Ver ediciones digitales
Continúa leyendo:
El secreto de la felicidad
Comparte
Compartir

Tecnología

Las 10 principales tecnologías emergentes de 2020

Por: Financiero 15 Nov 2020

Cada año el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) publica un informe sobre las tecnologías emergentes y este año incluye 10. Este grupo de avances son considerados por los expertos como los que tienen el mayor potencial para transformar positivamente la sociedad y la industria.


Las 10 principales tecnologías emergentes de 2020
La mayoría de los avances están enfocados en atender los desafíos de la salud mundial y el cambio climático

Cada año el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) publica un informe sobre las tecnologías emergentes y este año incluye 10. Este grupo de avances son considerados por los expertos como los que tienen el mayor potencial para transformar positivamente la sociedad y la industria. 

El WEF considera que los avances tecnológicos siempre han sido agentes clave de cambio en la forma en que trabajamos, interactuamos y vivimos. “Durante las últimas dos décadas, el mundo ha sido testigo de un ritmo sin precedentes de innovación tecnológica en todos los campos, desde la informática y la inteligencia artificial hasta la biotecnología y la nanotecnología”, expresa el informe publicado el pasado 10 de noviembre

Hay muchos desafíos mundiales importantes, pero ninguno más urgente en 2020 que los de la salud mundial y el cambio climático. Quizás por eso, la mayoría de las tecnologías identificadas este año por los expertos ofrecen soluciones a estos dos desafíos.

En la atención médica, estamos viendo avances significativos en áreas que pueden ayudar a diagnosticar y tratar enfermedades de manera más precisa y eficiente, desde el uso de nuestros dispositivos inteligentes para diagnosticar el Parkinson y el Alzheimer de manera temprana, y la creación de órganos virtuales en lugar de los reales para el diagnóstico, hasta la digitalización de grandes cantidades de material genético, como un virus, y luego poder reproducirlo físicamente y manipularlo. 

Los avances en los dispositivos médicos llamados microagujas también prometen aumentar el alcance global de las vacunas y disminuir los riesgos de transmisión de enfermedades.

Ha habido algunos desarrollos interesantes en tecnologías digitales que prometen cambiar muchas industrias, así como nuestra vida cotidiana. La realidad aumentada y virtual ya están comenzando a encontrar su espacio en el lugar de trabajo y en nuestra vida cotidiana, pero la computación espacial llevará estas capacidades un paso más allá, permitiéndonos digitalizar objetos físicos que se conectan a través de la nube y luego afectar el mundo físico a través de nuestro dispositivos inteligentes. 

Además, nuevos tipos de sensores (sensores cuánticos) están permitiendo el desarrollo de numerosas aplicaciones, desde la recepción de sistemas de alerta temprana para la actividad volcánica y los terremotos hasta el seguimiento de la actividad cerebral en tiempo real.

Todas estas emocionantes tecnologías están fuera de los laboratorios y con el tipo correcto de inversión, los marcos legales y la aplicación cuidadosa, pueden brindar grandes beneficios a un mundo que enfrenta algunos desafíos importantes, destaca el informe.

Top ten de tecnologías emergentes

.

  1. Microagujas para inyecciones indoloras

Las agujas apenas visibles, o “microagujas” están preparadas para para marcar el comienzo de una era de masificación de inyecciones y análisis de sangre sin dolor. Conectadas a una jeringa o un un parche, las microagujas previenen el dolor al evitar contacto con las terminaciones nerviosas. Se espera que estas diminutas agujas amplíen significativamente la administración de fármacos y el diagnóstico de enfermedades.

2. Refinerías “solares”

La fabricación de muchos productos químicos importantes para la salud humana y la comodidad consume combustibles fósiles, cuyo uso contribuye a los procesos extractivos, las emisiones de dióxido de carbono y el cambio climático. Un nuevo enfoque emplea la luz solar para convertir los desechos dióxido de carbono en estos químicos necesarios, reduciendo potencialmente las emisiones de dos maneras: utilizando el gas no deseado como materia prima, y la luz del sol, no los combustibles fósiles, como fuente de energía.

En concreto, las refinerías “solares”  permiten crear moléculas que pueden servir como materia prima para la síntesis de medicamentos, detergentes, fertilizantes y textiles.

3. Pacientes virtuales

La tecnología permitirá que “los datos tomados de imágenes de alta resolución de un órgano humano se introduzcan en un modelo matemático complejo de los mecanismos que controlan la función de ese órgano”. Posteriormente, a través de algoritmos informáticos, se pueden resolver las ecuaciones resultantes y generan un órgano virtual que se comporta como el real. “Dichos órganos o sistemas corporales virtuales podrían reemplazar a las personas en las evaluaciones iniciales de medicamentos y tratamientos, haciendo que el proceso sea más rápido, seguro y menos costoso”, señala el informe.

