Ver ediciones digitales
Compartir

Management

¿La COVID-19 destruyó su plan de marketing?

Por: Financiero 01 Nov 2020

“Hablé con uno de mis clientes en marzo, y me contó cómo se estaban adaptando a los cambios en su negocio, debido a la pandemia de la COVID-19 y los efectos económicos relacionados. Algo que llamó mi atención en lo que comentó; se alegró de no haber completado un plan de marketing anual ya que toda esa planificación, y cualquier inversión subsiguiente, habría fracasado”, dice Jim Ewel, presidente y fundador de AgileMarketing.Net, es una de las voces líderes en marketing ágil.


¿La COVID-19 destruyó su plan de marketing?
Lea 5 consejos de un experto en la materia quien resalta la importancia de la planificación constante

“Hablé con uno de mis clientes en marzo, y me contó cómo se estaban adaptando a los cambios en su negocio, debido a la pandemia de la COVID-19 y los efectos económicos relacionados. Algo que llamó mi atención en lo que comentó; se alegró de no haber completado un plan de marketing anual ya que toda esa planificación, y cualquier inversión subsiguiente, habría fracasado”, dice Jim Ewel, presidente y fundador de AgileMarketing.Net, es una de las voces líderes en marketing ágil.

Hoy en día, la mayoría de las organizaciones se han adaptado, para bien o para mal, a los efectos iniciales de la pandemia. Pero, ¿qué es lo que sigue? Mientras lee esto, el mundo está empezando a ver un resurgimiento de los casos de COVID-19, tanto en los Estados Unidos como en Europa. El mercado bursátil ha caído por cuatro semanas consecutivas, debido a la incertidumbre sobre la economía futura. Incendios, huracanes y disturbios civiles han impactado a muchas personas y a muchos negocios.

No sabemos lo que nos depara el futuro, no obstante, podemos prepararnos para él. A continuación, cinco sugerencias específicas sobre cómo evitar que su plan de marketing sea destruido, y con él, su negocio, aconseja Jim Ewel en su columna de opinión de la revista CEOWORLD.

Planificar siempre

Olvídese de los planes anuales de marketing.  Requieren demasiado trabajo, y un mes o dos más adelante, cuando ocurra la siguiente pandemia, recesión o desastre natural, serán irrelevantes. En su lugar, planifique con no más de un mes o un trimestre de anticipación

“Planificar siempre” es una habilidad organizacional, y aquellas organizaciones que la perfeccionen, estarán mejor preparadas para lo que les depare el futuro.

¿Debería contar con estrategias que llevarán más de un mes o un trimestre para su ejecución? Por supuesto, pero esté preparado para cambiarlas cuando sea necesario, y construir sus planes de ejecución de estrategias en plazos más cortos.

Presupuestar siempre

A los CFOs y contadores les encantan los presupuestos anuales. Pero, seamos sinceros; si sus ingresos caen dramáticamente, los CFOs y contadores tendrán que recortar su presupuesto. Prepárese tanto para la caída de los ingresos, como para las nuevas oportunidades, aprendiendo a dirigir su organización con presupuestos mensuales o trimestrales.

“Presupuestar siempre” es otra habilidad organizativa que le ayudará a prepararse para lo desconocido.

Poner a prueba en todo momento

Además de renunciar a los planes de marketing anuales, en lugar de hacer grandes compras en los medios de comunicación, es recomendable hacer compras más pequeñas, probando sus mensajes y posicionamiento, para luego ajustarse. Esto fue útil, por ejemplo, cuando la COVID-19 impactó porque no tenían compromisos a largo plazo, y podían reducir sus gastos rápidamente. También permitió probar rápidamente los nuevos productos que introdujeron como resultado de la pandemia.

Hay otro beneficio cuando se hacen pruebas continuamente; usted tomará mejores decisiones. Estas se basarán en los datos y el feedback del mercado, en lugar de basarse en la opinión de un tercero.

Adaptarse a la nueva normalidad

Incluso previo a la pandemia, los comerciantes se esforzaban por adaptarse a los cambios en el entorno empresarial; el cambio a lo digital, el impacto tecnológico, y el cambio que supone el poder para el comprador. La pandemia ha acelerado estos cambios e introducido otros nuevos. No hay vuelta atrás. Habrá más gente trabajando desde casa. Más reuniones serán virtuales en vez de presenciales. Más gente hará compras en línea. En resumen, nos espera una nueva normalidad.

Las organizaciones deben amoldarse a esta nueva normalidad; ¿Qué significan estos cambios para su negocio? ¿Qué nuevas oportunidades presentan? ¿Qué nuevas amenazas? Ajustarse a ella, no a través de un nuevo plan, sino con una serie de pequeños cambios. Ponga a prueba cada uno de ellos, y adáptese.

Crear un equipo y un plan de marketing preparados para desastres

Así como su empresa tiene un plan para abordar un desastre natural, ya sea un huracán o un terremoto, su marca debe tener un plan para hacer frente a los eventos y desafíos inesperados que la perjudican, como el caso de la crisis mundial a causa de un virus.

Forme un equipo de marketing preparado para desastres, y asegúrese de que tengan todas las habilidades necesarias para responder. Establezca las expectativas de cómo operará el equipo, y llame a los procesos antes de que ocurra el desastre. O quizás lo más importante, defina de antemano cómo se tomarán las decisiones.

Este equipo también puede ser considerado como uno que se prepara para las oportunidades. ¿Cómo es que Zoom creció tan rápido en comparación con sus competidores, cuando todos precisábamos movernos hacia las reuniones virtuales? ¿Cómo despegó Teledoc durante la pandemia?; planificar para lo inesperado puede ser un gran beneficio para su negocio.

Consejo disimulado

¿Le suena familiar alguno de estos consejos? Si es así, puede que esté haciendo uso de Agile en su práctica de marketing. Estas prácticas, y muchas otras, están en el espíritu de Agile. Este se ha construido para manejar lo inesperado.

Los escépticos pueden argumentar que Agile es solo otra tendencia, o peor aún, un enfoque restrictivo que funciona para el desarrollo de software, pero nunca para la comercialización. Sin embargo, Agile no se trata de técnicas de gestión como Scrum o Kanban. Claro que estos procesos ayudan, pero el Agile marketing empuja a los equipos más allá, con prácticas que le permitirán hacer frente a la próxima pandemia o desastre.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?