Ver ediciones digitales
Compartir

Empresas

La movilidad eléctrica en Panamá

Por: Financiero 27 Sep 2020

El concepto de movilidad eléctrica indica el uso de la electricidad como combustible primordial para la movilización de máquinas, lo cual permite una disminución en la contaminación ambiental. Esta es una de las razones principales por la cual se ha introducido esta modalidad en muchos países, a pesar de todo, los vehículos y máquinas de gasolina siguen dominando el mercado, pero con una tendencia a la baja ya que el modelo eléctrico poco a poco suplantará este método.


La movilidad eléctrica en Panamá
Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

El concepto de movilidad eléctrica indica el uso de la electricidad como combustible primordial para la movilización de máquinas, lo cual permite una disminución en la contaminación ambiental. Esta es una de las razones principales por la cual se ha introducido esta modalidad en muchos países, a pesar de todo, los vehículos y máquinas de gasolina siguen dominando el mercado, pero con una tendencia a la baja ya que el modelo eléctrico poco a poco suplantará este método.

Actualmente, este tipo de movilidad ofrece soluciones para viajes en bicicleta, motocicleta, vehículos y autobuses. Una de sus principales virtudes como nueva tecnología es que mejora la calidad de vida de las personas al no emitir gases tóxicos. Así mismo, los vehículos eléctricos evitan la emisión de millones de gases de efecto invernadero lo que ayuda sin duda alguna a combatir los efectos del cambio climático.

Esta tecnología se encuentra en constante evolución haciendo que la misma no solo sea más eficiente, sino que también tenga nuevos usos como en camiones, aviones y botes eléctricos que se encuentran en fase experimental, la cual marca el inicio de una movilidad totalmente eléctrica en el futuro.

En este sentido, empresas como Tesla, pionera de los vehículos eléctricos, han ido evolucionado con el tiempo en su gama de automóviles en cuanto a la duración de la batería y recarga, se hablan de modelos semi truck (camion con motor eléctrico) y el Tesla Roadster 2020, el cual podría cargarse completamente en menos de 30 minutos.

Por su parte, la empresa Boeing anunció dos prototipos de aviones eléctricos, uno para viajes cortos y otro para largos, se busca la menor cantidad de contaminación mediante viajes ecológicos y con mayor rapidez.

Existen unos 48 automóviles eléctricos registrados en Panamá, a su vez, la empresa MiBus (transporte masivo) ha dicho que planea introducir unos 195 buses eléctricos para 2021.

En Panamá, el gobierno nacional ha impulsado la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, la cual busca implementar el transporte completamente alimentado por motores eléctricos y así cumplir con los compromisos adquiridos en el acuerdo de París.

Esta estrategia propone cuatro áreas fundamentales: gobernanza, normativa, sectores estratégicos y educación, así como un marco legal que proponga el uso de vehículos eléctricos tanto públicos como privados.

De cumplirse con lo estipulado en esta hoja de ruta nacional, se habilitarían las condiciones para alcanzar las siguientes metas para el año 2030:

  • 10-20% de los vehículos privados serán eléctricos.
  • 25-40% de los vehículos privados vendidos ese año serán eléctricos.
  • 15-35% de los autobuses serán eléctricos.
  • 25-50% de los vehículos de flotas públicas serán eléctricos.

Estos objetivos se han trazado mediante un documento que desarrolla la infraestructura y logística necesaria para lograr un producto consensuado que permita una transición armónica y conveniente hacia la movilidad eléctrica.

Junto con esta iniciativa se encuentra el Proyecto de Ley No. 162 promovida por el diputado Edison Broce el cual tiene como nombre “Qué incentiva la movilidad eléctrica en el transporte terrestre” la cual busca regular legalmente todos los aspectos relacionados al tema. Entre sus aspectos importantes me llaman la atención los siguientes:

  • Los vehículos eléctricos estarían exonerados del pago de trámite de placa de circulación vehicular por un periodo de cinco años contados, a partir de la fecha de compra del vehículo.
  • Las instituciones estatales deberán ejecutar un plan de reemplazo de flota vehicular a eléctricos, así mismo los municipios deberán promover la instalación de estaciones de carga eléctrica. 
  • La Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) establecerá un proceso de reemplazo gradual de concesiones y certificados de operación de vehículos eléctricos, así mismo reglamentará el proceso de declaratoria de obsolescencia de baterías, motores y todos los componentes de estos vehículos.
  • Los edificios deberán permitir a costo del propietario, las salidas eléctricas para estaciones de carga en sus estacionamientos y sus permisos debidamente tramitados en la página web del municipio de Panamá.
  • La compra de electricidad se realizará a tarifa regulada y su reventa a libre oferta y demanda. Los equipos dispensadores deberán tener un sistema de generación de facturas que puedan ser enviadas al cliente de manera digital.
  • Las empresas que presten el servicio de estacionamiento podrán así mismo ofrecer el de carga eléctrica para tales vehículos libremente.

Definitivamente, la movilidad por conducto de motores eléctricos es una realidad, estamos enfrentando una pandemia en tiempos de innovación los cuales prometen cambios significativos tanto para los ciudadanos como para el medio ambiente.

Los vehículos eléctricos son la novedad del mercado en este sector, y en Panamá contamos con algunas unidades registradas que brindan un impulso tanto a la Ley como al plan de movilidad nacional eléctrica.

Para el 2030 se busca un reemplazo de vehículos impulsados por electricidad que predominen y se logren los compromisos con el acuerdo de París. Estamos seguros que la movilidad eléctrica cambiará el panorama y aportará un valioso recurso al cambio climático.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?