Ver ediciones digitales
Compartir

La participación de la industria en las exportaciones brasileñas cayó 43% en 2020

Por: Financiero 07 Feb 2021

La participación de productos industrializados en las exportaciones brasileñas registró, en 2020, el peor resultado en 44 años. Una encuesta hecha por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) muestra que este índice fue del 43%, el más bajo desde 1977. En aquel año, fue del 41%. En la encuesta del CNI se incluyen tanto productos manufacturados, como semielaborados. La información fue reseñada en la web del medio sobre comercio exterior Comex Do Brasil.


La participación de la industria en las exportaciones brasileñas cayó 43% en 2020
Esta cifra es el peor resultado en 44 años, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19 y la desindustrialización brasileña

Redacción El Financiero

La participación de productos industrializados en las exportaciones brasileñas registró, en 2020, el peor resultado en 44 años. Una encuesta hecha por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) muestra que este índice fue del 43%, el más bajo desde 1977. En aquel año, fue del 41%. En la encuesta del CNI se incluyen tanto productos manufacturados, como semielaborados. La información fue reseñada en la web del medio sobre comercio exterior Comex Do Brasil.

El resultado del año pasado estuvo 8,6 puntos porcentuales por debajo del promedio de la última década. En promedio, los productos industrializados representaron el 51,6% de la canasta exportadora, entre 2010 y 2019. Durante la década del 2000, esta proporción se acercaba al 70%. 

“Es un resultado muy preocupante para la industria. La pérdida de valor agregado en la canasta exportadora de esta magnitud preocupa y refleja claramente la desindustrialización que vive Brasil. Este movimiento se viene dando desde hace más de una década y se ha acelerado en los últimos años, especialmente en 2020 ”, dice el director de Desarrollo Industrial del CNI, Carlos Eduardo Abijaodi.

La cifra total de exportación de productos industrializados fue de  90,1 mil millones de dólares en 2020. El valor representa una reducción de 16,2 mil millones de dólares, o -15,3% en comparación con el resultado de 2019. Y también el peor resultado desde 2009, año de la crisis provocada por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Ese año, las ventas de productos procesados ​​en el exterior totalizaron 87.800 millones de dólares.

Adicionalmente, los resultados de la encuesta del CNI muestran que la caída es generalizada entre los productos. De los 20 principales productos industrializados más exportados por el país, 13 registraron una caída en las ventas al exterior en 2020 respecto al año anterior. El mismo número de caídas de productos se ha visto en la última década.

La desindustrialización afecta el empleo y la masa salarial

Carlos Eduardo Abijaodi destaca que este proceso de desindustrialización afecta a la economía en su conjunto, y se refleja en la vida cotidiana de las personas, provocando una contracción del mercado laboral y de la masa salarial.

Para hacerse una idea, los datos del IBGE y del gobierno compilados por el CNI muestran que cada  1 mil millones de riales en exportaciones de la industria por año contribuye a sostener 36.004 empleos, y tiene un impacto de  4,4 mil millones de riales en la economía brasileña.

En agricultura, estos mismos 1 mil millones de riales en exportaciones por año sustentan 28.136 empleos, y generan 2.3 mil millones de riales para la economía. En minería, estas cifras son 21.556 puestos de trabajo y 3,4 mil millones de riales en la economía.

Ajustes necesarios para revertir la caída

Según el CNI, para ampliar la inserción internacional de empresas y productos brasileños, especialmente los industrializados, Brasil necesita urgentemente resolver problemas de dos tipos.

Por un lado, los problemas estructurales que ralentizan el progreso de Brasil, hacen que la economía esté menos industrializada, inhiben la creación de empleo y, en consecuencia, aceleran la competitividad internacional. Por otro, los desafíos específicos de la falta de una política de comercio exterior.

La agenda de comercio exterior involucra desde la mejora de su gobernanza, incluyendo la desgravación fiscal y la mejora del financiamiento, hasta la apertura comercial mediante acuerdos y la reducción de barreras a productos brasileños en mercados foráneos.

Brasil también debe fortalecer el sistema de defensa comercial para combatir las prácticas comerciales desleales, especialmente el dumping y el uso de subsidios en otros países que distorsionan la competencia dentro de Brasil, y avanzar en la agenda de integración con sus principales mercados estratégicos.

Las exportaciones caen en nueve de los 10 principales estados de Brasil

Entre los 10 mayores estados exportadores de Brasil, nueve de ellos registraron una caída en las exportaciones de productos industrializados en 2020 en comparación con 2019. En la década, ocho de ellos registraron una reducción en las ventas al exterior.

En términos de valores, São Paulo, Minas Gerais, Bahía y Rio Grande do Sul fueron los que perdieron más exportaciones de bienes industrializados en la década. Las reducciones fueron de 18.5 mil millones de dólares, 4.8 mil millones, 3.7 mil millones y 3.4 mil millones, respectivamente.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?