4. Computación espacial

La próxima gran novedad más allá de lo virtual y realidad aumentada, es la “computación espacial”, la cual está en el corazón de esta escena y es el siguiente paso en la convergencia en curso de los mundos físico y digital. Esta tecnología permite digitalizar objetos que se conectan a través de la nube; y que los sensores y motores de los objetos reaccionen entre sí; y representar digitalmente el mundo real. La computación espacial pronto traerá interacciones a nuevos niveles de eficiencia -a escala hombre-máquina/máquina hombre- en muchos aspectos de la de la vida diaria, entre ellos las industrias, la salud, el transporte y el hogar. Compañías como Microsoft y Amazon han invertido en esta tecnología que promete fusionar el mundo físico y el digital, a través de realidad virtual y realidad aumentada. 

Las grandes industrias ya han adoptado la integración de sensores dedicados e Internet de cosas para optimizar la productividad y probablemente ser uno de los primeros en adoptar la computación espacial. 

5. Medicina digital

¿Podría la próxima receta de su médico ser dictada desde una aplicación? Una gran cantidad de aplicaciones en uso pueden detectar o monitorear, prevenir trastornos físicos de forma autónoma y administrar terapias. Popularmente conocidos como médicos digitales, el software puede mejorar atención médica tradicional y apoyo a los pacientes cuando el acceso a la atención médica es limitado, una necesidad que la crisis de la COVID-19 ha exacerbado.

Las aplicaciones deberían ayudar a personalizar la atención al paciente, además los patrones que surgen de esta interacción también proporcionarán a los investigadores ideas novedosas sobre la mejor manera de construir de manera más saludable hábitos y prevenir enfermedades.

6. Aviación eléctrica

Actualmente, de acuerdo con datos del WEF, hay alrededor de 170 proyectos de aviones eléctricos en desarrollo, principalmente para viajes privados, corporativos y de cercanías. 

Los aviones eléctricos podrían proporcionar la escala de transformación necesaria y muchas empresas – Airbus o entidades como la NASA- están compitiendo para desarrollarlos. Los motores de propulsión eléctricos no solo podrían eliminar las emisiones directas de carbono, también podrían reducir los costos de combustible hasta en un 90%, el mantenimiento hasta al 50% y el ruido en casi un 70%.

7. Cemento sostenible

4 mil millones de toneladas de cemento son producidas cada año, pero para aumentar los urbanismos, se espera que esta meta pueda subir a 5 mil millones toneladas en los próximos 30 años. Actualmente, esta producción se hace mediante un proceso que requiere la quema de combustibles fósiles, lo que representa alrededor del 8% de las emisiones globales de CO2. Por esa razón, desde diversos sectores se está trabajando para encontrar soluciones que permitan reducir las emisiones de carbono. Una de ellas es ajustar el equilibrio de los ingredientes utilizados en el proceso de producción de cemento, mediante tecnologías de captura y almacenamiento de carbono que eliminen las emisiones.

8. Detección cuántica

Las computadoras cuánticas reciben toda la atención, pero los sensores cuánticos podrían ser igualmente transformadores, habilitando vehículos autónomos que pueden “ver” en las esquinas, sistemas de navegación subacuática, sistemas de alerta temprana para la actividad volcánica y terremotos, además de escáneres portátiles que monitorean la actividad cerebral de la persona durante la vida diaria. Los sensores cuánticos alcanzan niveles extremos de precisión explotando la naturaleza cuántica de la materia. En resumen, esta tecnología se basa en metrología de alta precisión basada en peculiaridades del reino subatómico.

9. Hidrógeno verde

A principios de este año se predijo que el hidrógeno verde se convertirá en un mercado de USD 12 billones para 2050. Se trata de un gas que puede contribuir a la descarbonización de la matriz energética e impulsar una minería y transporte marítimo más sustentable al reemplazar los combustibles fósiles.

10. La síntesis del genoma completo

Al comienzo de la pandemia de la COVID-19, científicos en China subieron la secuencia genética del virus (el plano para su producción) a bases de datos genéticas. Un suizo, luego, sintetizó el genoma completo y produjo el virus a partir de él, esencialmente teletransportando el virus en su laboratorio para su estudio, sin tener que esperar muestras físicas. Tal velocidad es un ejemplo de cómo la impresión del genoma completo es el avance de la medicina y otros esfuerzos. La síntesis del genoma completo es una extensión del campo de la biología sintética. Así, el diseño y la síntesis del genoma a esta escala permiten que los microbios sirvan como fábricas para producir no solo drogas, sino cualquier cantidad de sustancias.

97 millones de nuevos puestos laborales en el mundo generará la robotización revela un estudio del Foro Económico Mundial (WEF)

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?