Ver ediciones digitales
Compartir

Tecnología

La industria minera invierte en Internet de las Cosas

Por: Financiero 07 Feb 2021

Las principales empresas mineras esperan invertir una parte considerable de sus presupuestos en Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), mientras que los principales inversores del sector ya están viendo beneficios tangibles, como mejoras en la salud, seguridad y productividad del personal. Así lo indica un nuevo estudio de Inmarsat, líder mundial en comunicaciones satelitales móviles, cuyas proyecciones cubren el período de los próximos tres años.


La industria minera invierte en Internet de las Cosas
La mayoría de las organizaciones mineras han visto un importante retorno de la inversión, tras un mayor despliegue de soluciones de IoT

Redacción El Financiero

Las principales empresas mineras esperan invertir una parte considerable de sus presupuestos en Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), mientras que los principales inversores del sector ya están viendo beneficios tangibles, como mejoras en la salud, seguridad y productividad del personal. Así lo indica un nuevo estudio de Inmarsat, líder mundial en comunicaciones satelitales móviles, cuyas proyecciones cubren el período de los próximos tres años.

Este nivel de inversión destinado al IoT la confirman como una tecnología fundamental de próxima generación, a medida que las empresas mineras siguen sorteando la pandemia de la COVID-19; las herramientas ofrecidas las hacen ser más resilientes, más flexibles, y rápidas para adaptarse y reaccionar al cambio.

Centrándose en los niveles de inversión en las tecnologías de la Industria 4.0, el estudio reveló que, en los últimos tres años, la computación en la nube, la ciberseguridad y el IoT han registrado el mayor porcentaje de inversión presupuestaria, con un total del 5,7%; 4,2% y 3,9%, respectivamente. Estas tres tecnologías mantendrán el mayor porcentaje de inversión en los próximos tres años, elevándose al 9,8%; 8,4% y 7,6%, respectivamente. Esto refleja los incrementos más amplios entre las demás tecnologías encuestadas, que incluyen el machine learning, la inteligencia artificial, y la robótica.

Un dato a resaltar es que las empresas mineras informaron que sus despliegues de IoT siguen teniendo un impacto positivo en sus resultados. Actualmente, el ahorro en los costos promedian un 5,1%. Se proyecta que, a futuro, el ahorro aumente en 7,7% en 12 meses, un 13,8%, y un significativo 18,9% en los próximos cinco años. 

Esto representa un incremento destacable respecto al estudio anterior, ya que, en 2018, las organizaciones mineras ahorraron, en costos, un 1,76%. Dichas cifras no sólo ilustran un inmediato retorno de inversión experimentado por el sector en los últimos años, sino también la confianza que éste tiene en el internet de las cosas para conseguir ahorrar en costos a largo plazo.

Nicholas Prevost, Director de Minería de Inmarsat, comentó sobre los resultados: “Las empresas mineras están empezando a confiar más en las tecnologías de IoT, y con la creciente adopción están empezando a ver un auge en el ahorro de los costos, entre otros beneficios tangibles. En los próximos cinco años, este retorno de la inversión crecerá aún más, garantizando que las empresas que inviertan en IoT sean las que lideren el grupo”. 

“Desde la perspectiva de la comunidad de inversores, la inversión en IoT es un buen indicador de la resiliencia, la eficiencia y el compromiso con la seguridad y la sostenibilidad de una organización minera. Estos son los tipos de indicadores que garantizarán que las empresas mineras puedan prosperar en el presente y en el futuro, especialmente a la luz de los desafíos que la COVID-19 ha provocado en la industria” añadió Prevost.

Por otro lado, el Director de Minería de Inmarsat también mencionó que las tecnologías satelitales existentes garantizan ser fiables y dar cobertura a zonas remotas, donde se desarrollan las actividades mineras. Además, declaró que “gozar de los beneficios de IoT depende de una serie de factores que contribuyen al éxito de su implantación: las competencias y el liderazgo adecuados, el compromiso con la ciberseguridad, el uso correcto de los datos y, quizá lo más importante, la conectividad adecuada. IoT depende de una serie de tecnologías de conectividad vinculadas entre sí, para funcionar de manera óptima”.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?