Ver ediciones digitales
Compartir

Management

Las cuentas escrow y su manejo en Panamá

Por: Financiero 24 Ago 2020

Enfoque jurídico Darío González MartínezAbogado corporativo En el mundo de los negocios la palabra “confianza” juega un papel importante y toma más relevancia cuando las […]


Las cuentas escrow y su manejo en Panamá

Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo

En el mundo de los negocios la palabra “confianza” juega un papel importante y toma más relevancia cuando las partes no se conocen, en este sentido, cabe buscar soluciones que resuelvan esta problemática a fin encaminarlas a un feliz termino en donde ambas cumplan con sus obligaciones.

Para evitar la desconfianza entre socios y llevar a cabo de una manera segura y transparente las negociaciones nació el “escrow” y las cuentas “escrow”que brindan a los socios un mecanismo seguro de cumplimiento.

Pero, ¿qué son precisamente las cuentas “escrow”? Este es un término anglosajón que en español significa depósito de custodia, depósito de garantía o fideicomiso. Se trata de un tipo de contrato entre dos partes en el que de deposita un bien (generalmente dinero) con la particularidad de que un tercero de buena fe (un banco o entidad especializada) custodiará el bien depositado y velará por el cumplimiento del contrato.

Su principal utilidad se concentra en las compraventas, en la que un comprador y un vendedor acuerdan transaccionar un bien o servicio a cambio de dinero, el importe de la operación se entrega al llamado “agente escrow” quien lo guardará en una cuenta escrow (escrow account, en inglés) hasta que el comprador reciba el producto o servicio de manera adecuada, una vez esto se produzca, el agente escrow abonará el importe de las operaciones al vendedor.

El escrow resuelve un problema de seguridad, frecuentemente dos partes acuerdan transaccionar un bien o servicio, pero, debido a la falta de confianza (sobre todo si las partes no se conocen), ambas querrán proteger sus intereses y evitar cualquier tipo de estafa. La parte compradora querrá recibir el bien o servicio antes de realizar el pago, mientras que la parte vendedora exigirá el pago por adelantado. De esta forma, se evitan los impagos, los incumplimientos o las consecuencias de que la parte obligada se declare insolvente.

Aquí es donde entra en juego el contrato escrow. El comprador tiene la seguridad de que, si no recibe el bien o servicio acordado, recuperará su dinero. Mientras que el vendedor tiene la garantía de que el pago ya ha sido realizado antes de entregar el bien o servicio y que este se encuentra custodiado por el llamado agente escrow (banco o entidad financiera).

El problema de la seguridad queda así resuelto, permitiendo a compradores y vendedores mantener a salvo sus intereses. Muchos son los vendedores que han adoptado este tipo de contratos para eliminar la desconfianza que pudieran tener sus clientes y aumentar así sus ventas.

Este tipo de cuentas son utilizadas en varios tipos de negocios como:

• Hipotecas: en donde el deudor debe mantener con fondos una cuenta a fin de que el acreedor tome los pagos mensuales de dicha cuenta, con esto se asegura el pago de esta obligación.

• Compras por Internet: los pagos al comprar productos determinados de Marketplace se pueden hacer a través de cuentas escrow, de esta forma se asegura que el artículo se entregará correctamente y se cobrará cuando el comprador lo reciba.

• Compraventas de empresas: al tratarse de grandes sumas de dinero, se deposita en una cuenta escrow un porcentaje del precio total por un plazo de tiempo como garantía de pago a fin de cerrar la operación.

• Servicios Informáticos: en este caso lo que queda depositado es una copia del código fuerte con la que se está trabajando, en caso de que los desarrolladores desaparezcan, la empresa puede seguir accediendo al código fuerte y continuar con el uso de los programas
Panamá se ha convertido en un centro importante de negocios con muchos atractivos para generar inversiones, es común que tengamos transacciones de compraventa de edificios, yates, aeronaves, vehículos u otras propiedades valiosas, en ese sentido, las cuentas escrow son conocidas también como cuenta ”plica” o depósito de garantía o custodia, quienes ejercen estos roles en Panamá son firmas de abogados, bancos y algunas agencias financieras especializadas.

Las empresas de custodia no están reguladas (ni el propio contrato escrow), por lo que no existe requisitos de obligaciones fiduciarias para las compañías de custodia, en virtud de esto se deberá especificar en el contrato los deberes y responsabilidades que la compañía de custodia debe cumplir.

Se deberán cumplir las normas generales de los contratos y de los bancos en cuanto al manejo de estas cuentas para demostrar la validez jurídica de estos negocios. La regulación en materia contractual y bancaria en algunos casos no esta regulada expresamente, pero si en la práctica negocial. Siempre y cuando se cumplan con las formalidades, serán válidas dichas transacciones las cuales tienen efectos solamente entre las partes contratantes.

Siendo una figura procedente de legislaciones anglosajonas, las cuentas escrow juegan un papel importante en los negocios por su efectividad y seguridad. Este mecanismo ofrece a los empresarios una manera inteligente de cerrar transacciones beneficiosas y evitar fraudes o insolvencias. La practica en Panamá se traduce a las cuentas “plica” las cuales funcionan legalmente con la finalidad de completar traspasos de propiedades de gran valor, nos enfrentamos a una época de cambios y debemos estar preparados para la entrada en vigencia de nuevas figuras que surjan por la actual pandemia, en todo caso, resolverían problemas de negocios para lograr mayor confianza entre los empresarios.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?