expediente, que asocia este nuevo caso ingresado a una respuesta previa. Si el funcionario está de acuerdo con la recomendación del software obtiene un borrador del dictamen redactado por el sistema y lo imprime para ser firmado, y luego notificado a las partes.

Mediante esta herramienta se pueden llegar a soluciones judiciales en tiempo récord sin violentar garantías fundamentales de las partes.

En Panamá existen algunos softwares jurídicos como “Amadeus”, “Globalex” y “Popularis” este último es un buscador inteligente de sentencias que ayuda al abogado al momento de redactar demandas, apelaciones, casaciones, etc.

El negocio de las telecomunicaciones está regulado por la Ley 31 de 1996 y en ella se establecen los aspectos básicos para la concesión de estos servicios, los cuales pueden ser obtenidos por personas naturales o jurídicas por un periodo de 20 años prorrogables por el mismo periodo.
Desde el año 1998, con la entrada de la primera empresa extranjera en prestar estos servicios, hemos sido testigos de los avances en esta materia que han cambiado significativamente nuestras vidas, trayendo consigo un aporte importante en la digitalización de todos los servicios prestados en Panamá.

Actualmente, tenemos varias empresas nacionales y extranjeras especialmente enfocadas a la telefonía e internet prestando estos servicios, los cuales forman parte de las diversas formas de trabajo que nos rodean. La comunicación por celular y la red de internet data nos permiten comunicarnos de manera expedita, formando un canal permanente de parte y parte.

En el mundo Jurídico nos apoyamos fielmente con esta herramienta para enlazarnos con nuestros asistentes y colegas para planear acuerdos, reuniones, etc., lo cual nos ayuda de una manera efectiva al momento de consultar leyes; y en muchos casos podemos redactar algún memorial desde nuestro propio celular para ser presentado ante los tribunales, todo esto está enlazado al uso de la tecnología, configurándose el Legaltech al uso común, así que sin darnos cuenta estamos apelando al uso de esta rama desconocida por algunos del derecho.

El internet forma parte de nuestro ejercicio al momento de redactar correos electrónicos, hablar en una conferencia en vivo, usar un software automatizado para reducir tareas como redactar un contrato o escrituras públicas.

Como bien hemos dicho, esta rama del derecho es ignorada por muchos, aunque es utilizada a diario y masivamente para resolver de forma inmediata muchas de las tareas jurídicas que años atrás tomaban mucho tiempo.

El sistema judicial panameño debe enfocarse en la reducción de trámites administrativos y resolverlos a través de software inteligentes legales (como Prometea), los podrían reducir el tiempo de tramitación ante las diversas entidades; con esto, se acortaría de manera exponencial la mora en materia judicial que actualmente persiste. Los gobiernos deben abrir los ojos e implementar estas herramientas, y los abogados también deben sentarse sobre las bases del legaltech como nueva rama del derecho, llamada a suplantar las convencionales.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?