Ver ediciones digitales
Compartir

La ‘’tokenización’’ de los bienes raíces

Por: Financiero 26 Abr 2021

La tecnología blockchain ha empezado a incursionar en el sector inmobiliario. Uno de los proyectos que ejemplifican esto se llama RealT, la cual se apoya en la blockchain de Ethereum para tokenizar inmuebles en los Estados Unidos, lo cual genera oportunidades de inversión para adquirir propiedades tokenizadas y fraccionadas, según la información provista por el portal web Criptotendencias.


La ‘’tokenización’’ de los bienes raíces
El sector inmobiliario presenta oportunidades de inversión y generación de dividendos a través de aplicaciones blockchain

Redacción El Financiero

La tecnología blockchain ha empezado a incursionar en el sector inmobiliario. Uno de los proyectos que ejemplifican esto se llama RealT, la cual se apoya en la blockchain de Ethereum para tokenizar inmuebles en los Estados Unidos, lo cual genera oportunidades de inversión para adquirir propiedades tokenizadas y fraccionadas, según la información provista por el portal web Criptotendencias.

RealT vende propiedades inmobiliarias en Estados Unidos, pero éstas son fraccionadas en tokens digitales en la red de Ethereum; los tokens se valoran entre 50 y 150 dólares. Así, personas alrededor del mundo pueden comprar propiedades en el país norteamericano, y recibir utilidades por cada token adquirido.

Si, por ejemplo, una propiedad tiene un valor de 100.000 dólares, el título de la misma se dividiría entre 1000 tokens, con un valor de 100 dólares cada uno. Si alguien quisiera adquirir el 5% del inmueble, sería preciso adquirir 50 tokens por un total de 5.000 dólares, y empezar a recibir beneficios en base al porcentaje adquirido. En la mayoría de los casos reales de las propiedades tokenizadas por RealT, el retorno de la inversión ronda el 11% anual.

Quienes posean tokens en una propiedad recibirán ingresos derivados al alquiler de la misma, pagados directamente en sus wallets de xDai. Desde su lanzamiento, RealT ha logrado concretar 15 propiedades tokenizadas, con un valor promedio de 50 dólares por token. Por el momento, sólo se realizan inversiones en propiedades de residencia familiar, aunque se busca agregar propiedades comerciales, hoteles y complejos de oficina, para diversificar las ofertas y que sean atractivas para los inversores.

Funcionamiento de RealT
Cada propiedad se representa en un número finito de tokens, sobre los cuales los propietarios reciben ingresos por el alquiler, y les otorgan voto sobre las decisiones concernientes a la propiedad. Cada propietario podrá recibir dinero de forma diaria a través de su wallet xDai o Ethereum.

Por otro lado, cada propiedad de RealT cuenta con una compañía que administra el bien tokenizado, la cual se encarga de buscar inquilinos, cobrar alquiler y efectuar reparaciones sin preocupar a los propietarios del bien tokenizado. Bajo las leyes de los Estados Unidos las bienes raíces no pueden tokenizarse; sin embargo las entidades legales sí, por lo cual el inmueble pertenece a una Corporación de Responsabilidad Limitada (LLC) que se representa en tokens disponibles para su venta.

Situación del mercado de bienes raíces tokenizadas
Un panel virtual en la Security Token Summit, compuesto por Michael Flight de Liberty Fund, Jude Regev de Jointer.io y Mohsin Masud de AKRU, tocó el tema de las dificultades de incorporar activos regulados a blockchain, según informó el sitio web Cointelegraph

Cuando les preguntaron por qué las propiedades inmobiliarias tokenizadas generan tanta expectación, Flight señaló el tamaño del mercado y cómo pocos inversores pueden exponerse a él. “Tienes 280 billones de dólares en activos inmobiliarios, y los bienes raíces tokenizados permitirán que todos los inversores entren en esa clase de activos”, dijo. 

Mohsin estuvo de acuerdo, y señaló que los altos precios y las regulaciones tradicionalmente han mantenido a los inversionistas promedio fuera del mercado inmobiliario, además de compras como viviendas. “Queremos ofrecer estos valores, estos valores respaldados por activos, a personas que tradicionalmente no han tenido acceso”, opinó Mohsin. Sin embargo, las restricciones en la regulación han impedido que los experimentos al respecto se hayan masificado.

Según Jude Regev, el problema radica en llevar un activo regulado a un sistema descentralizado. Comparó los bienes raíces digitales actuales con el “papel digital”, y dijo que todos los requisitos legales y las barreras que rodean a los bienes raíces siguen siendo funcionalmente idénticos, independientemente del formato físico o digital; como resultado, los inversores no acreditados aún no pueden tener acceso. Del mismo modo, expresó sus dudas de que dichos tokens se incluyan en los exchanges o logren una liquidez significativa.

Por su parte, Mohsin Masud rechazó muchos de estos puntos, señalando que muchos productos respaldados por bienes raíces han logrado lograr una liquidez significativa. Además, señaló que hay 12,5 millones de hogares inversores acreditados en EE. UU. que podrían beneficiarse, incluso si los bienes raíces tokenizados no “democratizan” completamente el mercado.

Michael Flight también señaló el avance que ha habido para generar utilidades con bienes raíces tokenizados. Según él, Liberty está trabajando con el prestamista de criptomonedas centralizado Blockfi para permitir que los tokens respaldados por bienes raíces se utilicen como garantía, e incluso para ganar intereses como un activo que genere rendimiento.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?