Ver ediciones digitales
Compartir

Economía

Las comunidades como el corazón del turismo

Por: Financiero 28 Feb 2021

El turismo comunitario se centra en que los viajeros visitan comunidades originarias que mantienen su acervo cultural casi intacto, y viven en zonas en las que la globalización ha tenido poco o ningún impacto. Si bien los lugares naturales son escenarios en los que este tipo de turismo se desarrolla, por lo general el interés de los visitantes radica en conocer nuevas culturas, y encontrarse con personas con una forma de vida distinta a la propia.


Las comunidades como el corazón del turismo
Las culturas originarias en LatAm y el Caribe son una fuente inagotable de experiencias y enseñanzas para practicar la sustentabilidad

Redacción El Financiero

El turismo comunitario se centra en que los viajeros visitan comunidades originarias que mantienen su acervo cultural casi intacto, y viven en zonas en las que la globalización ha tenido poco o ningún impacto. Si bien los lugares naturales son escenarios en los que este tipo de turismo se desarrolla, por lo general el interés de los visitantes radica en conocer nuevas culturas, y encontrarse con personas con una forma de vida distinta a la propia.

El turismo representa una alternativa laboral y económica para muchas comunidades autóctonas, en donde pueden compartir su día a día con los viajeros, revalorar la cultura ancestral, y contribuir a proteger el entorno natural.

La emprendedora peruana Marilyn Velásquez, fundadora del proyecto Nuevos Caminos Travel, contó en una entrevista para la web Travindy que “las comunidades tienen derecho de disfrutar de los beneficios del turismo y no ser simples espectadores, donde ven que los demás se enriquecen de lo que les pertenece. Con el turismo comunitario puedes distribuir de manera justa los beneficios”. 

Este tipo de turismo, además, ayuda al turista a conocer las costumbres de un pueblo y a entenderles, mientras que al mismo tiempo, les ayuda a encontrarse con ellos mismos, valorar lo que tienen en su lugar de origen, y disfrutar del presente.

Más experiencias exitosas

Travolution Travel, según su fundador Jorge Narbona, es un turoperador receptivo que tiene como propósito promover un desarrollo sustentable, estilos de vida armónicos y relaciones más conscientes a través de encuentros de culturas diferentes. 

“Nuestro trabajo se enfoca en diseñar viajes a medida, promoviendo mayoritariamente servicios comunitarios locales en Chile. También operamos viajes en Bolivia y Argentina junto a partners locales que comparten la filosofía hacia este tipo de turismo, donde los beneficios son mutuos para anfitriones y por supuesto, para los viajeros”, agregó Narbona.

Pero no solo se trata de organizar tours a sitios remotos. Los emprendedores en esta materia se aseguran de que el intercambio sea mutuo, y que es importante capacitar a las comunidades y fomentar el desarrollo local. 

“Por ahora, sí podemos afirmar que quienes han comenzado este camino en el turismo, declaran que los ingresos económicos extra generan posibilidades para mejorar su calidad de vida, generar trabajo de calidad, evitando así la migración de jóvenes a las ciudades, revaloración de sus culturas y estilos de vida y empoderamiento sobre sus territorios naturales”, concluyó Jorge Narbona.

Otro de los aportes resaltantes de la Fundación Travolution ha sido organizar los Encuentros de Turismo Comunitario. En dichos encuentros, prosigue Narbona, emprendedores y líderes de las comunidades han conocido más personas que recorren el mismo camino, compartiendo sus experiencias y exponiendo sus problemas o vulnerabilidades, con el fin de construir soluciones de la mano de entes gubernamentales y el sector privado. 

Dentro de estas actividades, destacan: los 4 Encuentros Nacionales de Turismo Comunitario (en Chile), el Primer Encuentro Latinoamericano de Turismo Comunitario (Colombia, 2017) y el Primer Encuentro Centroamericano de Turismo Comunitario (Guatemala, 2018).

Enseñanzas desde Guyana

“Soy de los que piensa que hay una necesidad creciente de poner a las comunidades en el corazón del turismo. A medida que comenzamos a reimaginarnos de nuevo el turismo, me pregunto- y sé que otros también lo hacen- si el turismo puede realmente ser sostenible si las comunidades no son las principales beneficiarias o no lideran o al menos están involucradas en la toma de decisiones. No creo que sea posible”.

Brian Mullis, ex Director de Turismo de Guyana y fundador de Sustainable Travel International, da importancia primordial a que las comunidades indígenas sean dueñas y operarias de sus proyectos turísticos. 

Sus experiencia en el ámbito, compartida en una entrevista a Travindy, le hacen definir al turismo comunitario de la siguiente manera: “es cuando las empresas turísticas, las comunidades, los donantes y el gobierno recurren colectivamente al turismo para hacer contribuciones netas positivas de manera integral al bienestar de los visitantes, residentes, comunidades de acogida y el medio ambiente para ayudarlos a prosperar”. 

Miller cita el ejemplo de Rewa Village, comunidad indígena que administra un albergue ecológico y un área de conservación de 350 kilómetros cuadrados, la cual absorbe 70.000 toneladas de CO2 por año. Esto resume el impacto positivo desde un punto de vista medioambiental, y adicionalmente, toda la comunidad se beneficia económicamente del turismo.

Las oportunidades de este segmento turístico no se limitan a pocos países. Toda la región latinoamericana y caribeña posee el potencial de nutrirse de estas experiencias previas, ejecutarlas según las particularidades de cada zona, y desarrollar a plenitud el potencial económico y social. Miller concluye con una reflexión: “si se logra disponer del conocimiento de manera abierta se podrá potenciar el turismo comunitario, que mejora el bienestar de los residentes, visitantes y el medio ambiente. Juntos podemos poner a las comunidades en el corazón y el centro del turismo”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?