Ver ediciones digitales
Compartir

La fortaleza del dólar estadounidense acabará con el comercio de reflación

Por: Financiero 28 Mar 2021

El comercio de reflación ha estado en auge a medida que se han disparado los tipos de interés. Sin embargo, a causa de que algunas zonas de Europa están volviendo a implementar medidas de confinamiento, lo cual sumado a una política monetaria ultra prudente de los bancos centrales de todo el mundo, ha provocado que el dólar esté subiendo. Es probable que eso mate la reflación y el comercio impulsado por las materias primas en el mercado de valores, explica el analista Michael Kramer, en un artículo publicado en la web Investing.com.


La fortaleza del dólar estadounidense acabará con el comercio de reflación
Los mercados emergentes se han visto duramente perjudicados en las últimas jornadas de negociación debido al fortalecimiento del dólar

Michael Kramer

El comercio de reflación ha estado en auge a medida que se han disparado los tipos de interés. Sin embargo, a causa de que algunas zonas de Europa están volviendo a implementar medidas de confinamiento, lo cual sumado a una política monetaria ultra prudente de los bancos centrales de todo el mundo, ha provocado que el dólar esté subiendo. Es probable que eso mate la reflación y el comercio impulsado por las materias primas en el mercado de valores, explica el analista Michael Kramer, en un artículo publicado en la web Investing.com.

Las caídas ya han comenzado. Se han desplomado los precios del petróleo y el cobre, esto ha llevado a un alejamiento de la energía y los materiales. También es probable que conduzca a caídas de las acciones de las multinacionales, así como de los mercados emergentes. Incluso el sector financiero podría ser absorbido por esta situación, ya que los bancos han subido bruscamente.

Subida del dólar
Las ganancias del dólar se producen a medida que han ido subiendo fuertemente los tipos en Estados Unidos en las últimas semanas pues la perspectiva de un mejor crecimiento va tomando forma en Estados Unidos, mientras algunas partes de Europa luchan por recuperarse de la pandemia del coronavirus. Por lo tanto, los precios de las materias primas se han visto duramente castigados, ya que se ven afectados negativamente por la fortaleza de la divisa estadounidense y las preocupaciones en torno a que un crecimiento más débil lastre la demanda.

Esta debilidad ha trascendido al comercio de reflación, y varios sectores como el de la energía, el de industriales y el de materiales han experimentado una debilidad esta semana. Si el dólar continúa fortaleciéndose y persisten las preocupaciones en torno al crecimiento mundial, podría indicar el fin del comercio de reflación.

Además, los mercados emergentes se han visto duramente perjudicados en las últimas jornadas de negociación debido al fortalecimiento del dólar. Si el dólar sigue siendo fuerte, será un lastre aún mayor, haciendo descender los ETF como el iShares MSCI Emerging Markets (NYSE:EEM). Existe potencialmente un patrón bajista en el ETF EEM, conocido como patrón de cabeza y hombros. El ETF tendría que caer por debajo de 51,50 dólares para confirmar este patrón negativo, lo que indica que los precios seguirán bajando.

Los bancos también podrían flaquear

Las acciones de los bancos también se han visto sometidas a una gran presión a pesar de que el rendimiento de los bonos se estabiliza a niveles más altos y se amplían los diferenciales. El grupo se ha disparado, y al menos a corto plazo, está cotizando con mucha antelación.

Hace un par de semanas se observaron aumentos de la posición put del fondo Financial Select Sector SPDR® (NYSE:XLF) de las 33 puts con vencimiento el 16 de abril. Con el interés abierto aumentando alrededor de 25.000 contratos, los datos que muestran las puts se compraron en alrededor de 0,60 dólares por contrato. Esto sugeriría que el XLF caerá a aproximadamente 32,40 dólares a mediados de abril.

Acciones como las de Goldman Sachs (NYSE:GS) y Morgan Stanley (NYSE:MS) han subido casi en línea recta desde el 30 de octubre. Ambos descansan actualmente en una tendencia alcista significativa que podría conducir a una importante caída si se interrumpe. Además, ambos tienen un RSI divergente a la baja, lo que sugiere que el impulso de las acciones se ha vuelto bajista.

¿Es el final del comercio de reflación?

Si el dólar continúa fortaleciéndose, debilitará aún más el comercio de reflación, provocando un efecto dominó a través de diferentes partes del mercado de acciones. Junto con los tipos de interés más altos que también han impactado negativamente en el sector tecnológico, el mercado de valores podría verse en problemas.

Si los tipos comienzan a relajarse y desciende el dólar, eso permitirá que el comercio de reflación se reanude, impulsando las acciones de esos sectores a niveles aún más altos. Pero en ausencia de una reversión del dólar o de los tipos de interés, el comercio de reflación podría haber terminado. Es probable que sea una noticia terrible para el resto del mercado de valores.

Qué es la reflación

La reflación es un escenario donde el Estado estimula artificialmente la economía con el fin de superar una recesión. Para ello, se utiliza la política fiscal y/o monetaria.

El objetivo de la reflación es crear inflación mediante los estímulos fiscales y monetarios por el temor a entrar en deflación. El impulso del Gobierno puede darse a través de un incremento de la base monetaria o de una rebaja de impuestos. Ambas acciones generan que la población demande más productos y servicios.

En una reflación, el objetivo principal del Estado es elevar el consumo y la producción para así acelerar el crecimiento de la economía y evitar entrar en una espiral deflacionista.

La fortaleza del dólar estadounidense acabará con el comercio de reflación 0
LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?