Ver ediciones digitales
Compartir

La gastronomía desde un punto de vista jurídico

Por: Financiero 11 Abr 2021

En definición simple podemos decir que la gastronomía es la relación de los seres humanos con su alimentación, siendo así, debemos mirarlo en un contexto más amplio ya que implica algo importante en nuestra subsistencia dentro de nuestras vidas.


La gastronomía desde un punto de vista jurídico

Enfoque jurídico

Darío González Martínez
Abogado corporativo
@dariolawyer

En definición simple podemos decir que la gastronomía es la relación de los seres humanos con su alimentación, siendo así, debemos mirarlo en un contexto más amplio ya que implica algo importante en nuestra subsistencia dentro de nuestras vidas. 

Se trata de poder alimentarnos, de poder tener energías suficientes para enfrentar nuestras actividades diarias, lo cual implica que debemos mantener la dieta balanceada para que nuestro organismo actúe de acuerdo con nuestras exigencias. 

Somos del criterio que los Estados deben procurar la seguridad alimentaria como prioridad en sus agendas de gobierno, ya que los ciudadanos vivimos de lo que podamos comer; y sin menospreciar el precio de cada cosa, sabemos que hay dificultades en cuanto la alimentación de las personas, quienes luchan en su entorno para poder llevar a su mesa un plato de comida 

La seguridad alimentaria hace referencia a la disponibilidad suficiente y estable de alimentos, su acceso oportuno y su aprovechamiento biológico, de manera estable a través del tiempo. 

Hay seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos para alcanzar una vida sana y activa.

Este es uno de los puntos fundamentales que los ciudadanos debemos exigir a los gobiernos: Alimentos básicos y necesarios dependiendo del país en donde nos encontremos, por lo general en Latinoamérica se consume arroz, carnes, pollo, frijoles, plátanos, pan, aceite, entre otros, los cuales forman  de la alimentación de todos nuestros pueblos.

Aspectos legales 

En el contexto jurídico, es preciso abordar la Gastronomía en la era digital, la protección de la Propiedad Intelectual de las investigaciones y desarrollos de nuestros creadores e investigadores, la gastronomía sostenible y su derivada esencial: la gastronomía solidaria, la responsabilidad social aparejada o la gastronomía saludable.

La seguridad alimentaria, el etiquetado y también nuevas formas de ejercicio de actividad que merecen una especial observación: las denominadas Dark Kitchen dirigidas al envío a domicilio, con sus ventajas competitivas frente al ejercicio común  de la actividad, el examen de sus niveles de calidad y seguridad alimentaria tanto en la manufactura, cocinado, elaboración, como en su transporte por las nuevas plataformas de mensajería (deliverys), y qué tratamiento y vigilancia ejerce la administración competente sobre ello.

Antes de señalar las vías de protección de la creación gastronómica que respaldarán al chef, el derecho y su contenido a reflejar este hecho en el contrato con el empresario o cliente, hay que verificar que la obra (receta, plato, técnica, preparación, presentación, etc.) es realmente protegible, pues el Derecho de Autor no existe en todos los casos.

El Derecho de Autor entra en juego cuando el profesional puede acreditar que no ha elaborado (reproducido) una receta que, considerada como universal o tradicional, sino que ha ido más allá, pasando a una creación real, nueva, con una elaboración más sofisticada a las preexistentes, o una transformación o evolución de una previa, o  la incorporación de nuevas técnicas de elaboración o tras un proceso de investigación técnico o científico demostrable.

 Es decir: Que podrá registrar o reclamar la autoría y protección de la receta o del plato cuando nos hallemos ante una creación original, cuando exista “altura creativa”. 

Es necesario hacer una mención específica a las creaciones de los profesionales con dependencia directa del empresario, como trabajadores de su empresa. En este caso, la normativa de propiedad intelectual a nivel latinoamericano es clara al establecer que, salvo pacto en contrario por escrito, se presume que los derechos de explotación de las creaciones gastronómicas del profesional se hallan cedidas en exclusiva a favor del empresario con el alcance necesario para el ejercicio de su actividad habitual. 

Dicho esto, para evitar situaciones de disputa en relaciones de prestación de servicios difusas o laborales encubiertas bajo formas aparentemente mercantiles, es esencial indicar de forma explícita la reserva sin límite alguno de los derechos de autor de las obras gastronómicas a favor del profesional.

Así, pues, podemos resumir que la gastronomía juega un papel importante en la vida de todos los seres humanos, quienes deben exigir a sus gobernantes los alimentos básicos necesarios para su subsistencia, por otra parte los derechos de autor y Propiedad Intelectual establecen las directrices de los platos innovadores de los chefs y los protegen en contra de plagios. 

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?