Ver ediciones digitales
Compartir

La venta de acciones podría haber comenzado

Por: Financiero 28 Feb 2021

Las acciones han caído bruscamente, y la caída no debería sorprender a nadie. Las valoraciones de muchas acciones han alcanzado niveles históricamente elevados. Ahora que los tipos han subido, el mercado de acciones atraviesa un periodo de revalorización masiva, revela Michael Kramer, especialista de gestión de capital en un artículo escrito para Investing.com.


La venta de acciones podría haber comenzado
Los bancos, sin embargo, han sido uno de los grandes ganadores últimamente

Michael Kramer

Las acciones han caído bruscamente, y la caída no debería sorprender a nadie. Las valoraciones de muchas acciones han alcanzado niveles históricamente elevados. Ahora que los tipos han subido, el mercado de acciones atraviesa un periodo de revalorización masiva, revela Michael Kramer, especialista de gestión de capital en un artículo escrito para Investing.com.

El gran movimiento al alza ha sido impulsado por el concepto de que los tipos de interés bajos podrían expandir las ratios PER. Pero los tipos han subido fuertemente en las últimas semanas. Estos tipos más altos están encareciendo el mercado de valores en comparación con el rendimiento de los bonos. Si las acciones tienen que repetir este cambio en los tipos, eso podría resultar en una venta bastante pronunciada en el mercado de acciones, tal vez más del 20%.

El S&P 500 ha visto aumentar su ratio PER hasta su cota más alta desde los mínimos de marzo de 2020. De hecho, ha alcanzado niveles no vistos desde finales de la década de 1990, operando el S&P 500 ahora mismo a aproximadamente 22 veces las previsiones de ganancias a 12 meses de 176,03 dólares. Eso es lo más que ha subido la valoración en un múltiplo de ganancias a futuro desde principios de la década de los 2000.

Al valorar el S&P 500 sobre una base de rendimiento de ganancias en comparación con las expectativas de equilibrio de inflación a 10 años, uno encontraría que las valoraciones están en niveles extremadamente elevados. Con un diferencial actualmente del 2,5% frente a una media móvil de 200 días del 2,8% y una media histórica del 4,24% desde 1997, implicaría que la subida de los tipos de los bonos del Tesoro a 10 años y los TIPS a 10 años podría perjudicar a las acciones, lo que provocaría una revalorización masiva.

En los últimos cinco años, el diferencial medio entre las expectativas de equilibrio de inflación a 10 años y el S&P 500 se ha situado en torno a un 3,9%. Suponiendo que ese diferencial alcance la media histórica del 3,9%, el rendimiento de las ganancias del S&P 500 se elevaría a aproximadamente el 6%. Eso le daría al S&P 500 una relación PER de alrededor de 16.5, basado en ganancias a futuro de 176,03 dólares, el índice podría caer a aproximadamente 3.000, una caída de alrededor del 27%.

Parece que las acciones tecnológicas han experimentado mucha expansión múltiple en los últimos 12 meses y podrían ser las más afectadas en un entorno de revalorización desencadenado por la subida de los tipos. Las tasas de crecimiento significativas y constantes se han convertido en una red de seguridad para aquellos inversores que buscan un lugar para aparcar su dinero.

Por ejemplo, Amazon (NASDAQ:AMZN) cotiza a 3,2 veces las estimaciones de ventas a 12 meses, lo que se encuentra en el extremo superior de su rango histórico y muy por encima de su media de alrededor de 2. Mientras tanto, la ratio PER de NVIDIA (NASDAQ:NVDA) ha subido hasta aproximadamente 45 veces las estimaciones de ganancias a 12 meses y se encuentra en el extremo superior de su rango de 5 años.

Los bancos, sin embargo, han sido uno de los grandes ganadores últimamente. Si bien sin duda podrían ser arrastrados a una corriente descendente, es probable que se beneficien a largo plazo. La subida de los tipos en el extremo largo de la curva de rendimiento ha ayudado a empinar la curva considerablemente. Eso probablemente ayude a los ingresos de los bancos y los ingresos netos por intereses a aumentar los beneficios.

Acciones como las de JPMorgan (NYSE:JPM) o Bank of America (NYSE:BAC), aunque no están baratas en los niveles actuales tras un enorme repunte, sin duda podrían recuperar su atractivo en un retroceso más generalizado del mercado de valores. Especialmente si el entorno de subida de los tipos viene con un crecimiento económico continuo.

Sin duda, una reducción del mercado sería bienvenida tras la vertiginosa actividad de los últimos 12 meses. Tratar de predecir un retroceso nunca es fácil y no es una tarea a tomar a la ligera. Pero un entorno de subida de tipos y un mercado de valores tremendamente valorado parecen haberse unido para crear una tormenta perfecta.

La venta de acciones podría haber comenzado 0
La venta de acciones podría haber comenzado 1
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?